El sentimiento de comunidad no existe en esta "comunidad"

7 de julio de 2005

Resultan especialmente interesantes las conclusiones finales. A ver si esta encuesta les sirve a los de la Junta para darse cuenta de que, por mucha Fundación Villalar y muchos millones que gasten, no van a crear un sentimiento inexistente. Los sentimientos no entienden de talonarios. En todo caso, llama la atención que haya más sentimiento regional leonés en Salamanca que en León y Zamora, cuando la experiencia nos dice lo contrario. En fin, yo no soy de los que confían en las encuestas, pero ésta se agradece.

La Opinión de Zamora
Manuel Alcántara, Catedrático de Ciencia Política y coordinador del Barocyl 2005: «Valladolid es la gran beneficiada de la autonomía y las perdedoras Zamora y Soria» «Veinte años de Comunidad no han servido para generar un sentimiento de identidad»
E. V. S. (Ical)
El catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Salamanca y coordinador del Grupo de Investigación de Opinión Pública de Castilla y León, autor del Barocyl 2005, Manuel Alcántara, afirma que después de 20 años la autonomía no ha servido para generar un sentimiento de identidad regional entre los castellanos y leoneses.
«Existe la percepción de que Valladolid es la gran beneficiada de este invento y que hay dos provincias perdedoras: Zamora y Soria»
- ¿A qué cree que se debe la apatía y la falta de interés político puesto de manifiesto por el barómetro?
- La Comunidad Autónoma está desesperanzada. La gente no ve el futuro como algo maravilloso para sus hijos y para desarrollar sus proyectos personales y es debido a que considera que aquí no se crea empleo, que el que hay es no es estable y que sólo en empleo del funcionariado es cierta garantía de futuro. Todo lo que no sea esto se ve con pesadumbre y se proyecta en el segundo problema que se percibe, el envejecimiento y la despoblación. Otra idea es que en la Comunidad Autónoma, con 20 años largos, existe la percepción de forma mayoritaria de que Valladolid es la gran beneficiaria de este invento y de que además hay dos provincias perdedoras: Zamora y Soria. La autonomía ha traído a esta región un nuevo centralismo, antes era el madrileño y ahora el de Valladolid. Es interesante, porque Valladolid es la única provincia que percibe el futuro con cierto optimismo, frente a las ocho restantes.
- Los resultados del estudio contrastan con los éxitos que presentan los dirigentes políticos, por ejemplo con el descenso del desempleo.
- Pero una cosa es que el paro descienda y haya resultados a corto plazo y otra que se vea el futuro como que aquí se va a crear empleo. Aquí desciende el paro, pero no se evalúa en los resultados del ministro Caldera el flujo de jóvenes que se van fuera de la región. Aquí no hay desempleo porque la mayoría de nuestros estudiantes está en Madrid o Barcelona o se han ido fuera del país. La gente que vive en Castilla y León, un profesional medio, tiene una calidad de vida maravillosa, otra cosa es cuando se les pregunta por el futuro de sus hijos y lo ven muy negro.
- Pero sí existe sentimiento de provincia.
- Existe la idea de que la Comunidad ha crecido para favorecer a una provincia, además, que después de 20 años no se sepa quién es el presidente de la Comunidad indica que la institucionalidad de la región es muy baja. Con relación a la identidad, mayoría de la gente se identifica con su provincia, mucho más que con ser castellano y leonés; la segunda probabilidad es que digan que son españoles, pero nunca van a decir que son castellanos y leoneses, esto es muy diferente a otro tipo de comunidades históricas y llevamos más de 20 años de autonomía. La autonomía no ha servido para generar un sentimiento de identidad, la gente no ve con orgullo ser un castellano y leonés.( es que, o se es una cosa, o se es otra, pero no las dos a la vez)
- Respecto al bajo nivel de institucionalidad y a que los políticos no son reconocidos por la ciudadanía, ¿qué se está haciendo mal?
- No creo que sea un problema de que alguien esté haciendo mal los deberes. Probablemente hay una parte de responsabilidad de los políticos de Castilla y León, es evidente que los políticos con más incidencia han utilizado la región como trampolín para hacer política nacional, desde Aznar a Lucas, es gente que en principio está poco comprometida con la Comunidad, en su escala de valores es más importante ser ministro que ser presidente de la región. Esto es impensable en un catalán, en un vasco o en un gallego, nadie dejaría de ser lehendakari o ser presidente de la Generalitat por ser ministro en Madrid, sin embargo aquí sí. Hay un problema de liderazgo muy serio y también un problema de nuestra cultura política, somos como somos y es muy difícil cambiar en poco tiempo. Esta región nunca ha tenido modificaciones demográficas importantes, no ha venido gente de fuera que haya cambiado la estructura social, el pensamiento... sino que existe un pensamiento muy castizo y arraigado, un impacto muy fuerte de la inmigración genera un híbrido diferente y cambios en las pautas tradicionales que no se han vivido en esta Comunidad Autónoma.
- ¿Significa eso que existe relación directa entre la pirámide de población envejecida de Castilla y León y la pervivencia de posturas conservadoras?
- Sí, si hubiéramos recibido por ejemplo 300.000 inmigrantes en los últimos años, habríamos cambiado mucho. Las pautas estarían cambiando en mucho sentidos.
- ¿Que no exista sentimiento regional significa que la batalla está perdida, si en 20 años no ha calado el mensaje?
- Diría en parte que sí, que aquí el modelo de estado de las autonomías ha funcionado. Hay territorios de España que van a una velocidad muy distinta a nosotros, incluso territorios no necesariamente vascos ni catalanes, sino en Andalucía, donde hay un sentimiento de pertenencia a lo andaluz muy más fuerte que nosotros, y es una comunidad de habla castellana, donde no hay una identidad lingüística fuerte como en Cataluña y Galicia.
- El estudio también aborda la configuración de la Comunidad Autónoma y la posibilidad de que hubiese más o menos provincias
- Resulta interesante. Nos ha parecido curioso de que un sector del oeste de la Comunidad, Salamanca, Zamora y León, no concibieran mal un escenario en el que estuvieran agrupadas. No hay una línea clara que permita decir algo a propósito de ese modelo porque cuando se les pregunta por el modelo de organización territorial perfecto, la mayoría de la gente dice que un estado de comunidades autónomas como el actual, lo dice el 60%. Sin embargo, esa pregunta no está avalando la actualidad, sino avalando la idea de que nos quedemos como estamos.
- ¿Eso significa el modelo autonómico actual está consolidado?
- No, la palabra consolidado es una respuesta muy positiva y no creo que ese sea la cuestión aquí. Lo que aquí está reforzado es el statu quo. Si volviéramos al estado no autonómico, de antes del 78, la gente también estaría a gusto. No creo que en la cabeza de la gente éste sea un tema fundamental. Cuando se pregunta si debería haber una comunidad entre León, Zamora y Salamanca, el 42 por ciento de la gente de Salamanca lo ve eso bien, en Zamora y León el 31 por ciento.
- De las conclusiones a las que ha llegado el barómetro cuál es la que más le ha sorprendido?
- Que la segunda institución menos valorada sea la Iglesia católica. Es lo que más me ha chocado, la menos valorada son los partidos, que es lo más habitual en todos los sitios, pero la segunda menos valorada es la Iglesia, está peor valorada que la Justicia, el Gobierno autonómico, que los sindicatos, la monarquía, las fuerzas de orden público...

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails