8.- EL FUERO JUZGO, Y 7.- LA CREACIÓN DE CASTILLA Y LEÓN (DIEZ MOMENTOS DECISIVOS DE LA HISTORIA DE LEÓN II)

29 de enero de 2014

La semana pasada no hubo programa debido a la entrevista a Miguel Ángel Revilla, así que hoy hemos retomado la serie "Diez momentos decisivos de la historia de León". Como sabéis, vamos en orden inverso de importancia (de menos a más importante), así que en el programa de hoy tocaban el 8º y el 7º. 

8º.-El Fuero Juzgo

¿Por qué escogemos el Fuero Juzgo? ¿Por qué fue tan importante para el reino de León? Pues porque fue la legislación básica de este reino desde sus mismos comienzos hasta mucho después de su unión con Castilla. Jugando con los anacronismos, podría decirse que era la Constitución del reino de León. Fue tan importante su vinculación al reino leonés que todavía en el siglo XIII y XIV fue conocido por el nombre de “el Libro Juzgo de León” o, sencillamente, “el Libro de León”. 

Fue en la capital leonesa donde estaba el llamado “Tribunal del Libro”, que era un tribunal superior de justicia al que podían apelar sentencias de tribunales inferiores, lo que convirtió a la ciudad en la capital jurídica de la corona leonesa incluso después de su unión con Castilla en 1230. Ese tribunal tuvo su sede en San Isidoro, para pasar a la portada de la Catedral, en la columna donde pone "Locus Apellationis". El Fuero Juzgo estuvo vigente como ley superior del reino desde Alfonso II de Asturias (+842)  hasta el ordenamiento de las Cortes de Alcalá de 1348, es decir, más de 500 años. El libro era considerado tan importante que aparecía representado en el anverso de los sellos del concejo de León, junto a dos personas en actitud de jurar sobre él.

El Locvs Apellationis, con heráldica posterior a 1230.
Las Hermandades del Reino de León, de las que ya hablamos, llegan a poner al Fuero Juzgo por encima de las leyes del rey. El contenido del Liber, resultado de la combinación de elementos legislativos germánicos y romanos, puede calificarse de derecho romano vulgar.

El Liber Iudiciorum o Fuero Juzgo fue promulgado en el año 654 por el rey visigodo Recesvinto. Compilaba las leyes necesarias para la resolución de conflictos que se les podían plantear a los jueces. Constaba de 12 libros, y siguió vigente tras la invasión musulmana en el reino de León en sentido amplio, en Cataluña y entre los mozárabes, aunque no se descarta que su vigencia fuera mucho mayor. Sí está claro que los castellanos no aceptaron el Fuero Juzgo, prefiriendo el derecho de costumbre (no escrito y por lo tanto, más arbitrario) 

En el reino de León, el Libro fue conocido como el "Libro de León", o "Libro Iulgo de León", mientras que en otras zonas recibía el nombre de "Fuero Juzgo". Dada su importancia, fue traducido al leonés en varias ocasiones, y puede que ya en época de Alfonso IX. Tenemos noticias de la existencia de ocho o nueve ejemplares en lengua asturleonesa, alguno de los cuales todavía se conserva. Hay más ejemplares en leonés que en cualquier otra lengua. Tenéis más información sobre la literatura jurídica en leonés en este enlace.


7º-La creación de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Un acontecimiento de innegable importancia, ya que empezó en 1983, y seguimos inmersos en él. Ha marcado el pasado reciente y el presente de León, y salvo sorpresas seguirá marcando el futuro.

Antes de esta autonomía León formaba parte de la región leonesa, región histórica compuesta por las provincias de León, Zamora y Salamanca, y que había sido creada por Javier de Burgos en 1833 (al mismo tiempo que creó las actuales provincias). Por eso me hace gracia cuando se habla de “historia de Castilla y León”, porque habría que empezarla en 1983, y llevarla más atrás es caer en el anacronismo interesado.  

A la muerte de Franco, y durante la llamada Transición democrática, se dispone la descentralización creando las autonomías, con unas competencias tan fabulosas que las acabaron convirtiendo en lo que son hoy, auténticos estados federales con nombre maquillado. Al principio se había supuesto que sólo accederían a la autonomía las llamadas “nacionalidades históricas” (Cataluña, País Vasco...), y que el resto (Región Leonesa incluida) seguirían dependiendo de Madrid. Al final se impuso el “Café para todos” y acabaron creándose  las17 autonomías actuales. 

Sorprendentemente, al iniciarse la carrera autonómica los políticos leoneses se quedaron literalmente “a verlas venir”, con lo que otros les tomaron la delantera, creándose en junio de 1978 el ente preautonómico de Castilla y León, que incluía a las actuales provincias más La Rioja y Cantabria. Estas dos últimas poco después abandonaron el ente y se constituyeron en sendas autonomías propias.

En León las encuestas revelaban que la inmensa mayoría de la población estaba en contra de la unión con Castilla, y que se preferían otras opciones: León solo, con Zamora y Salamanca, con Asturias...
Al principio tanto el CDS como AP e incluso gran parte del PSOE (con Baldomero Lozano a la cabeza) estaban en contra de la unión con Castilla, y sólo el Partido Comunista estaba a favor. Sin embargo, y sin que se sepan bien las razones, comenzaron a cambiar de opinión, e incluso se presionó a los alcaldes de estos partidos para que votaran a favor de la integración con Castilla.

Al final ya sabemos cómo acabó la historia: en 1983 se hizo el Estatuto de Autonomía, incluyendo a las nueve provincias que todos conocemos, es decir, uniendo a la región leonesa y a parte de Castilla la Vieja. Segovia se segregó, pero se reintegró en Castilla y León mediante una Ley Orgánica (es decir, “por narices”). La Diputación de León votó ese mismo año a favor de la segregación, pero le fue vetada esa opción desde las más altas instancias judiciales del Estado.

Os podéis descargar el programa en mp3 en este enlace.

La manifestación leonesista de 1984, que llegó demasiado tarde y que a pesar de juntar a más de 90.000 personas ni siquiera recibió una mención en los medios nacionales ni "regionales". 

ADELANTO DE "LA VOZ DEL CONCEJO" Y CHARLA SOBRE LOS CONCEJOS VECINALES

27 de enero de 2014

Os adjunto la interesante charla sobre los concejos vecinales que impartió el catedrático Laureano M. Rubio en la Fundación Cerezales en el marco de Sendas '13. El acto, con el aforo lleno, fue introducido por Nicolaś Bartolomé (Asociación Faceira), Isabel Medarde (Bambara Zinema), y Silvia Martínez Cantón (Confederación Española de Centros y Clubes UNESCO) y al inicio también se presentaron las primeras imágenes del que será el documental "La Voz del Concejo". 
Es un vídeo largo, pero si estáis interesados en el tema os parecerá imprescindible. Además, Laureano lo explicó todo de forma muy amena y con sentimiento. 

La Voz del Concejo en Sendas´13 _ Fundación Cerezales from Fundación Cerezales on Vimeo.

GRIPENET: UNA RED COLABORATIVA PARA MONITORIZAR LA GRIPE

20 de enero de 2014

Aunque no tiene mucho que ver con los contenidos habituales de este blog, me gustaría recomendaros que colaborarais con GripeNet, un proyecto que pretende monitorizar en tiempo real y con gente real la extensión de los procesos gripales. La idea ya existe desde hace un tiempo: en 2003 se creó "Influenzanet" en los Países Bajos, que constituyó todo un éxito, ya que desde entonces viene monitorizando la extensión de la gripe en nada menos que once países.  Dentro de ese proyecto se integra GripeNet, que es la versión española,  desarrollada en 2012 por el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza.

Lo curioso de este proyecto es que se puede apuntar cualquier persona que disponga de una conexión a Internet, con lo que se obtienen datos en tiempo real, lo que es muy valioso para los investigadores. Para colaborar basta con registrarse en la página y rellenar un formulario. Así se crea un perfil personalizado, y cada semana se enviará a tu email la dirección para completar un formulario de síntomas, en el que no hay que escribir nada, ya que consiste tan sólo en marcar unos recuadros con los síntomas que hayas experimentado tú y la gente de tu entorno (si los hubiere). 

En la provincia de León no hay mucha gente apuntada, pero en la de Zamora no hay nadie, y en Salamanca sólo en la capital, así que a ver si os animáis: yo ya llevo colaborando desde 2012, y creo que no me he saltado ninguna semana, con lo que llevo acumuladas una buena cantidad de medallas (una cosa simbólica con la que recompensan a los colaboradores más cumplidores y veteranos). 


Tal y como dicen en la página: 

"Participando en GripeNet, estás colaborando con un proyecto científico destinado a mejorar nuestro conocimiento sobre los mecanismos de transmisión de la gripe con el objetivo de prevenir epidemias, minimizar sus efectos sobre la población y mejorar la respuesta del sistema público de salud ante la enfermedad."

DIEZ MOMENTOS DECISIVOS DE LA HISTORIA DE LEÓN (I): 10.-ZAPATERO, Y 9.-LA GUERRA DE INDEPENDENCIA

15 de enero de 2014

Hoy nuestro espacio en Radio León Cadena SER ha sido un tanto especial, porque hemos iniciado una serie "top ten" que en principio constará de cinco programas, en los que iremos hablando de los diez momentos más decisivos en la historia de León. Por supuesto es una lista totalmente subjetiva, que puede parecer polémica en algunos puntos, pero debéis tener en cuenta que es sólo un divertimento. Seguiremos orden inverso de importancia, y en cada programa trataremos dos momentos. 

10. JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO.

Los dos mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero fueron un momento histórico para León, porque fue la primera vez que un leonés alcanzó la presidencia del gobierno, lo que levantó muchas ilusiones y expectativas entre la gente, dado el incumplimiento de promesas electorales de anteriores presidentes (recordemos, por ejemplo, la escuela de pilotos). Aunque Zapatero nació en Valladolid, fue algo más bien incidental, ya que su familia es de origen leonés, y aquí desarrolló toda su vida política y social hasta ese momento. 

El primer mandato como presidente fue desde la primavera de 2004 hasta el mes de marzo de 2008, y el segundo fue incompleto, ya que adelantó las elecciones al 20 de noviembre  de 2011.
Fue en la primera de estas etapas cuando más ilusiones despertó entre sus paisanos: sólo hay que recordar el histórico Consejo de Ministros en el Hostal de San Marcos en julio de 2004. Histórico porque se hizo fuera de Madrid, y porque los temas que se trataron fueron leoneses en su mayoría. Sin embargo pronto se hizo evidente que algunas promesas estrella del programa electoral de 2004 no se iban a cumplir como, por ejemplo, desmantelar el Campo de Tiro del Teleno, o eliminar los peajes de las autopistas leonesas.

Zapatero presentó el llamado Plan Oeste, cuyo objetivo debía ser revitalizar la región leonesa, es decir, las depauperadas provincias de León, Zamora y Salamanca: tenía 117 puntos que constituían otras tantas promesas, entre ellas la autovía entre Montamarta y Mombuey, la Benavente-Palencia, la vía rápida entre La Bañeza y Braganza, pasando por Puebla de Sanabria, la prolongación de la A-11 desde Zamora hasta la frontera con Portugal, reabrir la línea férrea de la Vía de la Plata, Circuito de Velocidad de La Bañeza, etc., etc. Muchos de estos puntos no se cumplieron, lo que hizo que el Plan Oeste fuese denominado "el mayor engaño electoral de la historia de la democracia" por el PP, aunque claro, eso fue antes de la llegada de los populares al poder y de su flagrante incumplimiento de su programa electoral (sería mejor que los partidos políticos imprimieran los programas en papel higiénico...)

Pero no todo son sombras en su gestión relacionada con León: se amplió el Aeropuerto, se hizo el Inteco, la Ciudad de la Energía de Ponferrada, la supresión del paso a nivel del Crucero, el Centro de Referencia Estatal de Discapacitados de San Andrés del Rabanedo, la Unidad Militar de Emergencias (UME), la sede del Grupo Rural de la Guardia Civil en la Virgen del Camino, la autovía Ruta de la Plata entre Salamanca y Zamora, la creación del Instituto de la Pizarra...

Hay cosa que no quedaron completadas, o que todavía están a medias o abandonadas, como el  Palacio de Congresos, el Emperador (que iba a ser el Centro Nacional de las Artes Escénicas y de las Músicas Históricas), la Alta Velocidad (que acumula retrasos), el Plan E, etc., etc. Podríamos estar hablando hasta mañana de cumplimientos e incumplimientos, porque sobre todo el Plan Oeste era muy amplio.

En cualquier caso, con sus luces y sus sombras, y nos guste más o menos, los mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero fueron un momento histórico para nuestra tierra.

9.GUERRA DE INDEPENDENCIA (1808-1813)

Fue un hecho vital para la historia de España, y León fue escenario decisivo de esta guerra, como puerta del Noroeste de la Península.

El 24 de abril  de 1808 llegaron a León noticias de unos edictos publicados en Madrid en los que se exaltaba a Carlos IV y se vituperaba a su hijo, el futuro Fernando VII. Los leoneses se indignaron y proclamaron monarca a Fernando VII en una especie de desfile. A pesar de lo que digan algunos, ese día no hubo una declaración de guerra contra Francia, a la que todavía se consideraba aliada de España. 

Los leoneses sí que reaccionaron rápidamente ante la llegada de las noticias de lo ocurrido en Madrid el 2 de mayo de ese mismo año, enviando un mensajero para alertar al vecino reino de Galicia del peligro que se cernía sobre esta parte del país. 

El 30 de mayo se creó la primera Junta General de Defensa del Reino de León, que tomó iniciativas como pedir paz y alianza a Inglaterra frente a Francia. Esta Junta leonesa tuvo continuos problemas y choques con la Junta de Castilla la Vieja.

La derrota de Rioseco llevó a los ejércitos anglohispanos a retirarse a Asturias y a Galicia , dejando el centro de la provincia a merced de los franceses: el Bierzo y la montaña, sin embargo, quedaron en poder de los guerrilleros.

Persiguiendo a los ingleses llegó Napoleón a Astorga el 31 de diciembre de 1808 Napoleón. Dice la leyenda que se alojó en el Palacio Episcopal (no el actual, obra de Gaudí) y que allí estuvo a punto de sufrir un atentado que de haber triunfado habría cambiado la historia de Europa.

Otro hito en nuestra provincia se produjo el 3 de enero de 1809, con la batalla de Cacabelos: el ejército inglés estaba en retirada desde Astorga a la Coruña, y al descubrir las bodegas bercianas cometieron toda una serie de tropelías y desórdenes (borracheras, etc.). Tuvieron que enfrentarse a los franceses en  el puente de Cacabelos: hubo casi el mismo número de bajas en ambos bandos, pero un francotirador mató al general francés Colbert, lo que supuso un giro en la contienda.

Si hubo un sitio de la provincia del que podamos estar orgullosos en esta guerra fue Astorga, que sufrió un durísimo sitio del 23 de marzo  al 24 de abril de 1810. La defensa fue heroica, aunque finalmente los astorganos fueron vencidos. Por si fuera poco, la ciudad sufrió un segundo sitio en 1812.

Muy diferente fue el papel jugado por la ciudad de León, que quedó desarmada, ya que sus jóvenes tuvieron que servir en el cuerpo de voluntarios, por lo que fue ocupada alternativamente por franceses y españoles en varias ocasiones. Cuando los franceses abandonaban la ciudad, la retomaban los españolas , que no dudaban en abandonarla de nuevo en cuanto se veía asomar a los galos. En 1810 los españoles llegaron a entrar en los suburbios de León, pero se vieron obligados a retirarse por "la ayuda prestada por los vecinos a los franceses", lo que no deja en muy buen lugar a los patriotas leoneses. 

Hubo muchas más acciones de guerra, casi siempre a pequeña escala, pero los franceses no abandonaron definitivamente la provincia hasta el mes de junio de 1813.

Podéis descargaros el programa en mp3 en este enlace.

LOS CONCEJOS, PEDANÍAS Y JUNTAS VECINALES

13 de enero de 2014

Hace unas semanas los chicos de Música con Tsume me pidieron un breve texto explicativo sobre lo que son las juntas vecinales, concejos y pedanías para incluirlo en su anuario de 2013 (que se puede descargar en este enlace). Como he observado que es un tema que mucha gente desconoce (sobre todo en las ciudades), aquí os lo dejo, con algunas ampliaciones y modificaciones:

En algunas zonas de España es habitual que cada pueblo tenga su correspondiente ayuntamiento. Sin embargo no es lo ocurre en el norte, y muy especialmente en la provincia de León, donde un municipio abarca varios pueblos y el ayuntamiento se sitúa en la población que se escogió como capital de todos ellos. En León cada uno de estos pueblos que no son cabeza de ayuntamiento se organiza a través de una Junta Vecinal, que como veremos se ocupa de la gestión de los bienes comunales. La junta vecinal se compone de un Presidente (también conocido como “alcalde pedáneo”) y varios vocales, algunos de los cuales representan a la oposición. Todos ellos son elegidos en urna aparte en las elecciones locales y autonómicas. Existe la posibilidad de presentarse como candidatura independiente, pero esto impide acceder a las subvenciones de la Diputación de León (que las reparte en proporcionalidad de los partidos que tienen representación en ella: PP, PSOE y UPL), así que por lo general la gente que se presenta lo hace bajo el paraguas de un partido político.

¿Concejo o junta vecinal? 

Mucha gente, sobre todo en zonas rurales, usa por igual los términos “concejo”, “pedanía” y “junta vecinal”. Aunque los dos últimos son prácticamente sinónimos, no ocurre lo mismo con el concejo, que es la palabra con la que era conocida antigua y tradicionalmente lo que hoy llamamos junta vecinal. Este cambio de nombre fue una decisión de la administración central de hace ya mucho tiempo, y en mi opinión es una pena que en las sucesivas reformas de la ley local nunca se haya planteado recuperar la denominación tradicional. En cualquier caso, “concejo” en el pasado era tanto el territorio de una actual junta vecinal como una forma de gobierno

Pero todavía hoy en día existe la posibilidad de usar “concejo” como forma de gobierno: en el caso de que la población tenga menos de 250 vecinos, en vez de organizarse como junta vecinal puede gestionarse en régimen de Concejo Abierto, compuesto por un alcalde y la asamblea (o concejo) de todos los vecinos. Esto constituye una gran diferencia, porque en la junta vecinal las decisiones las toman el presidente y los vocales, sin necesidad de contar con los demás habitantes del pueblo. De todas formas, y de aquí vienen las confusiones, es muy habitual que las juntas vecinales también convoquen a concejo, a modo de asamblea para consultar las decisiones más importantes, si bien se hace a título meramente consultivo, y a estas reuniones no se les reconoce capacidad de resolución. Queda en manos del Presidente hacer caso o no de lo que se hable, proponga o critique en estas reuniones.

Todas estas instituciones por debajo del nivel municipal reciben el nombre oficial de Entidades Locales Menores, y en el caso leonés son las descendientes directas de los concejos medievales, como veremos a continuación. 

Origen de los concejos.

Aunque podrían buscarse las raíces en el “consilium gentis” de los ástures o en los “concilia” de época visigoda, la realidad es que los concejos vecinales surgieron como tales en la Edad Media en los territorios del norte de la Península Ibérica, y con especial fuerza en el reino de León (que, no lo olvidemos, llegó a abarcar Galicia, Asturias, León, Cantabria, Castilla e incluso partes del País Vasco). Consistían en la reunión de todos los vecinos cabezas de familia para gestionar las tierras y otros bienes comunales (pastos, montes, molinos...), así como los trabajos en común (facenderas para arreglar caminos y fuentes, veceras del ganado...).

Era frecuente que los concejos disfrutaran de fueros, derechos y libertades especiales concedidas por el rey, lo que era visto con muy malos ojos por parte de los nobles y señores, que trataban de hacerse por todos los medios con el señorío sobre estos pueblos. Por ello en momentos de debilidad de la monarquía tuvieron que confederarse en hermandades concejiles para poder defenderse. Estas Hermandades se forjaron en el seno de la Corona de Castilla a finales del s. XIII y comienzos del XIV, y se organizaban por reinos. Las primeras en surgir fueron las del Reino de León, destacando la de 1295 y la de 1313, que confeccionaron sus propios Cuadernos de Hermandad, en los que establecían los principios a cumplir para federarse. Los concejos de las principales ciudades y villas se comprometían a defenderse mutuamente tanto de los ataques de los nobles como de los desafueros de los reyes castellanos.

Las amenazas del siglo XIX (y del XXI).

Como ya hemos dicho, los concejos medievales gestionaban los bienes comunales, es decir, los que pertenecían al común de los vecinos. Tras las reformas administrativas de los siglos XIX y XX son las juntas vecinales quienes realizan esa labor. Hay que resaltar que los bienes comunales no son ni propiedad privada ni propiedad pública, ya que son terrenos que pertenecen a todos los vecinos, pero no a una persona ni a una administración pública, aunque sean las Juntas Vecinales quienes administran ese patrimonio y surgirían conflictos si se pretendiese pasar esos bienes a los Ayuntamientos.

Este tipo de propiedad comunal fue muy habitual en la Europa anterior a la Revolución Industrial, pero fue desapareciendo poco a poco. En España estuvo a punto de desaparecer y pasar a manos estatales o privadas con las desamortizaciones del s. XIX, pero en el caso de León los vecinos de los concejos se movilizaron y desembolsaron auténticas fortunas para seguir siendo los propietarios de esos bienes. Esta es la razón de que León ostente la primacía estatal en número de Entidades Locales Menores, ya que cuenta con 1232, es decir, el 33% de las que existen en toda España. Algo de lo que podemos sentirnos muy orgullosos, y que corre serio peligro con la reforma de la Ley Local, que podría acabar con la mayoría de nuestras juntas vecinales, pues la supresión trasladaría su patrimonio a los Ayuntamientos. Éste es un punto que no queda nada claro en el proyecto de ley y que, como es lógico, causa intranquilidad en nuestros pueblos.

"Las campanas y el pendón, del pueblo son".

CRUZ NEGRA EN RADIO LEÓN

8 de enero de 2014

En el programa de hoy, el primero del año 2014, hemos tenido el placer de hablar del cómic "Cruz Negra: la Frontera II", es decir, de la segunda y última parte de la que (esperemos) es la primera historia protagonizada por frey Juan de Santihervás. Ya os hablé de esta noticia hace poco, pero hoy tuvimos la suerte de entrevistar a sus autores, el ilustrador Pedro Camello, y el guionista Miguel Gómez Andrea, "Gol", quienes nos revelaron algunos de los entresijos de la historieta, así como su vinculación con el reino de León, y sus planes de futuro, que son de lo más prometedores. No esperéis más, y descargaros la entrevista en formato mp3 en este enlace.


Related Posts with Thumbnails