VUELTA A LA ANORMALIDAD

14 de febrero de 2011

Desde hace un par de semanas tengo abierto un blog en ileon.com, un nuevo periódico digital leonés muy prometedor cuyo diseño me encanta. El blog se titula "Historias de León", y en él voy a ir escribiendo de vez en cuando artículos de opinión. La idea es que publicaré allí los posts en primer lugar, y que una semana después lo copiaré en "Corazón de León". Os dejo con "Regreso a la anormalidad".

Acabó el año 2010, y con él la plétora de actos y actividades que festejaron el 1100 aniversario del nacimiento del reino de León. No creo mucho en las conmemoraciones históricas, pero sin embargo he de reconocer que ésta puede haber dejado sembrada una simiente que tal vez veamos germinar cuando maduren las generaciones que la han vivido en la escuela.

Y es que han sido muchos los chavales que han tenido que realizar trabajos de distinto tipo sobre el reino de León, y los que se han pasado por las exposiciones, han visto el documental en la televisión o en Internet, etc. Por primera vez los estudiantes han podido ser conscientes de que aquí hubo un reino medieval de primer orden, a pesar de que prácticamente ni se lo menciona en los libros de texto. Incluso han podido acceder a informaciones y datos que desmienten lo que esos libros transmiten, con lo que todo ello supone. Hasta los profesores han podido darse cuenta de ello: el que reaccionen en consecuencia o no ya es harina de otro costal.

A lo largo del año pasado la Fundación Villalar y la Junta han mantenido un perfil bajo en lo que se refiere a su actitud de construcción de sentimiento autonómico “castellanoleonés”, debido sin duda a que no consideraron pertinente ejercer de aguafiestas.

Sin embargo, ha sido empezar el 2011, y ya tenemos un amplio y disparatado escaparate de despropósitos. Por ejemplo, hasta el 22 de enero el Museo Provincial de León (edificio Pallarés) acogió una exposición llamada “Castillos y Murallas en el Occidente de Castilla y León”, donde una vez más se trasladaba al pasado el actual marco autonómico, y donde los hechos históricos más relevantes eran, como siempre, los castellanos. Hay un interesante análisis de la exposición en el blog de Cristian Martín.

Más recientemente, el día 27 de enero, fue presentado el primer tomo de la “Historia de Castilla y León en Cómics”, de la Fundación-Fundición Villalar (fundación de la que ya hablaremos largo y tendido otro día). Titulado “De Atapuerca a los Trastámara”, constituye una burda manipulación de la Historia en la que los leoneses aparecen como “los malos” e incluso como tontos o cobardes.

Entre los asesores históricos se encontraba Julio Valdeón, fallecido el verano de 2009, lo que me hace pensar que en realidad este cómic ya estaba acabado hace tiempo, pero que se ha esperado taimada y oportunamente a que pasaran las celebraciones del 2010.

Y ahora nos encontramos con otro libro, titulado “Muerte y represión en el magisterio de Castilla y León”. Sin entrar a valorar el contenido del libro, ya que todavía no lo he leído, ¿a qué se debe a la inclusión de Castilla y León en el título? Castilla y León sólo existe como marco administrativo de referencia desde 1984 y llevarlo hacia atrás es jugar con la ucronía. Creo que nadie se imagina un libro que se titule, por poner un ejemplo, “Muerte y represión napoleónica en la Unión Europea”, ya que sería tildado de anacrónico. En mi opinión, debería haberse optado por “Muerte y represión en León y Castilla la Vieja”, o “Muerte y represión en la submeseta norte”.

En cualquier caso, sólo son tres muestras de que se ha vuelto a poner en marcha la maquinaria de manipulación histórica. Una vez más, veremos surgir como setas libros y exposiciones en los que se nos habla del pasado de Castilla y León, retrotrayéndolo a épocas anteriores a 1984. Y mientras tanto, veremos que en el curso que viene los libros de texto de esta comunidad autónoma seguirán dedicando dos tristes líneas al reino de León, y transmitiendo una historia falseada y con tintes de nacionalismo “castellanoleonés”. En fin, que mucho me temo que 2011 supone el regreso a la anormalidad.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Donde están Margarita Torres,Ara Antón y demás escritores e historiadores?
No entiendo el silencio de las personas que tenían que dar la cara ante semejantes patrañas.

Anónimo dijo...

Nun pares quietu un segundín. Pero bono, tres echar una güeyada a esa bitácora yo, personalmente, quédome con ésta que ties, la de siempre.

Un saludu Ricardo. Xaime

Anónimo dijo...

Y además, unas cuantas preguntas en el aire. Por ejemplo, ¿qué ha pasado con la estatua de Alfonso IX que se había encargado a Muñoz Alique? Si se revisa la prensa, en 2009, cuando se encargó, se dijo que estaría para abril de 2010; en noviembre pasado, que antes de final de año, y hoy en día, seguimos sin saber nada. En fin...

MONICA dijo...

Mi primera reacción respecto a las distintas cuestiones que planteas ha sido de enfado al igual que la tuya. Es insoportable.
En el caso del libro de la Represión, el título se justifica con el hecho de que han realizado el estudio por provincias y por medio de diferentes equipos de investigadores. Personalmente, creo que hubiera tenido más sentido desde otros enfoques y que limitarse al listado por provincias les ha servido para justificar ese título, porque es la única forma de acceder a ayudas y patrocinios para publicar en esta CCAA.
Lo de la exposición de los Castillos me parece indecente. Mi forma de protesta ante estas cuestiones es siempre la misma: ni las visito ni hago publicidad de ellas. Un perfil bajo de visitantes es en sí mismo suficientemente perjudicial para la institución que organiza o acoge estos despropósitos.

Anónimo dijo...

El título del libro me parece apropiado, y los que aquí se escandalizan unos intolerantes e intransigentes.

Es apripado hablar de la "España en la prehistoria", aunque por entonces no existiera expaña que es a lo quue vamos), aunque también es por supuesto adecuado hablar de "prehistoria de la peninsula ibérica" aunque quizá por entonces tampoco existian los iberos, y cuando estos llegaron tampoco estuvieron en toda la peninsula como para darla ese nombre. Es adecuado hablar de las cosas pasadas incluyendo denominaciones geográficas que entonces no existían y que ahora existen.

Menos intolerancia, por favor.

Por cierto, hace tiempo que no leoo este blog, en que hay cosas muy valiosas, pero también salidas de pata de banco y mucha intransigencia. Me gustaria que el autor del Blog hiciera autocrítica de las entradas que puso en su día sobre las cajas de ahorros y de su fusión, y que admita que nada de lo que dijo era cuerto, que las cajas no eran solidad, que no se trataba de hacer una megacaja con sede en valladolid, y que no se impusieron las fusuiones que el decía.

Ricardo Chao Prieto dijo...

¿"y que admita que nada de lo que dijo era cuerto"? Lo único que admito es que la sede, al menos de momento, no está en Valladolid. De las prejubilaciones etc., creo que el tiempo nos ha dado la razón. La autocrítica debería empezar a hacerla por usted mismo antes de ponerse a aporrear el teclado. Y revise los planes de estudios de las universidades: ya hace muchas décadas que no existen asignaturas como "prehistoria de España": ya cuando hice la carrera el nombre era "prehistoria de la Península Ibérica", y creo que así sigue siendo. Poner nombres de realidades administrativas actuales como marcos del pasado no me parece ni inteligente ni conveniente.

Anónimo dijo...

Relee tu post sobre las fusiones de la cajas de ahorros, y verás como lo que entonces escribiste es de vergüenza

http://corazonleon.blogspot.com/2008/12/recordatorio-cacerolada-contra-la-fusin.html

pero para ti es muy fácil todo, simplemente si la realidad va en contra de tus ideas delirantes, peor para la realidad

Ricardo Chao Prieto dijo...

Veo que tienes problemas de comprensión lectora, anónimo. Te lo repito despacito: Deberías aprender a leer un poco y a comprender lo que lees antes de aporrear el teclado.

Related Posts with Thumbnails