HISTORIA DEL ESCUDO DE CÁCERES: UN REFLEJO DE LAS LUCHAS ENTRE LEÓN Y CASTILLA

30 de abril de 2007

Resulta curioso que mis cinco provincias favoritas se encuentran en la Ruta de la Plata: Asturias, León, Zamora, Salamanca, y Cáceres. En esta última pasé los mejores veranos de mi vida, ya que durante diez años asistí al Campamento "Amigos de Francisco de Asís", en plena Sierra de Gata. Algún día dedicaré un artículo completo a este campamento, pero hoy no quiero enrollarme al respecto.

La cosa es que pasé muchas temporadas tanto en la provincia de Cáceres como en su capital. En la hermosísima ciudad vi en varias ocasiones la representación de su escudo: está partido, y en el cuartel izquierdo figura una torre, y en el derecho un león. Por aquél entonces me imaginé que el animal evidentemente representaba al Reino de León, ya que fue el que reconquistó esta región española. Lo que no tenía tan claro era la torre: ¿representaba a la ciudad fortificada, o a otra cosa?

Hace no mucho me encontré ese mismo escudo en color: el león tenía los mismos colores que el del Reino de León, y el castillo (porque al final resultó ser un castillo muy alargado por la disposición del cuartel), los mismos colores que el Reino de Castilla.

Intrigado por el tema, me encontré con una historia que yo supuse que era una mezcla de leyenda y realidad, en la que se explicaba el origen del escudo de Cáceres. Resulta que, originariamente, la ciudad fue tomada por Fernando II de León en el año 1169, pero en 1173 los almohades la recuperaron y se hicieron fuertes en ella. Algunas décadas más tarde, Alfonso IX de León se empeñó en retomar la población, y desde 1218 la sometió a varios asedios. Pero no será hasta el 23 de abril de 1229, día de San Jorge (patrón de la ciudad desde entonces), cuando Cáceres cayó en manos leonesas. Alfonso dotó a los pobladores de un fuero bastante generoso, muy del estilo leonés, y dispuso lo siguiente:

Que doze omes bonos de la villa de Cáceres por todo el Concejo otorgaron y fizieron juramento, que fuessen sugetos, y obedientes con la villa de Cáceres y todas sus pertenencias, al Rey que regnare en el Reyno de León, y no otro ninguno, e si el Concejo esto assi fiziese, que sean leales y bonos vassallos, y si este pleyto quebrantasen, que ellos y sus hijos y sus herederos sean traydores y malditos, con Judas trydor sepultados en el infierno.

Al parecer, en esos momentos el sello de la ciudad era el mismo que el de la monarquía leonesa. Pero, al ser repoblada por leoneses, asturianos, gallegos y castellanos, con el tiempo sus habitantes se dividieron en dos bandos: el de los leoneses (que también incluiría a las gentes originarias de Galicia y Asturias), y el de los castellanos. Los primeros habitaban la parte alta de la ciudad (barrio de San Mateo), y los segundos en la baja (barrio de Santa María).

Los nobles de ambos bandos se enfrentaron violentamente con frecuencia, y la situación llegó a tales extremos, que Cáceres contó en la práctica con dos concejos diferentes que no cesaban de pelearse. La situación perduró hasta la llegada de Isabel la Católica el 28 de Mayo de 1.477: la reina se hospedó en el palacio de los Golfines de Abajo, y residió en la ciudad durante varias semanas. El 9 de julio decidió pacificar la situación, y redactó unas nuevas Ordenanzas. La quinta reza así:
Item mando, y ordeno, que luego la justicia, regidores desta dicha villa, desfagan los dos sellos que tienen del Concejo, y faga uno, y no más, que tenga un escudo de armas, y en la mitad del aya un Castillo, y en la otra mitad un León; las quales dichas Armas yo doi por armas propias suyas a la dicha Villa de Cáceres para siempre jamás, y que este sello esté siempre en poder de uno de los regidores y del procurador...
Además, ordenó rebajar las torres de las casas de los nobles hasta la altura de las viviendas, ya que esas construcciones fueron empleadas en muchas ocasiones en las luchas entre ambos bandos. Esta disposición es la que le ha dado ese toque especial al maravillosamente bien conservado casco viejo de la ciudad, en el que destacan las torres "desmochadas".

13 comentarios:

Guadra dijo...

Curiosa la historia de Cáceres, y ciertamente muy interesante. Gracias por compartir tus conocimientos con nosotros Ricardo.

Un abrazo

Coronel Kurtz dijo...

Muy interesante.Siempre es un placer leerte.

Llara dijo...

Compartimos provincias favoritas ;) Interesantísimo artículo, este blog es para no dejar nunca de aprender. Gracias

Abraham dijo...

Preciosa ciudad, de trato amable, magnífica gastronomía y orgullosa de su pasado leonés. ¡Ah! Con estatua de Alfonso IX incluida. ¿Para cuándo al menos una en León?
Un saludo

Alfonso dijo...

Cuando vivía en Madrid, tenía compañeros de piso cacereños, concretamente de San Martín de Trevejo, donde hablan el "mañego", una fala muy parecida al leonés (yo lo entendía bastante bien), pero allí piensan que es gallego. Es curioso, lo hablan entre ellos, cuando hablan por teléfono con sus padres o con los del pueblo,... está extraordinariamente viva.
Antiguamente, esa parte pertenecía a Salamanca, a lo que ellos llaman Castilla (para ellos, todo al norte de Cáceres es Castilla, hasta al frío viento del Norte, que viene de salamanca, le llaman castellano)

Villa del Campo dijo...

Estimado Ricardo, un buen día, no muy lejano, en el que un servidor, comenzaba a dar los primeros pasos por Internet, me encontré con su blog, en el, halle algo que despertó en mi una sana curiosidad, que me ha llevado a querer saber más y más sobre el pedazo de tierra que me vio nacer. Lo primero que llamo mi atención, fueron sus mapas, en uno de ellos vi la palabra Extremadura, a la altura de Zamora, esto me llevo, a averiguar el verdadero significado de Extremadura, hasta descubrir que no solo era Extrema y Dura. Luego, viendo más mapas, notaba en sus comentarios un cierto disgusto, porque no incluían a Extremadura como se merecía y una cierta satisfacción, cuando a su querida Extremadura la incluían, tal y como le correspondía, aquí sentí que usted sin ser Extremeño amaba a Extremadura, más tarde descubrí, que Cáceres, es una de sus cinco provincias favoritas, y que paso diez veranos en la sierra de Gata, con estos antecedentes nos aproximamos a mi lugar de nacimiento y a la zona por la que me gustaría consultarle, y si le viene a bien contestarme estaría encantado, la zona es la transierra Extremeña, tan querida y apreciada por el Reino Leones. Mi lugar de nacimiento es Villa del campo, pueblo al abrigo de la transierra y bajo su influencia, muy poco se sabe de sus orígenes, los antiguos archivos municipales fueron quemados por los Franceses, a raíz de un incidente, que salvo la vida de Don Lorenzo Igual de Soria, Obispo de Plasencia, sabemos que el pueblo entra, en la donación y deslinde de San Juan de Mascoras (hoy Santibáñez el Alto ) que Alfonso IX hace al Periro-Alcántara en 1227 desde Ciudad Rodrigo, y que lo hace como lugar denominado (El Campo) el titulo de villa le vendría más tarde, este deslinde lo tengo aparentemente claro, no lo descifro del todo pero intuyo por donde va, pero hay otro deslinde anterior muy parecido y creo que más extenso y confuso, para el que pido si es posible su colaboración, se trata de la donación de Almenarella que Fernando II hace al conde de Urgel Don Armengol, en 1179, en la donación o deslinde se menciona xerit y esto me descoloca un poco, tanto si se trata del Jerte o de Plasencia, entre ellos y el Arrago está el Alagón que no se menciona, la Atalaya de Carabuyo, entiendo que seria la de Pelayo Vellido en la que se refugian Alfonso IX y Berengüela a vivir su idilio al ser excomulgados, desde esa Atalaya se divisa el Rincón que podría ser la Rinconada y Acuzzola, también mencionadas en el libro de Monterías y Alfonso XI las ubica cerca de Galisteo, se menciona a Santa Cruz, supongo que es la de Paniagua, para luego volver al Almazaide que es desde donde parte, me parecen un poco complejos los topónimos o el orden en que yo los he visto traducidos, una buena demarcación de este territorio donado, me seria de gran utilidad, si de alguna manera está en sus manos poder aclararme algo, mis conocimientos tanto en Internet como en lo general son mínimos (estudios primarios de los años 60 en una escuela de pueblo) no así mi interés en conocer la Historia, estoy tratando de recabar información, para tratar de sentar unas mínimas bases, sobre mi lugar de origen, para ello he abierto un modestísimo blog, en el que tratare de reflejas lo que baya recopilando, más o menos, desde la Reconquista, que parece que es donde hay más información, y tratar de despertar en alguno de mis paisanos, que tengan más conocimientos que yo, ese gusanillo que les lleve a investigar, al menos hasta nuestros vecinos y linderos Vetones de Laconimurgo, muy, pero que muy desconocidos en la zona. El hecho de que me dirija a usted, es que le considero gran conocedor y amante ( válgame la expresión) del Reino de León, de no conocer el tema, cualquier otro dato o hecho que conozca seria bien recibido, sino dispone de tiempo, también le estaré enormemente agradecido y seguiré bebiendo de este blog del que siempre que se visita se saca algo de provecho, también me gustaría saber si puedo utilizar alguno de sus mapas como ejemplo.

Reciba un cordial saludo y perdone si le causo alguna molestia, un abrazo.

Francisco José Sánchez Sánchez dijo...

... lo que quizás no conozcas, amigo, es que una antigua representación del escudo de la ciudad de Cáceres representa en el primer cuertel (el derecho si portásemos el escudo como un caballero, que es el izquierdo según se mira) a León, y en el segundo de ellos, a Castilla. Este ejemplar se conserva en el Museo Arqueológico de Cáceres. Lo que no se explica muy bien con este antecedente es cómo se produjo el cambio que hace que hoy en día el primer cuartel sea de Castilla y el segundo de León. Un cordial saludo.

Ricardo Chao Prieto dijo...

Muchas gracias por ese dato tan interesante, Francisco José. ¿De qué año es el escudo?

Zamora dijo...

Es curioso, que el escudo de Alcañices (Zamora) se parece mucho al de Cáceres. Aunque éste tiene dos castillos dorados en fondo carmesí, y abajo un León púrpura en fondo blanco.

Ricardo, ¿Sabes del origen de ese escudo? E estado buscando información sobre los escudos de Zamora, pero sólo encontré los escudos, sin más explicación.

Aunque algunos no la requieren, como el de Toro, compuesto por un Toro y un León. La obviedad salta a a la vista.

Ricardo Chao Prieto dijo...

Lo desconozco, Zamora, pero siempre hay que pensar que estos escudos son mucho más modernos de lo que la gente piensa.La heráldica municipal es una cosa bastante reciente: seguramente cogieron un escudo de la Corona de Castilla (o incluso de España de época borbónica) que hubiera por la localidad y lo adaptaron. Pero, vamos, he de reconocer mi desconocimiento...

Pedro Camello dijo...

Hola Ricardo. Desde hace unas semanas vengo leyendo con gran interés tu blog ya que, al margen de regionalismos y loas desaforadas al terruño (que rehúyo bastante), soy un apasionado de la historia y siempre es refrescante contemplar ésta desde otra perspectiva. Muy enriquecedor, sí.

También soy dibujante y actualmente estoy trabajando en un cómic sobre unos caballeros de Alcántara, te invito a que, si te apetece, le eches un vistazo en mi Web: http://pedrocamello.com/

El caso es que soy cacereño de pro y no me resisto a dejar un comentario en esta entrada, aún tan a toro pasado.

Efectivamente en Cáceres hay una estatua dedicada a Alfonso IX, en la parte moderna de la ciudad, y además se le hace anualmente mucha mención durante la celebración del día de San Jorge, en el que se hace una representación multitudinaria para celebrar la reconquista de la ciudad. Y es que, en general, en esta ciudad se le tiene mucho agradecimiento a este rey, por dotar a la ciudad del término municipal más grande de España (aún hoy lo es), por dotarla de un fuero muy interesante (que aún hoy se conserva) y por "salvarla" de las "garras" de la Orden de Santiago, a quien correspondía su tenencia, y hacerla de realengo. Como seguramente sabrás esta Orden nació en Cáceres en 1170, bajo el nombre de Fratres de Cáceres, por impulso del rey Fernando II, sin embargo tres años después perdieron la villa a manos de los almohades. Lógicamente cuando Alfonso IX la retoma en 1229 los de Santiago daban por hecho que volvería a sus manos pero el rey, que necesitaba un paso franco hacia la expansión del reino hacia el sur, se la negó y decidió convertirla en realengo. Pero la Orden de Santiago no se resignó y todo esto deribó en el famoso (para nosotros) "juicio de Galisteo" en el que se decidiò que la ciudad, efectivamente, sería para el rey a cambio de Mérida y Montánchez. En fin, hay mucha diferencia entre obedecer sólo al rey y depender de una organización como una Orden militar.

Sobre el escudo me ha sorprendido que no hagas referencia al "pendón de San Jorge", que es la bandera de Cáceres que ondea hoy en día en los edificios municipales. La original se conserva todavía y es una de las muestras de enseña más antiguas que se conservan en España, la tradición dice que la bordó la propia Reina Católica. Se trata de una bandera típica en la que en una mitad aparece la enseña de Castilla y en la otra la de León (como el escudo vamos9 pero lo realmente interesante en este caso es el diseño de ambos ya que es el original. Supongo que te interesaría especialmente el león: http://losviajesdelucasventura.blogspot.com/2009/08/la-villa-enfrentada.html

Se ve muy mal pero no he encontrado otra.

En fin, seguiré leyéndote y perdona por el rollo. Saludos

Ricardo Chao Prieto dijo...

Hola, Pedro. Muchísimas gracias por el comentario y toda la información que aportas. Enhorabuena por tu labor como ilustrador: tienes una calidad impresionante.

Anónimo dijo...


Ricardo, ¿y no podría ser, que la parte "castellana" del escudo sea en realidad un error y en origen los dos sellos sean en vez de dos, el anverso y el reverso de uno mismo con el León en una cara y la silueta de la ciudad en la otra como ocurre con el sello de Badajoz que nos muestras en este otro artículo http://corazonleon.blogspot.com.es/2010/01/los-simbolos-leoneses-en-extremadura.html, y que Isabel la Católica ordenase que solo tuviese una cara integrando la representación de la fortificación en un escudo partido junto al león?

Quizá sea pura especulación, pero es posible que Cáceres nunca tuviese nada que ver con Castilla, y el sello de Badajoz, que me recuerda a los símbolos heráldicos del pendón de lanzas de Ponferrada (León rampante y Castillo de Templario con sus dos torres) me hace pensar en ello.

Related Posts with Thumbnails