POR QUÉ LA ASTROLOGÍA ES UNA CHORRADA

22 de enero de 2006

(Este artículo fue publicado en la Revista del Diario de León el 19 de febrero de 2006)
Hoy en día, en pleno siglo XXI, todavía es frecuente encontrarse con gente que confunde términos tan contrapuestos y antagónicos como “Astronomía” y “astrología”. Así, no es rara la ocasión en la que, cuando afirmo que me gusta observar las estrellas con mi telescopio, mi interlocutor me pregunte si soy un aficionado a la astrología. Por desgracia, tampoco es raro encontrase con titulares de periódicos que engloban noticias relativas a las misiones espaciales o a descubrimientos astronómicos dentro de la sección “Astrología”. Una muestra más de que, a pesar de vivir en una sociedad que pone a nuestro alcance conocimientos inimaginables para nuestros antepasados, muy poca gente se molesta en adquirirlos (y los periodistas no son una excepción).

Veamos lo que nos dice el Diccionario de la Real Academia sobre cada una de estas palabras:

  • Astrología: "estudio de la posición y del movimiento de los astros, a través de cuya interpretación y observación se pretende conocer y predecir el destino de los hombres y pronosticar los sucesos terrestres.” Es decir, es una pseudociencia que carece de cualquier fundamento empírico o científico. Debido a ello, es de carácter hermético, ya que sólo saben interpretar estas cosas un selecto grupo cerrado de iniciados.
  • Astronomía:"Ciencia que trata de cuanto se refiere a los astros, y principalmente a las leyes de sus movimientos”. O sea, que es una CIENCIA cuyos trabajos se basan en estudios empíricos y demostrables al alcance de cualquier persona normal que se lo proponga.

Podrían presentarse multitud de pruebas en contra de la Astrología, pero hoy quiero centrarme en sólo una, que consiste en demostrar la falsedad de los Signos del Zodíaco en la actualidad. Me refiero al curioso hecho de que la Astrología divide a toda la Humanidad en doce tipos de personas dependiendo de en qué signo zodiacal estaba el Sol en el momento de su nacimiento. Pero llegados aquí he de hacer una puntualización: en los cursos de Astronomía que impartimos en la Asociación Leonesa de Astronomía, es frecuente que alguien pregunte cómo se sabe en qué constelación se encuentra el Sol, si de día no se ven las estrellas. La respuesta es sencilla: atendiendo a las constelaciones que se ven por la noche, es fácil colegir cuáles oculta el brillo diurno, y en qué posición respecto a ellas se encuentra el Astro Rey. Volviendo al “razonamiento” astrológico, si una persona nace el 24 de mayo, es Géminis, porque, en teoría, ese día el Sol se encuentra en la Constelación de Géminis. Pues bien: esto podía ser cierto en el siglo V antes de Cristo (época en la que se fundó la astrología tal y como la conocemos hoy en día), pero en el presente ello es totalmente falso. ¿Por qué? Porque la astrología, como pseudociencia que es, prescinde del estudio científico del cielo, y desconoce un concepto tan básico como es el movimiento de la precesión de los equinoccios. ¿En qué consiste este movimiento? Bien; todos hemos oído decir en el colegio que la Tierra tiene dos movimientos: la rotación sobre sí misma (que marca la duración del día), y la traslación alrededor del Sol (que marca la duración del año). Pero la realidad es bastante más compleja: la Tierra sufre más de quince movimientos distintos. El más importante de ellos, después de los dos descritos, es el de la precesión: consiste en que el eje de la nuestro planeta no se está quieto, apuntando inmutable a la Estrella Polar, sino que completa un círculo a lo largo de 25.765 años. Así, dentro de unos miles de años, será la brillante estrella Vega la que señale el Norte, mientras que en la época de los faraones era Thuban la que cumplía esta tarea. Este movimiento provoca que las estaciones del año vayan cambiando de fecha a lo largo de los siglos, y así se dará la situación de que, con el transcurrir de los milenios, las estaciones estarán al revés de como están hoy (el 21 de diciembre comenzará el verano, el 21 de junio el invierno, etc.). Estos cambios, que pueden parecer muy lentos, son muy perceptibles a lo largo de unos pocos siglos, lo que conlleva que también cambian de posición aparente las constelaciones de una fecha determinada. Volviendo al ejemplo, sí que es correcto que el Sol estaba en Géminis cuando alguien nacía el 24 de mayo del año 500 a.C., pero, debido a este movimiento de precesión, las cosas han cambiado mucho, y cuando hoy en día alguien nace ese mismo día y ese mismo mes, en realidad el Sol está en el medio de la constelación de Tauro. Y aquí algunos os preguntaréis cuál es vuestro verdadero signo del zodiaco. Para que lo veáis, os incluyo este cuadro:

LOS SIGNOS CLÁSICOS (ASTROLOGÍA)

LOS SIGNOS HOY EN DÍA (ASTRONOMÍA)

Aries: 21 marzo-20 de abril

Tauro: 21 abril-20 mayo

Gemini: 21 mayo-21 junio

Cáncer: 22 junio-22 julio

Leo: 23 julio-22 agosto

Virgo: 23 agosto- 21 septiembre

Libra: 22 septiembre- 22 octubre

Scorpio: 23 octubre-21 noviembre

Sagitario: 22 noviembre-22 diciembre

Capricornio: 23 diciembre-21 enero

Acuario: 22 enero- 22 diciembre

Piscis: 22 febrero-20 marzo

Aries, 18 de abril al 13 de mayo

Tauro, 13 de mayo al 20 de junio

Gemini, 20 junio al 19 de julio

Cancer, 19 julio al 9 agosto

Leo, 9 agosto al 15 septiembre

Virgo, 15 septiembre al 30 de octubre

Libra, 30 octubre al 22 noviembre

Scorpio, 22 noviembre al 29 noviembre

Ophiuchus, 29 noviembre al 15 diciembre

Sagitario, 15 diciembre al 19 enero

Capricornio, 19 enero al 16 febrero

Acuario, 16 febrero al 11 marzo

Piscis, del 11 de marzo al 18 de abril

Como podéis ver prácticamente todos los signos han cambiado de fecha, a pesar de lo cual la astrología sigue ignorando este hecho científico, y continúa distribuyendo los signos exactamente igual que hace 2500 años. Además, debido a la precesión y a las redistribuciones de los límites de las constelaciones que se hicieron en el siglo XX, el Sol en la actualidad pasa por una constelación más que en la Antigüedad (Ofiuco).
Este asunto es más importante de lo que parece, ya que, aún aceptando que la astrología tuviera algún fundamento real, demuestra que TODOS los horóscopos que se hacen en la actualidad están equivocados, porque lo que pronostican para un Géminis en realidad debería ser aplicable a los Tauro, lo de Acuario para los Capricornio, etc.
En conclusión: si está demostrado que los signos del zodíaco son un camelo, y éstos constituyen la más básica de las creencias astrológicas, ¿qué demonios es la astrología? Pues precisamente lo que digo en el título del artículo. Lo siento, Rappel.

8 comentarios:

Pedalternorotandomovens dijo...

Los astrólogos, además de robar cada día a cientos de incautos que van a hacerse la "carta astral", nos han robado el verdadero nombre para la Ciencia de los astros, que debería llamarse "Astrología", y no "Astronomía", que etimológicamente quiere decir "nombrar astros". La pseudociencia debiera llamarse "astromancia", o, mejor aún, "calendariomancia", ya que no tiene nada que ver con los astros. ¡Reivindiquemos el verdadero nombre de la Astrología!

christian dijo...

No se si conoces un programita muy chulo, este si sobre astronomía:
http://www.stellarium.org/

R.Chao dijo...

Sí que lo conozco: una gozada para lo poco que ocupa. De todas formas, mi favorito es el Staryy Night (aunque no es gratuito, claro)

R.Chao dijo...

Este artículo fue publicado en la Revista del Diario de León del 19 de febrero de 2006

Anónimo dijo...

¡Ostras! toda la vida pensando que era "VIRGUERO" y resulta que soy del signo LEO.
Muchas gracias Ricardo, me quitas un peso de encima. Además ser leonés y LEO... vaya !

Aguador dijo...

La Astrología no es exactamente una "chorrada". Es cierto que hay desaprensivos que la desprestigian, lo mismo que hay matasanos que te hacen una pifia (y ésas no tienen fácil arreglo, precisamente).

Para tu información, los astrólogos no usan el Zodíaco sideral, sino el tropical.

En segundo lugar, el fenómeno de la precesión de los equinoccios es un fenómeno ampliamente estudiado y, además, con sus correspondencias astrológicas perfectamente determinadas, que no desvirtúan para nada la verdad astrológica.

En tercer lugar, la astrología tiene aplicación hasta en los mercados en Bolsa. Claro que eso no se suele decir muy en alto, no sea que los ignorantes no tomen la Bolsa como un negocio serio, como sin duda es.

Antes de criticar algo tan severamente, quizá habría que estudiarlo un poco, ¿no os parece?

Saludos,
Aguador

titec dijo...

Completamente de acuerdo con la información escrita, La ciencia es un camino a la Verdad , la mayoría de astrólogos (90%) siguen usando super computadoras pero con conceptos caducos de hace 1,600 años escritos por Ptolomeo,
El universo esta cambiando permanentemente y el punto vernal se desplaza hacia Acuario, los astrólogos que usan el sistema "sideral" igual pecan de usar un sistema de 30 grados para todos las constelaciones , sin considerar a las nuevas que por desplazameinto de la ecliítca han ingresado a la franja celeste , como Cetus, Ophiuco y Orion. a pesar de todo el sistema astrologico con rigor puede salvarse pero lamentablemente la mayoria de pseudoastrólogos no buscan la verdad solo buscan dinero fácil

cdera dijo...

La astrologia al igual que la quiromancia, tarot, espiritismo y otras seudociencias, esta enmarcada en todas las creencias antiguas y la gente aun hoy en día se las cree, pero creo que con el tiempo y la razon se iran debilitando, en la antiguedad le temian a todo y esto es basicamente porque no lo entendian y por ejemplo en la astrologia creian, que eramos el centro del universo etc…
SI realmente queremos investigar la astrologia, no es por el lado de las constelaciones y ni la adivinación, ya que los astrologos de renombre dicen (según ellos), que gran parte de los astrologos son falsos y que solo los que tienen categoria o algo asi son los verdaderos ok… y para ellos la unica verdad es la carta astral, esta carta es una fotografia exacta en el momento de nacer y para ello ocupan a la astronomia hasta asi claro dejemos que si ofiuco, pluton, equinoccios, etc… ellos siempre tendrán una respuesta para esos fallos, pero no comentemos mas de eso.
Lo que si vale la pena de observar y derimir, es si existe las diferencias de temperamento, caracter, personalidad, entre las fechas de nacimiento y la posición de los planetas etc… empezamos, han habido varias pruebas llamadas doble ciego, efecto forer o efecto barnum, que sin importar realmente a quien le corresponde la carta natal, siempre la mayor parte de la gente piensa que la descripción exacta.,

otro ejemplo de los astrologos no piensan muchos es el siguiente, ariesssssss eres fuegoooooo eresssss el inicio de la primaveraaaaaa ooooooo y que pasa en Argentina, Chile, etc. hay no es primavera o esto solo se aplica en el norte… perdon me estoy riendooooo, la gente no razona esto, no investiga, no deduce, solo cree…
Como los astrologos hablan del caracter humano como lo haria un psicologo, es muy facil contactar con la gente y sorprenderla, en esto hay algo muy chistoso, cuando el astrologo o tarotista etc.. le atinan al 20% de lo que te dicen el 80% por cierto se te olvida y ese 20 le das una validez increible.
Por último si te das cuenta siempre los astrologos te habla bonito positivo, son muy personales porque te investigan, no es dificil de descubrir a una persona timida o a una extrovertida

LA RAZON ES LA UNICA OPCION QUE TENEMOS CONTRA ESTOS PERSONAJES DE IDEAS DE HACE MAS DE TRES MIL AÑOS, ELLOS ADUCIENDO ES QUE ES MUY ANTIGUA Y POR TAL DEBE DE SER VERADERA, Y QUE SEA ANTIGUA YA ES VERDADERA, ESTOS COMO MUCHOS CHAMANES A VECES HABLAN EN TERMINOS CIENTIFICOS Y MENCIONAN ENTRE OTROS A LA FISICA CUANTICA OOOO DECIMOS NOSTROS ES CUANTICO AAAA A DE SER VERDAD OOOOO. UN CIENTIFICO DIJO QUE SI DICES QUE SABES DE FISICA CUANTICA ES QUE NO SABES DE FISICA CUANTICA

Related Posts with Thumbnails