El Reino Maldito

17 de enero de 2005

No, no es que vaya a hablar de un libro de fantasía: ¡ojalá fuese eso!. Al Reino que me refiero, por desgracia, es al Reino de León, que fue Estado independiente durante tres siglos, y del que hoy nadie se acuerda más que para usarlo como apellido de la más triste y patética de las comunidades autónomas. León es, junto con Asturias, la más antigua de las regiones históricas de España, y con Alfonso VI y Alfonso VII llegó a ser considerado un Imperio, si bien habría que matizar lo que se entendía por "imperio" en aquella época.
Pero si volvemos nuestra mirada al día de hoy... ¡qué tristeza embarga al corazón! Desde 1983, la historia oficial escrita desde Valladolid no deja de recordarnos el colorista dato de que los reinos de León y de Castilla se fundieron en uno solo el fatídico año de 1230 merced a Fernando III, "El Santo". El dato no deja de ser una más de las manipulaciones a las que nos tiene acostumbrados la Junta, ya que ambas Coronas continuaron teniendo entidad propia. La Corona de León en esta éppoca estaba compuesta por los Reinos de León y de Galicia. Aunque pronto la poderosa personalidad gallega se desentendió de sus vinculaciones leonesas, los reyes castellanos siguieron adscribiendo los territorios reconquistados a uno u otro reino. La moneda leonesa siguió existiendo como moneda de cuenta durante varios siglos, y lo mismo ocurrió con muchas de las instituciones del Viejo Reino. Así, podemos encontrarnos con el Tribunal del Libro, institución judicial que sólo era válida para el Reino de León, y que se guiaba por el Liber Iudiciorum. En épocas más tardías, una institución tan importante como el Adelantamiento del Reino de León continuó existiendo hasta el siglo XIX, así como el Defensor del Reino de León, etc. Todo esto puede verse reflejado con facilidad en TODOS los mapas antiguos (salvo los portulanos, que, como es obvio, tan sólo están interesados en reflejar las costas), como podréis comprobar en la página de la la Universidad de Maine del Sur (EEUU) http://www.usm.maine.edu/~maps/exhibit5/index.html Pero me estoy extendiendo demasiado: ya analizaremos pormenorizadamente algunos de estos aspectos, como la bandera, las instituciones, los mapas, etc.
Y sin embargo, ¡qué poderoso es el olvido! ¿Es que acaso León está maldito? ¿Qué delito cometieron nuestros ancestros para que tan poderoso reino haya acabado borrado de la memoria colectiva?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes, que pronto tendreis a ZP Presidiendo la Comunidad Autónoma de León o Región Leonesa o Pais Leonés, o lo que el carajo quiera que os llameis. Por que va a volver a casa, más tarde o más temprano. Por cierto ¿reclamais también algo de Portugal?. Respecto a la Página USA, solo ves lo que quieres ver por que amigo (es broma), por cada una de las tuyas yo se de 500 contrarias, también es USA, por supuesto.

R.Chao dijo...

Muy valiente, señor anónimo. A los cobardes como usted, no puedo tomarles en serio. Y no, no reclamamos nada de Portugal: ¿qué se nos ha perdido allí?
Espero con impaciencia el primero de sus ficticios 500 mapas: yo ya tengo 60 bajados de la Biblioteca Nacional, y en TODOS aparece el Reino de León. Vuelva a este blog cuando tenga algún argumento.

Leonardo dijo...

Buenos días a todos. El comentario del Sr. Anónimo no hace sino reafirmar el artículo del Sr. Chao, en mi opinión. Creo que es sobradamente conocido que en el corazón y el alma de los leoneses no anida el separatismo radical, o el independentismo irredento. Y si embargo puedo asegurarle que somos muchos los que estamos sufriendo en nuestras carnes la imposición de un lenguaje, las malas notas de nuestros hijos porque no entienden parte de las clases... ¿Acaso no podemos siquiera reclamar el derecho a conocer, amar y divulgar nuestra historia? Y hablo de historia, no de manipulación encaminada a lograr un status preferente en el estado. León no exige ningún territorio, al contrario de los políticos de otras comunidades. Los leoneses sólo queremos que se nos deje decir, en voz alta y sin avergonzarnos, que hace más de mil años existió un reino del cual somos herederos y del que nos sentimos tremendamente orgullosos.
Un cordial saludo.

Related Posts with Thumbnails