HISTORIA DE LA RECUPERACIÓN MODERNA DEL LEONÉS

17 de diciembre de 2007

Taliesin ha recuperado en su blog "El Reino Olvidado" un artículo de Xuan Canas Echeve en el que se resume de manera magistral cuál ha sido el recorrido de la moderna recuperación del leonés. Algunos de los episodios narrados los viví como espectador próximo a los hechos, por lo que puedo certificar su veracidad. El artículo está en leonés, pero no creo que ello sea un obstáculo para la gente interesada en el contenido. Lo inserto en este Cuaderno de Notas por su evidente interés cultural.

Una serie de catastróficas desdichas (Brevísima historia de la recuperación moderna del llionés)

XUAN CANAS ECHEVE.

Los nicios del interés modernu pol llionés empezoron en Llión y Zamora de forma mui tebia a finales de la década de los setenta de la pasada centuria al calor de la Transición y en plenu procesu autonómicu. Los recién creaos partíos llionesistas, dalgunas asociaciones y personas aisladas afirmoron, ye cierto qu´ensin muitu aquel, que nas tierras del antiguu reinu de Llión inda pervivía´l vieyu llionés defendendo d´un xeitu testimonial este “sistema llingüísticu” (en palabras de Frías Conde) como parte del patrimoniu cultural llionés, pero ensin facer más nada que sumar esta cuestión a la lista de peculiaridades llionesas como un argumentu más a los méritos de Llión p´acceder al estatus d´autonomía, que finalmente nun se consiguíu.

La reivindicación del llionés féxose nesa época siempre dende´l castellanu, ensin una coñocencia mínima de la realidá del idioma y ensin voluntá de falar o d´escribir nél, ye dicir, poniendo de facto en vía muerta a la llingua que se pretendía recuperar y asumiendo ensin escesivos problemas la castellanía cultural de las tierras llionesas. Un exemplu craru d´esta postura fondamente castellanista no idiomático tenémoslu no Partido Regionalista del País Leonés, que defendía´l llionés ensin emprealu anque considerándolu parte de la nuesa cultura, pero que suscribíu´l “Manifiestu de los 2300” en contra de la normalización plena de la llingua catalana, nuna decidida y non pidida collaboración cona ofensiva castellanista contra la cultura de Cataluña.

Nesa dómina n´Asturies la nuesa llingua aniciaba una fase de ciertu puxu cono movimientu lliterariu coñocíu como Resurdimientu, con muitos y espléndidos fruitos, creóuse amás l´Academia de la Llingua Asturiana, llogróuse un ciertu estatus llegal pal idioma, entre outras realizaciones. N´Aragón cuayóu´l procesu de recuperación del aragonés, más tarde chamáu Renaxedura, qu´entamara a finales de los sesenta d´una maneira más modesta que´Asturies pero con resultaos que, vistos dende Llión, parecen enormes si tenemos en cuenta que´l aragonés vivía daquella una situación mui asemeyada a la del llionés. Nese momentu históricu que foi tan importante y relativamente bien aproveitáu p´alitar los idiomas d´Aragón y d´Asturies, la encruciyada na qu´estaba´l llionés podía tener tiráu a andar por tres carreiros (a lo postreiro casi tres décadas despuéis, lo qu´está pasando cono llionés ye que s´está avanzando por esas tres vías a la vez):

1.- Abellugar los restos del romance astur-llionés que quedaban no vieyu reinu baxo´l paraguas de la Llingua Asturiana na modalidá estándar n´usu actualmente que tien yá un altu gráu d´ellaboración, alternativa triada por ciertu por autores como´l palaciegu Roberto González-Quevedo, Héctor García Gil de Llión, el bercianu Abel Pardo, entre outros, qu´escriben o escribieron n´asturianu normativu.

2.- Outra posibilidá sería la del cultivu de las modalidades concretas y vivas del llionés, opción siguida por varios autores cepedanos o pol pequeñu feixe d´autores noroccidentales.

3.- Una tercer opción podía ser la creación d´un paraestándar (más o menos lligáu y dependiente del asturianu) basáu nas falas llionesas más occidentales que son las más caracterizadas, con más puxu y teniendo en cuenta que ye nesas zonas onde esiste una cierta conciencia llingüística.

Lo que se fexo, especialmente durante la década de los ochenta del pasáu siegru, foi descartar las tres opciones posibles y crear un despropósitu qu´esplica en parte la debilidá y descréditu del actual movimientu de recuperación del llionés y los sous escasos y esporádicos llogros. L´entamu del disparate foi la ACADEMIA DA LLENGUA LLEUNESA (en realidá una asociación ya qu´una academia desixe una serie de requisitos llegales que lóxicamente este grupín nun cumpría). El modestu llabor d´esta “Academia” nun pasóu de cartas a los periódicos (dalgunas nun presuntu llionés con traducción al castellanu, lo que yera d´agradecer pa poder entender “aquello”), la edición d´unas fueyas informativas y pouco más. El modelu de llionés defendíu por esta asociación foi un enorme desastre qu´amostróu una nula coñocencia de las regras gramaticales de la llingua y que consistía nun amestáu d´elementos léxicos de procedencia diversa sumaos ensin orde y ensin el más mínimu rigor onde podíamos toupar castellanu y gallegu rexonal de Llión y Zamora, neoloxismos imposibles, palabras inventadas, vulgarismos, arcaísmos del llionés medieval..., todo ello afilvanáu con una morfo-sintaxis inventada que nada tien que ver cona del llionés modernu. A este albuertu faltaba-y un remate, qu´inda dura, como foi el d´inventar un xentiliciu (“lleunés”), y un topónimu (“Lleóun”, que los más inorantes camudoron en “Lleún”), que tuvon ciertu ésitu entre dalgunos sectores y asina aparecieron entidades como la “Asociación Etnográfica Lleunesa”, “Patentes Lleunesas” y outros grupos, que tampouco fexoron nada en llionés. Al parecer naide tuvo la preocupación de pescudar a los falantes d´edá (dalgunos tovía pronuncian “Lión” y “lionés”), d´estudiar los manuales onde se describe la nuesa llingua o de lleer a los escasos autores qu´escibieron en llionés. Ún de los promotores del inventu refrexóu las suas peculiares ideas llingüísticas nun llibru “Esto es el País Leonés” (Barcelona, 1988) onde nel apartáu adicáu a la nuesa llingua (vamos a deixar pa prau´l restu de capítulos) afonda ensin complexos no despropósitu ya apuntáu, dando datos, informaciones y argumentos que nun son ciertos. Este autor diz, por esbillar unos poucos exmplos, que la “l.le vaqueira” ye propia, amás del noroccidente llionés, de la zona de Senabria (mentira), y que la variedá local del nuesu idioma eillí ye un cousa chamada “tse-valeiro” (falsu, la fala local ye eillí “pachuocu”, “pachuecu” o “machuecu”); afirma que la variedá astur-llionesa que se fala na Tierra de Miranda ye´l “borrasao” (inciertu, ye´l mirandés); reproduz unas supuestas traducciones fragmentarias del Nuevu Testamentu al llionés no siegru XIX que son pura invención. Nun vamos siguir ya qu´en cada párrafu del llibru afallamos un desatinu tres outru. Tampocu fai falta insistir nel enorme dañu feitu al llionés y a las suas posibilidades de recuperación, ya de por si poucas, y el desconciertu de muita xente interesada no tema que coyeron como guía de referencia este llibru. Inda güei, en xuliu de 2005, este “lleunés” ye invocáu polos detractores de la normalización y normativización del idioma como exemplu de disparate, y razón nun-ys falta por más que duelga reconocelo. Nos noventa sectores lligaos al PREPAL volvieron outra vez a intentar la creación d´una Academia Llionesa, que lóxicamente quedóu en nada.

De los años ochenta ye tamién l´asociación TSUME LLEUNÉS (sic), que tien un nome imposible en llionés que vai acordias cono nulu nivel de competencia llingüistica de los sous promotores, todos perfectos castellanu-falantes, puéis l´actividá d´este garrapiellu en defensa del idioma féxose dafeitu en castellanu.

Más rigor amostróu LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL DIALECTO LEONÉS ORDOÑO II, con unos planteamientos que podría suscribir güei cualquier amante del nuesu idioma, a saber: creación d´una unidá alministrativa pa la protección del llionés; creación d´una Academia de la Llingua Llionesa, coordinada cona Asturiana, pa ocupase del idioma; fomentu de la investigación y de la enseñanza del llionés na Universidá de Llión; realización d´un estudiu sobre la situación real del llionés pa ellaborar mididas concretas de recuperación; fomentu d´actividades culturales que favorecieran la difusión del llionés; publicación d´una revista de divulgación del llionés, a espayar especialmente nos centros escolares; ellaboración d´una gramática y diccionariu llioneses. Propuestas interesantísimas que sicasí nun chegoron a desarrollase. Gracias a la iniciativa del promotor de l´asociación, don Antonio García Álvarez, celebróronse unas xornadas sobre´l llionés que foron abondo decepcionantes puéis dalgunos de los qu´intervinieron nellas, que provenían del ámbitu académicu, certificoron la muerte del llionés, o, no meyor de los casos, la sua incapacidá pa espresar pensamientos abstractos, argumentu que se repite siempre al tratar de la promoción de llinguas minoritarias y minorizadas. La falta d´apoyos y d´interés polas meritorias propuestas del sr. Álvarez, amatoron esta posibilidá a la qu´habría que criticar la sua concepción dialectal del idioma y la falta d´usu d´éste, requisitu imprescindible pa la sua pervivencia.

Entraos yá nos noventa de la pasada centuria hai que mentar una iniciativa diferiente que nacíu conos meyores agüerios y con unos entamos serios como foi la publicación semanal LA NUESTRA TIERRA, onde´l llionés tuvo por primer vez un ventanu onde s´asomar al mundu en situación de relativa normalidá. Neste semanariu onde´l llionés siempre tenía presencia en forma de columnas d´opinión, editoriales, cartas de los llectores o artículos, al parecer houbo un rápidu cambiu de timón por parte de los sectores más nacionalistas de CONCEYU XOVEN, la mocedá del partíu Unión del Pueblo Leonés, que modificoron d´un xeitu mui notable la llínia editorial radicalizando posturas, conteníos y mensaxes. Desaparecieron tamién dalgunos nomes relevantes de la primer y más interesante etapa de la publicación lo que se notóu pa peor. La utilización del llionés no periódicu nesa nueva dómina, especialmente por parte de dalgunos columnistas, foi mui decepcionante ya que´l dominiu de la llingua por parte d´éstos yera poucu y roucu (de todos xeitos muito meyor que lo feito polos “lleunesistas”), y el conteníu d´esos artículos o columnas en llionés partidista, intrescendente y disparatáu, poniendo n´evidencia la escasa preparación cultural de los sous autores y la sua falta d´estilu y de capacidá pa escribir. La probeza del llionés empreáu, con numarosos y graves errores, foi abonda hasta´l puntu de que muitos collaboradores limitóronse a utilizar palabras mui rebuscadas o a distorsionar los usos semánticos tradicionales de determinaos vocablos (velehí l´exemplu de la palabra “xebrar”), apartándose, eso sí, de las estructuras sintácticas del llionés sustituidas muitas veces polas del castellanu. Esta situación constatóu´l carácter instrumental del idioma pa Conceyu Xoven, organización más interesada en crear un nacionalismu llionés qu´en da-y vida de verdá a la cultura de la patria qu´ellos dicen defender, anque si ye verdá qu´hai personas vinculadas a esa organización con un buen nivel d´usu de la llingua. El peligru de las actitudes de Conceyu está en que la sociedá llionesa comienza a identificar al idioma con una formación política concreta, cuando la realidá ye que´l llionés forma parte del patrimoniu cultural del conxuntu de la xente llionesa y zamorana. Outra penosa actitú de Conceyu no terrén idiomático está nel afán de diferencialismu desproporcionáu que lleva a esta organización a usar un modelu de llionés escritu onde se busca siempre que´l resultáu final seya lo más llonxano posible del castellau, hasta facer del llionés n´ocasiones dalgo de difícil comprensión pa los non iniciaos; por outru llau, hai tamién un envís desesperáu de diferención respective del asturianu escritu, especialmente de las suas regras ortográficas ya qu´ensin deixar d´usar éstas introducen muitas modificaciones arbitrarias y non xustificadas nin esplicadas nin necesarias nesta ortografía de referencia pa quien pretendemos, meyor o peor, escribir nas variedades llionesas de la llingua.
La conclusión apresurada que se puede facer de la situación brevemente reseñada ye qu´en Llión y Zamora, a pesar de la milagrosa anque ruina perviviencia del llionés no siegru XXI, nun cuntamos con una lliteratura llionesa nesta llingua; nun hai una publicación de referencia en llionés onde pueda dase salida a las inquietudes lliterarias de falantes y neo-falantes; tampouco hai concursos llitetarios con continuidá; nun hai avances significativos na presencia del llionés na enseñanza, nin na d´adultos nin na de los nenos, a pesar del interés de muitas personas por achegase a la sua coñocencia; la toponimia tradicional llionesa nun se respeta, anque en muitos llugares sigue n´usu; el llionés nun tien nin el más mínimu estatus llegal en nenguna comarca....

Outra miente, nun todo son fracasos y tristura, dalgunos llogros hai na recuperación del llionés gracias al trabayu d´asociaciones, dalgunas ya desaparecidas, como FACENDERA POLA LLINGUA, de Llión, LA CALEYA, d´Astorga, FURMIENTU, de Zamora, ASOCIACIÓN SAN MIGUEL DE L.LACIANA, de Vil.lablinu, y de personas concretas como Xosepe Vega, Héctor García, Emilio Gancedo o Diego José González, con un trabayu a veces humilde y prudente, pero imprescindible, seriu, dignu de lloya y emponderanza, pero sobre todu con un esfoutu craru d´emprear la llingua como meyor receta pa la sua recuperación y difusión. Si´l llionés tien dalguna posibilidá de sobrevivir por mínima y precaria qu´esta seya ye por aciu del llabor feitu o por facer de la xente y entidades referidas. Tiempu habrá de falar d´ellos.

Post tenebras speramus lucem.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El artículo es certero pero ha quedado un cierto obsoleto en algunos puntos, ya que es de hace varios años.
La situación actual del leonés, sin dejar de ser dramática, está experimentando signos de esperanza, que desdicen las colclusión del artículo:
"La conclusión apresurada que se puede facer de la situación brevemente reseñada ye qu´en Llión y Zamora, a pesar de la milagrosa anque ruina perviviencia del llionés no siegru XXI, nun cuntamos con una lliteratura llionesa nesta llingua; nun hai una publicación de referencia en llionés onde pueda dase salida a las inquietudes lliterarias de falantes y neo-falantes; tampouco hai concursos llitetarios con continuidá; nun hai avances significativos na presencia del llionés na enseñanza, nin na d´adultos nin na de los nenos, a pesar del interés de muitas personas por achegase a la sua coñocencia; la toponimia tradicional llionesa nun se respeta, anque en muitos llugares sigue n´usu; el llionés nun tien nin el más mínimu estatus llegal en nenguna comarca....
"


Actualmente see dan cursos en 7 puntos de la provincia de León, en Zamora, en Salamanca y en Madrid, con una nutrida asitencia en todos ellos; acaba de estrenarse el primer documental gráfico sobre la lengua leonesa y para terminar el nuevo Estatuto reconoce su protección y promoción.

Mientras haya vida habrá esperanza. Ahora solo falta que los leoneses tengamos la voluntad de cuidar nuestro patrimonio oral.

maestro de E.S.O. dijo...

Sinceramente, me interesa muchísimo el Llionés, pero no hay claridad ninguna en el tema, no existe un estudio claro de su situación actual en la provincia de León,Zamora y Salamanca, salvo la que podemos encontrar en el libro de Menendez Pidal, "El Dialecto Leonés" y que para algunos puede decir mucho, pero para los que no sabemos nos cuesta entenderlo.
El Documental "Asina Falamos" estuvo bastante bien, sería magnífico poderlo enseñar en colegios e Institutos como modo de Divulgación de nuestra Cultura y que no implica otra cosa que la de conocer a forma de resumen parte de nuestro patrimonio cultural y a lo que seguramente nadie se oponga.
Respecto a Conceyu, no voy a entrar a valorar como lo hacen, pero lo que si veo es que es la única asociación de León provincia en defender su uso y divulgación, como en Zamora lo es Furmientu.
¿Quienes son o fueron Facendera pola Llingua?¿cual fue el motivo, al igual de otras por lo que no continuaron su labor?reaparecen y desaparecen asociaciones como si nada,¿porque no trabajan conjuntamente?cual es el motivo por el que la Academia de la Llingua Asturiana discrimina lo que no nombra?"Asturllionesa", ¿Asturiano si, Leonés no?cuando todos los estudios ´hablan de Leonés o Assturleonés y sus variantes dialectales, asturianas,alistanas,sanabresas,mirandesas..........
Un cordial saludo y un blog muy interesante,enhorabuena.

castelano viejo dijo...

Esta bien todo lo que nos pase y nos quieran hacer. Las dos entidades somos una, "Castellanos y Leoneses".
Nuestra historia en comun es muy grande y hermosa y tengo prisa por verla destruida y a pesarde todo "Viva Castilla y León"...
Un Castellano-leones o Leones-castellano......

R.Chao dijo...

Castelano viejo, ¿problemas de doble personalidad?

Anónimo dijo...

¿castelano? ¿que es eso?

Related Posts with Thumbnails