PUNTO DE LECTURA (II): "Crónica Najerense"

13 de marzo de 2007

Hoy mismo he acabado de leer esta crónica medieval. Ha sido publicada en el año 2003 por la editorial Akal, y tiene el triste mérito de ser la primera edición en castellano del original latino. Y digo triste, porque es una vergüenza que un país europeo como es España todavía tenga sin traducir gran parte de sus fuentes históricas.

La Crónica ha sido traducida y editada por Juan A. Estévez Sola, profesor de Filología Latina de la Universidad de Huelva, que en principio también está trabajando en la traducción de la Historia Silense, otra crónica todavía más fundamental para la historia medieval que la que hoy nos ocupa.

Ya había ojeado la versión latina en busca de los pasajes más jugosos para mis investigaciones, pero mi escaso conocimiento del latín medieval me obligaba a recurrir a los profesores de la Universidad de León cuando me atascaba en alguna parte. Afortunadamente, hace unos meses Abraham Alonso me informó que ya había sido traducida, y tuvo la gentileza de regalarme un ejemplar.

La "Crónica Najerense" pretende abarcar toda la historia de la humanidad desde la Creación del mundo hasta la muerte de Alfonso VI (1109). Utiliza muchas crónicas anteriores, aunque con un criterio un tanto extraño, y no duda en introducir algunas leyendas y cantares castellanos. Se divide en tres libros: el primero acaba con el fin del reino visigodo, el segundo con la muerte de Vermudo III, y el tercero con la del mencionado Alfonso VI.

Esta Crónica es claramente pro-castellana, e introduce elementos como la supuesta traición de Bellido Dolfos. Está plagada de anacronismos, confusiones y fechas erróneas, pero aún así sigue siendo una fuente fundamental para conocer la Edad Media hispana.

El autor es anónimo, aunque es fácil deducir que era un clérigo, y que tal vez estaba vinculado a la orden cluniacense. Hay muchas discusiones sobre la fecha de elaboración de esta crónica: Menéndez Pidal, Blázquez y otros historiadores "clásicos" opinaron que fue escrita a mediados del siglo XII, pero en el texto se habla de personajes algo posteriores a esa época. Juan A. Estévez (el editor y traductor), gracias a una meritoria investigación, ha encontrado varias referencias procedentes de la Historia Scholastica de Pedro Coméstor (+1179), que no pudo circular por Hispania hasta los años ochenta de ese siglo, por lo que sitúa la Crónica Najerense en ese marco cronológico. Yo estoy de acuerdo con él por otra razón: hacia al final del texto, se habla en pasado de Alfonso Enríquez de Portugal (1138-1185). , con lo que la fecha de la muerte de este rey nos marcaría el posible límite cronológico de la Crónica. En fin, que todo parece apuntar a la parte final del siglo, y no a mediados.

Las anotaciones de Estévez son muy pertinentes, y facilitan la comprensión de diversos aspectos hasta a la gente no iniciada, por lo que recomiendo encarecidamente esta edición.

Como nota final, decir que la Najerense demuestra que Fernando I fue conde de Castilla, y no rey. Pero esa es otra historia...

Related Posts with Thumbnails