EL ECLIPSE DE SOL DE LA BATALLA DE SIMANCAS

21 de marzo de 2007

Leyendo la Crónica Najerense me encontré una referencia a un eclipse total (o casi total) de Sol durante la famosa batalla de Simancas, en la que el rey leonés Ramiro II venció a un ejército netamente superior de musulmanes. El fenómeno astronómico fue reflejado tanto por las fuentes cristianas como por las musulmanas. La Crónica de la que os hablé hace unos días dice literalmente:
"Entonces Dios mostró una gran señal en el cielo y el sol se volvió en tinieblas en todo el mundo por espacio de una hora del día. Nuestro rey católico, al oírlo, dispuso marchar allá con un gran ejército y luchando allí mismo uno con otro el Señor le concedió una gran victoria al rey católico un jueves, víspera de los santos Justo y Pastor, en la era 971" (933 d.C.)
Como ocurre con cierta frecuencia en esta Crónica, la fecha de la batalla es muy incorrecta, ya que la localiza a finales de julio o principios de agosto del año 933. Sin embargo, sabemos que la confrontación tuvo lugar seis años más tarde.

Pero veamos cómo describieron la situación los cronistas musulmanes. Muhammad bin Abd al-Munim al-Himyari lo narró así en su obra  Kitab al-Rawd al-Mitar

"Encontrándose el ejército cerca de Simancas, hubo un espantoso eclipse de sol, que en medio del día cubrió la tie­rra de una amarillez oscura y llenó de te­rror a los nuestros y a los infieles, que tampoco habían visto en su vida cosa se­mejante. Dos días pasaron sin que unos y otros hicieran movimiento alguno".

Picado por la curiosidad, decidí comprobar cómo fue aquél eclipse: a qué hora empezó, si fue total o no, etc. Así que trasteando con el maravilloso programa de simulación astronómica Starry Night descubrí que el único eclipse de sol que casaba con la fecha de la batalla se produjo exactamente el 19 de julio de 939. Introduje las coordenadas de Simancas (41° 34.98' N, 4° 49.02' W) y observé paso a paso el transcurso del fenómeno. El eclipse comenzó a las 06:42, aunque sus efectos no empezaron a ser visibles hasta las 07:00. El máximo tuvo que darse sobre las 07:30, y, aunque no fue total, la Luna nueva ocultó más del 90 ó 95% del Sol (imagen de la izquierda). Durante unos minutos, tuvo que reinar la oscuridad, y posiblemente llegaron a ser visibles las estrellas más brillantes y tal vez los planetas Marte y Saturno. El evento astronómico finalizó a las 08:42, aunque debió dejar de ser perceptible media hora antes.

Como curiosidad, este eclipse atravesó Europa en diagonal de SW a NE, y luego descendió por toda Asia. Podéis ver su recorrido por la Tierra y por la Península en las imágenes que he sacado de esta página. Debajo incluyo el vídeo que he grabado en velocidad acelerada con el Starry Night.

2 comentarios:

Coronel Kurtz dijo...

Como siempre, un gran artículo.Enhorabuena por el trabajo que haces.

Saúl dijo...

Muy interesante. Es curioso cómo estos fenómenos astronómicos han tenido tanta influencia en el devenir histórico. Si acontecen en tiempos de batalla, normalmente cada bando barre para su casa y lo asignan a buenos augurios para ellos mismos.

Related Posts with Thumbnails