MARCUS VETTIUS VALENS Y LA REBELIÓN DE LOS ÁSTURES DE ÉPOCA DE NERÓN

10 de octubre de 2013

Las guerras astur-cántabras duraron desde el 29 al 19 a.C. Sin embargo tenemos noticias de que hubo rebeliones posteriores de ambos pueblos prerromanos, aunque algunas de esas noticias son de tipo indirecto. Por ejemplo, sabemos que hubo una revuelta o rebelión de los ástures entre el año 54 y el 68 d.C., es decir, durante el mandato del emperador Nerón. Pero no lo sabemos gracias a la obra de ningún historiador romano, sino por el brillante currículum de un legionario romano llamado Marcus Vettius Valens (o Marco Vettio Valente). 

Este Marco inició su carrera militar en torno al año 28 d.C. sirviendo en la famosa guardia pretoriana. Participó en la invasión de Britania del emperador Claudio en el año 44 d.C., donde recibió toda una serie de condecoraciones (torques, brazaletes y phalerae). Poco después habría acabado su servicio militar "normal", que tenía una duración de unos veinte años, pero Marco se reenganchó como "evocatus" y sirvió en cuerpos auxiliares en la ciudad de Roma. Acabó regresando a la guardia pretoriana, para pasar posteriormente a la Legio VI Victrix, donde alcanzó el rango de "primus pilus" (primer centurión o centurión en jefe). Aquí es donde Marco entró en contacto con nuestra tierra, pues como sabréis esa legión estaba estacionada en lo que después sería la ciudad de León. Posteriormente regresó al cuerpo de pretorianos en Roma, y fue nombrado tribuno. Alcanzó el rango de caballero en la orden ecuestre, con lo que se convirtió en noble, y finalmente llegó a ser procurador  o gobernador de la provincia de Lusitania en el 66 d.C, un destino con el que no habría podido soñar en sus tiempos de simple legionario. 

Este impresionante (e inusual) currículum o "cursus honorum" quedó inmortalizado en una inscripción hallada en Rímini que fue publicada en el volumen XI del CIL (Corpus Inscriptionum Latinarum) con el número 395, y que reza así:

M(arco) Vettio M(arci) f(ilio) Ani(ensis) / Valenti / mil(iti) coh(ortis) VIII pr(aetoriae) benef(iciario) praef(ecti) pr(aetorio) / donis donato bello Britan(nico) / torquibus armillis phaleris / evoc(ato) Aug(usti) corona aurea donat(o) / |(centurioni) coh(ortis) VI vig(ilium) |(centurioni) stat(orum) |(centurioni) coh(ortis) XVI urb(anae) |(centurioni) coh(ortis) / II pr(aetoriae) exercitatori equit(um) speculatorum princip(i) / praetori(i) leg(ionis) XIII Gem(inae) ex trec(enario) [p(rimo) p(ilo)] leg(ionis) VI / Victr(icis) donis donato ob res prosper(e) / gest(as) contra Astures torq(uibus) phaler(is) arm(illis) / trib(uno) coh(ortis) V vig(ilum) trib(uno) coh(ortis) XII urb(anae) trib(uno) coh(ortis) / III pr(aetoriae) [tr(ibuno)] leg(ionis) XIIII Gem(inae) Mart(iae) Vic(tricis) / proc(uratori) Imp(eratoris) Neronis Caes(aris) Aug(usti) prov(inciae) Lusitan(iae) / patron(o) coloniae speculator(es) X h(onoris) c(ausa) / C(aio) Luccio Telesino C(aio) Suetonio Paulino co(n)s(ulibus)

He destacado en negrita la parte que hace referencia a las condecoraciones que Marco obtuvo "contra Astures" (torques, phalerae y brazaletes), porque es la única noticia que conservamos sobre una rebelión de los ástures en época de Nerón. No conocemos el alcance de esta revuelta (probablemente no muy grande), pero es sumamente ilustrativa, porque hemos de recordar que fue poco antes de la muerte de Nerón (68 d.C.) cuando se creó la Legio VII, en cuyo campamento permanente con el tiempo surgiría la ciudad de León. 

Ástures y cántabros fueron los últimos pueblos peninsulares en ser conquistados por Roma, por lo que no ha de extrañarnos que las aguas no estuvieran del todo calmadas en esta zona. En definitiva ello llevaría al establecimiento aquí de la Legio VII, la única legión que quedaría en Hispania durante el resto de la duración del Imperio Romano. Probablemente la principal razón de este estacionamiento sería el de evitar futuras rebeliones de los ástures, además de asegurar la llegada de su oro hasta las arcas imperiales. 

En fin, que esta rebelión es un hecho muy poco conocido, a pesar de que en mi opinión es de una grandísima importancia para la historia de nuestra tierra.

Marcus Vettius en una excepcional figura modelada por Yuri Serebryakov para Pegaso Models
 y pintada por  Jesús Gamarra
La información para este artículo la he sacado sobre todo de webs y libros en inglés, porque prácticamente no hay nada en español sobre este curioso personaje:

-BINGHAM, Sandra. The Praetorian Guard: A History of Rome's Elite Special Forces.
-SOUTHERN, Pat. The Roman Army: A Social and Institutional History.

Mi más sincero agradecimiento al arqueólogo Victorino García Marcos, que me puso sobre la pista del nombre de Marcus Vettius. 

4 comentarios:

Iván R. García dijo...

Interesantísimo artículo que forma parte de la historia del Reino.

Anónimo dijo...

Los astures continúan, aquí seguimos 2000 años después en muchas manifestaciones de todo tipo. Gracias.

Zoelilla dijo...

No, amigo, los astures no continúan. Por favor...
Los astures (mejor "ástures": http://www.ridea.org/biblioteca/bidea/PDFs/090-13.pdf) dejan de aparecer en la historia en el siglo VIII. A partir de entonces se produce una etnogénesis y los descendientes de aquel pueblo pasan a ser "otra cosa". Pero ya no ástures.

Emilio Campomanes dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada, Ricardo. Y sobre todo me ha despertado la curiosidad sobre estas historias "reconcentradas" que a veces ... y solo con suerte, aparecen en las inscripciones.

Sin duda, detras de la inscripción hay toda una historia interesantísima.

Related Posts with Thumbnails