“ALFONSO IX Y SU ÉPOCA”: UN RESUMEN DE HISTORIA LEONESA EN GALICIA

13 de agosto de 2008

Del 16 de julio al 7 de septiembre del presente año está teniendo lugar una magnífica exposición en La Coruña, titulada “Alfonso IX y su época: Pro utilitate Regni mei”, centrada en la figura del que fue el último rey privativo del Reino de León, nacido en Zamora en 1171, y que reinó desde 1188 a 1230. Al haber sido planificada y desarrollada en Galicia, cuenta con la ventaja de no estar mediatizada por intereses políticos, y goza por ello de una envidiable objetividad que hoy por hoy no existe en nuestra comunidad autónoma cuando se trata de hablar del Reino de León. He de reconocer que me acerqué a la exposición con ciertas reservas, temiendo que hubieran hecho mella en ella las tesis nacionalistas que rebautizan al reino como “Reino de Galicia”, aplicando el nombre de “gallegos” a sus monarcas. Sin embargo, tal y como se verá a continuación, mis temores resultaron totalmente infundados, ya que en “Alfonso IX y su época” sólo tiene cabida el más estricto rigor histórico, aunque conjugado con un afán divulgador que despierta la envidia de cualquier leonés mínimamente interesado en conocer su historia.

La ciudad de La Coruña está celebrando por todo lo alto el fuero de repoblación que le concedió el rey leonés hace ahora 800 años, y eso se nota desde el primer momento en que se entra en ella: cientos de orgullosas banderolas penden de las farolas en las principales calles, anunciando la exposición, así como varios carteles de generoso tamaño. Las instituciones organizadoras son el Ayuntamiento de La Coruña y el Ministerio de Cultura, participando éste último a través de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Ambos han contado con la colaboración de la Diputación Provincial de La Coruña y el apoyo económico de múltiples empresas. A pesar de la ausencia de la Xunta de Galicia, los organizadores consiguieron que los Reyes de España aceptaran la Presidencia de Honor e inauguraran la muestra, y han incluido en el Comité de Honor a personalidades políticas del calado de José Luis Rodríguez Zapatero y Emilio Pérez Touriño.

La exposición se organiza en cuatro partes. En la primera, titulada “La génesis de un Reino”, se hace una rápida revisión de cómo surgió el reino de León a través de varias piezas arqueológicas y documentales, haciendo especial hincapié en la labor legislativa de los monarcas leoneses. En la segunda, “El Rey y su Reino”, se muestran las distintas representaciones pictóricas de Alfonso IX, así como algunos de sus símbolos regios, y varios objetos de uso litúrgico y cotidiano de la época. La tercera, “Pro utilitate Regni mei”, se centra en el importantísimo papel que concedió el rey leonés a las ciudades, concediéndolas fueros y privilegios a costa de la nobleza. La cuarta y última parte de la exposición, titulada “Las expresiones intelectuales y artísticas”, se centra en la importante actividad intelectual desarrollada por este monarca, resaltando la creación de la Universidad de Salamanca, y la olvidada creatividad literaria y musical que surgió en su corte.

Estas cuatro partes sirven de hilo conductor a una impresionante muestra de códices, documentos, restos arqueológicos, monedas, sellos, etc. que han tenido que suponer un colosal esfuerzo a los organizadores, ya que proceden de los cuatro rincones del Reino e incluso de mucho más allá. Y es que no conviene olvidar que Alfonso IX fue un rey viajero que no descuidó ninguno de los territorios que le tocó gobernar, por lo que dejó huella en todos ellos, desde Galicia hasta la Extremadura Leonesa. La exposición está aderezada con varios mapas y paneles en los que se explica de forma resumida prácticamente toda la historia del Reino de León, y cabe reseñar que el centro del edificio está presidido por una imponente y gigantesca representación del león medieval que acompaña a la figura de Alfonso IX en el Tumbo A de Santiago de Compostela.

Para finalizar diré que como historiador me ha parecido una exposición fabulosa, y que me ha dejado un grato sabor de boca. A la entrada se vende un voluminoso catálogo en el que vienen explicadas pormenorizadamente cada una de las piezas, así como una serie de artículos sobre el rey, su reino y su época. A pesar de su precio (40€) es altamente recomendable, porque en cierto sentido es como llevarse la exposición a casa.

Como ya he dicho, es una lástima tener que acudir a Galicia para poder disfrutar de la historia de nuestra tierra sin tergiversaciones. Aunque este tipo de cosas no es algo novedoso: recordemos que para contemplar representaciones de reyes leoneses, salvo la reciente estatua de Alfonso VI de Ponferrada, hay que irse a lugares tan lejanos como Portugal, Cáceres, o diversas ciudades gallegas. Ahora sólo cabe preguntarse qué orientación tendrán los actos, exposiciones, etc. que previsiblemente se realizarán en el año 2010 para festejar el 1100 aniversario del nacimiento del Reino de León, aunque la división política ante este evento no hace presagiar nada bueno. Ojalá nuestros políticos tomen nota de “Alfonso IX y su época”.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Como dices, lo que primero me llamó la atención fueron las banderolas que colgaban en lugares tan céntricos como La Marina. Con las imágenes del Tumbo A, el rey y el león. Significativo que la historia del Reino de León se encuentre correctamente tratada en territorios que formaron parte de la Corona, y que hoy mucha gente apenas identificaría como tales. En A Coruña no les empacha poner banderolas con el león de Alfonso IX y dar a conocer parte de su historia sin manipulaciones políticas interesadas. Y aquí andamos como andamos, como bien habéis probado en los libros de texto.
José Manuel Diez

Anónimo dijo...

No os hagais ilusiones, ni se escribe "La Coruña", sino "A Coruña", que es lo oficial, ni Alfonso IX fue "rey de León", sino "Rey de Galicia" y en Galicia está enterrado. No usurpeis la Historia de los demás.

R.Chao dijo...

"ni Alfonso IX fue "rey de León", sino "Rey de Galicia"".
No es eso lo que dice la exposición, ni el sentido común, ni los documentos coetáneos, listillo.
Y yo siempre digo "La Coruña", lo mismo que digo "Londres", y no "London".

Jesus dijo...

Eres un gran conocedor de la historia de Leon. Felicidades por tu blog

Rex Legionis et Galletie dijo...

Siempre volvemos a lo mismo por lo visto... Vamos a ver, ni Alfonso VIII (su numeral menos castellano y español) fué rey exclusivamente de Galicia, tampoco ni de León. Lamento mucho recordaroslo, porque estoy convencido de que lo sabeis, y por descuido olvidasteis.... Alfonso VIII, hijo de Fernando II, fue al igual que su padre rey de ambos reinos, Galicia-León, si bien León era la ciudad más importante para el poder laico, Compostela lo fue en lo religioso y cultural ambas capitales de 2 reinos distintos. De hecho, a su muerte, la de Alfonso VIII, Galicia y León participan de la hermandad de los dos reinos. Y el león, señores mios, no era en ese momento el símbolo del reino de León, sino de la corona formada por los 2 reinos. Pongamos las cosas sobre su sitio.

Manuel dijo...

Me comentario consiste en una pregunta: He leído hace poco en un periódico editado en el año 1898 que la primera esposa, Dña. Teresa, del Rey de León Alfonso IX, con el que tuvo 3 hijos, fue la mujer que más tarde fue conocida por Santa Teresa de Jesús.
Como historiador me puedes afirmar o negar esta información.
Te agradecería una respuesta a: mmrgranollers@yahoo.es
Un saludo

Cornelius dijo...

"Cuenta con la ventaja de no estar mediatizada por intereses políticos" en la Galicia nacionalista?!!??!! no me creo lo que leo, qué poco conoces el percal. Yo ví el anuncio de la exposición en la prensa local y en ningún sitio se menciona que Alfonso IX fuese rey de León. En los carteles de la exposición tampoco. Por si no lo sabes, en Galicia se evita estudiar esa parte de la historia en los colegios para no mencionar que Galicia formó parte del reino de León. A buen sitio.

Anónimo dijo...

Si dices Londres en vez de London simplemente estás utilizando la palabra francesa en vez de la inglesa y pronunciándola mal. Lo mismo que cuando dices "Moscú" (Moscou). Por eso la UNESCO recomienda (y en la ONU es obligatorio) usar los topónimos de la lengua del lugar. La traducción de topónimos tenía sentido en un mundo ágrafo en el que pocos eran capaces de pronunciar otras lenguas y casi nadie de escribirlas. Una persona culta como tú debería hacer el mínimo esfuerzo que supone pronunciar los toponimos extranjeros correctamente. Pero si no quieres no pasa nada, claro está.

Anónimo dijo...

Cornelius,
Si viste el anuncio de la exposición en la prensa local entonces no fue en la "prensa nacionalista" (La Voz de Galicia o La Opinión dificilmente podrían ser descritos así). Tampoco se te ve muy familiarizado con la enseñanza en Galicia. No sólo no se evita estudiar "esa parte de la historia" en los colegios sino que se explica, como es lógico, que Galicia era un reino cuyos reyes vivieron durante una época en Oviedo, otras veces en León, otras en Compostela, y que algunos textos le llaman "reino de León", otros "reino de Galicia" (la inmensa mayoría) y que cada uno le puede llamar como le guste, igual que a veces se dice "España" por "Castilla" o por la Península Ibérica o "Inglaterra" por "Reino Unido". Porque esos términos geográficos cambian de signficado según la época y el contexto, y su uso actual es siempre interesado. Eso se explica.

Related Posts with Thumbnails