EL PENDÓN DE LANZAS DE PONFERRADA, GERMEN DE LA BANDERA DEL BIERZO

28 de junio de 2010

Desde que fuera aprobada hace ya diez años, la bandera de El Bierzo se ha convertido en un auténtico icono de la comarca. Su difusión se ha visto muy incrementada por los éxitos futbolísticos de la SD Ponferradina, ya que la popularidad de la que goza este equipo ha favorecido el abaratamiento de la bandera. Hoy en día es fácil encontrarla en todo tipo de locales comerciales, así como en camiones y en las entradas de casas particulares.


A pesar de esta popularidad actual, la confección de esta enseña estuvo envuelta en agrias polémicas, tanto de carácter político como vexilológico y heráldico. Y es que el diseño final fue una mezcla de compromiso entre la propuesta historicista presentada por José Antonio Balboa de Paz, y la del Partido de El Bierzo.

Pero hoy no voy a entrar a discutir estos temas, sino que quisiera centrarme en el Pendón de Lanzas de Ponferrada, que es el germen de la actual bandera.

El Pendón de Lanzas se custodia en el Museo del Ejército, con el número de catálogo 23.528, y presenta este aspecto:















Izquierda: anverso. Derecha: reverso. Fotografía: Luis Sorando Muzás 

Como se ve, está en un estado de conservación bastante deficiente, si bien es posible apreciar los elementos vexilológcios y heráldicos. En el antiguo estandarte predomina la Cruz de Borgoña o San Andrés, que durante mucho tiempo fue el símbolo de España.

A la derecha de la enseña (nuestra izquierda) figura un castillo, y a su izquierda un león rampante. En principio podrían ser el castillo y el león símbolos de la Corona de Castilla, pero el primero tiene una forma muy diferente de la habitual, y tal vez corresponda al símbolo heráldico de la ciudad de Ponferrada. Las figuras se pueden ver mejor en la reproducción de este estandarte que llevan "Los Tiradores del Bierzo", un grupo de recreación histórica de la Guerra de Independencia que pudimos ver en acción este sábado en San Pedro Castañero:


El estandarte conservado en el Museo del Ejército tiene cosida además una estampa de la Virgen de la Encina, patrona del Bierzo, que tiene todo el aspecto de haber sido añadida después.

Ahora bien, lo que fue una sorpresa para mí fue descubrir un posible enlace asturiano de este estandarte. Y es que en los catálogos más antiguos del citado Museo del Ejército, se cuenta la siguiente historia sobre él:

Pendón de los que llevaban los antiguos ginetes á fines del siglo XV y principios del XVI. Es de seda blanca, con dos picos ó puntas largas, flanqueada por dos bandas rojas que llegan desde los extremos de estos hasta el asta: á los lados de la cruz formada por dichas bandas hay en el campo del pendón un castillo á su derecha y un león á su izquierda, ambos de dibujo grosero. El asta de nogal, y algo apolillada, es labrada en toda su extensión, con asidero y gancho de hierro inmediato al regatón para sujetarle el giente en el estribo.
De este apreciable pendón solo se cree saber hasta ahora, por tradición, que cuando el alzamiento del Principado de Asturias, en el año 1808, contra la invasión francesa, se hallaba colgado en la iglesia de uno de los pueblos de aquella provincia: que una partida armada se apoderó de él para que le sirviese de enseña militar durante la guerra que se comenzaba; y por devoción cosió en la parte superior de ella una estampa en seda de la Virgen de Ponferrada

Una curiosa historia que se ve corroborada por la que se cuenta en el catálogo actual del Museo:

Pendón de una Compañía de Lanzas, S. XVI. Es de seda adamascada con dos picos y puntas blancas flanqueadas por dos bandas o cruz de Borgoña carmesí que van desde los extremos de los citados picos hasta el asta formando una cruz. A los lados de ellas y superpuestas, las figuras de un castillo y un león […]. Lleva cosida y superpuesta una estampa en tela de la Virgen de la Encina que se venera en El Bierzo […]. Esta bandera, que perteneció, como hemos dicho, a una Compañía de Lanzas de principios del S. XVI, fue depositada en una Iglesia de Asturias, creemos que en Cangas de Onís.                     
Al estallar en 1808 el Glorioso Movimiento Patriótico, el Teniente Coronel retirado, D. Leandro Osorio y Quindos […], se dedicó a movilizar a sus paisanos organizando diversas partidas que fueron a engrosar el 5º Regimiento de Infantería de León y formó el Batallón denominado “Tiradores del Bierzo”, que se cubrió de gloria en Torres de Bembibre.
No teniendo estos ilustres patriotas enseñas que les guiase a la victoria, enarbolaron este pendón que habían usado sus abuelos en diversas campañas pretéritas [Flandes e Italia], siendo como eran muy devotos de la venerada Virgen de la Encina, les adosaron esta estampa y con ella lucharon en toda la Guerra de la Independencia, siendo depositada finalmente esta enseña al terminar la guerra en la parroquial de Ponferrada, de donde pasó al Museo de la Academia de Infantería.

Nos queda la duda de saber cómo acabó el estandarte en Ponferrada. ¿Fue una donación de las partidas asturianas al concejo de Ponferrada? ¿O fue al revés, y se lo regalaron los ponferradinos a los asturianos de Cangas? Porque lo único que dicen los catálogos sobre su origen es que el estandarte procedía de un Depósito Regional. Ahora bien, ¿de qué región? ¿De Asturias, o de León? Me temo que nunca lo sabremos.

7 comentarios:

Irma dijo...

Muy interesante la verdad sea dicha.

Un abrazo, Irma.-

Lisardo dijo...

Parece claro que es un elemento que ejemplifica la continuidad del Reino de Oviedo con el de León, como una única entidad.

Anónimo dijo...

Lisardo ¿pero qué tendrá que ver una cosa con la otra? Un estandarte del siglo XIX, de la guerra contra los franceses y con un origen en el siglo XVII, vinculado al Bierzo, con continuidades de los Reinos de León y el de Asturias? ¿Tantas ganas tienes de ser asturiano? Esto se llama confundir la velocidad con el tocino.Jodeeeerrrr

Zaskandil dijo...

La verdad es que no deja de ser curioso y resulta muy interesante la historia. Sea como fuera acabó siendo lo que es en hoy día. El saber no ocupa lugar y como dice el refran: "nunca te acostarás sin saber una cosa más" o algo así.
Un saludo Ricardo

OestePURPURA dijo...

Mira tu por donde, de nuevo nos encontramos con una enseña que ni más ni menos es un pendón: ancho contra el asta, agudo en los extremos libres.

De nuevo vemos que las banderas son una reciente imposición a los emblemas tanto de esta región como del resto de la corona leonesa.

¿No sería hora de recuperas nuestras señas de idnetidad? ¿No sería hora de volver a utilizar pendones y pendonetas en vez de banderas y banderines?


¡¡¡Púrpura y plata!!!

Lorena dijo...

¡Qué historia tan interesante!
Estoy segura, y siento contradecirte, que tarde o temprano se sabrá de donde surgió. Un pendón de tal prestigio tiene que tener documentación.
El problema es saber dónde buscar.
Un saludo,
Lorena

Manuel Almansa dijo...

Gratísima información, querido maestro.

Soy de tierras del Sur, de Andújar, más concretamente, al norte del viejo "Reino de Jaén".

En nuestra tierra, la Romería en honor a la Virgen de la Cabeza sigue haciendo alarde de magnas banderas que tienen mucho que ver con lo recibido de los viejos reinos del norte.

Mil gracias por los datos transmitidos. Me declaro, a partir de hoy, fiel seguidor de este apasionante blog.

Related Posts with Thumbnails