DÍA DEL TURISMO 2008: LEÓN PUSO EL CIRCO Y CASTILLA SE LLEVÓ LA PASTA

27 de julio de 2008

Tal y como prometí, ayer asistí al Día del Turismo de Castilla y León 2008. Allí pude comprobar que todos los actos programados tuvieron un marcado protagonismo leonés: pendones, justas de Hospital de Órbigo, el mariquelo, aluches, gaiteros bercianos, guirrios, etc. Asimismo, la inmensa mayoría de asistentes fueron leoneses, aunque también hubo algunos autobuses procedentes de Castilla.


Según los señores políticos, la asistencia debió andar en torno a las 3.000 personas, es decir, fue exactamente la misma que en las anteriores ediciones. De hecho, ya adelantaron la cifra hace algunos días. ¿A qué se debe este aparente acto de clarividencia? Muy sencillo: a que la Junta encarga todos los años a varios alcaldes de su cuerda, previa subvención, la tarea de llenar un número X de autobuses con jubilados. A estos señores les atrajeron prometiéndoles un viaje y un condumio gratuitos, además de poder distraerse con lo más vistoso del folclore leonés. Vamos, que recuerda mucho a la famosa oferta con la que los emperadores romanos mantenían tranquilo al populacho: pan y circo. Sólo que ayer el "pan" consistió en unas tristes y parquísimas raciones similares a las que sirven en los aviones, y el "circo" lo pusimos los leoneses.

Eso sí, todo gratis para los señores visitantes: sombreros de paja con el lema "Castilla y León es vida", taburetes de cartón con el emblema de la Junta, folletos a porrillo para todos, etc., etc. Resultó triste y patético contemplar a grupos enteros de jubilados peleándose por cualquier cosa que pareciera gratuita, aunque donde esto alcanzó su culmen fue en las interminables colas bajo el sol para conseguir la irrisoria ración que proporcionaba la Junta a cambio del tique del viaje. Algunas personas llegaron a decir que para comer decentemente tendrían que haber acumulado al menos diez tiques. Lo siento por ellos.

Por otra parte, esta promesa de comida gratuita hizo que muchos bares y restaurantes de Riaño quedaran bastante vacíos durante la mayor parte de la mañana, por lo que el beneficio económico no debió ser tan alto como cabría esperarse en un principio. Hablando de beneficios, cabe reseñar que el vino era de Ribera de Duero (Valladolid), y el servicio de"catering" fue contratado a una empresa castellana (soriana, para más señas). Es decir: que León puso el circo y los artistas, y Castilla se llevó la recaudación por la puerta de atrás.

El acto político que dio inicio al Día del Turismo fue sencillamente repugnante, ya que los políticos de la Junta y sus adláteres se dedicaron a cantar las glorias del turismo en León, sin mencionar siquiera temas tan espinosos como la línea de Alta Tensión Sama-Velilla, la estación de esquí de San Glorio (que ya no podrá hacerse en Palencia, y la Junta parece que no quiere ni contemplar la posibilidad de hacerla sólo en León), la preocupante ausencia de turistas en la Montaña Oriental Leonesa, etc. etc. Es más, el pregonero todavía tuvo la desfachatez de decir que los riañeses ya se han acostumbrado al pantano que destruyó su pueblo, y que prácticamente están mejor que antes. Afortunadamente, en el acto estuvo presente un grupo de personas que les cantaron las cuarenta. Teniendo en cuenta que la tribuna no disfrutaba de palio ni de sombra de ningún tipo, y a juzgar por sus caras y gestos nerviosos, todos los políticos y sus lacayos allí presentes pasaron un gran calor por dentro y por fuera. Una pena que el presidente de la Junta se rajara a última hora y no acudiera a la cita.



Resumiendo un poco: Lo peor del día: ver a los jubilados llevando los sombreros con un lema tan poco adecuado para un sitio como Riaño, y verles suplicar (y exigir) por cualquier cosa que pareciese gratuita. Y comprobar cómo quedó todo lleno de mierda (gracias por la foto, Pedro).
Lo mejor del día: el reencuentro con la maravillosa gente de Riaño (Toño, Alfonso, etc.) y con otros viejos conocidos (Pedro, Carba, etc.), el haber podido conocer a mucha gente interesante (Víctor y compañía, Marcos...), y el haber disfrutado una vez más de la fabulosa comida del restaurante El Molino de Huelde.

PD: Gracias a Pedro y Víctor por sus fotos.

38 comentarios:

pedr0+ dijo...

Ricardo, esto es un asco y hay que cambiarlo,por favor considera la posibilidad de hacer una nueva formación política que nos saque de esta ruindad y domesticidad en la que estamos sumidos los leonesistas

Anónimo dijo...

"Hablando de beneficios, cabe reseñar que el vino era de Ribera de Duero (Valladolid), y el servicio de"catering" fue contratado a una empresa castellana (soriana, para más señas). Es decir: que León puso el circo y los artistas, y Castilla se llevó la recaudación por la puerta de atrás."

¿esto es victimismo, tontería o puro Trollismo?

Anónimo dijo...

El árticulo no es más que la realidad, aunque algunos estén tan ciegos y aborregados que aunque, esta triste y dura realidad, les esté golpeando con fuerza en sus propias narices, siguen negándola sin saber cuanto daño se están haciendo a si mismos.

Coronel Kurtz dijo...

Era el colmo de la desfachatez: las autoridades de la Junta volvían al lugar del crimen, del asesinato de Riaño y su comarca para regocijarse de lo bien que lo habían hecho.Pero unos cuantos valientes les pusieron los colores recordándoles que son unos explotadores.El Herrera debió imaginarse la que se le podía venir encima y no tuvo arrestos para retratarse.
León no olvida.Riaño vive.

Anónimo dijo...

Desfachatez la tuya kurtz, y además ignorancia.

La decisión de cerrar la presa la tomó Felipe González, que parece ser que era del PSOE y era el presidente del gobierno por la fecha. ¿Por qué tiene que responder la Junta gobernada por el PP de una decisión que tomó el gobierno central, y que además cuando se tomó tanto en el gobierno central como en el autonómico gobernaba el PSOE?

Breve repaso de fechas:

10 de junio de 1987:

Gana las elecciones municipales en Riaño la coalición CDS-Cacor, encabezada por Huberto Alonso. Su primera medida fue precintar las plantas de hormigonado para las obras de la variante y el viaducto. La paralización había sido ordenada, tres días antes, por su antecesor Guillermo Hernández, de AP. El fracaso del PSOE fue clamoroso: obtuvo 51 de los 554 votos válidos.

7 de julio de 1987:

Más de 300 guardias civiles toman el pueblo en torno a las nueve de la mañana. Hacia el mediodía cargan contra el centenar de personas que se habían congregado en torno a las casas a demoler. Hubo tres heridos: Jesús Álvarez, Carmen Sopeña y Jesús Sierra. Se inician las demoliciones. El alcalde, Huberto Alonso, fue detenido.

8-24 de julio de 1987:

Se derriban las casas de todos los pueblos afectados por el pantano, excepto de Burón, cuyo derribo parcial se ejecutó un año después. El 11 de julio, cuando habían sido reducidas a escombros un centenar de viviendas, se suicida en su casa el vecino de 54 años, Simón Pardo. El suceso conmociona a la provincia, pero los derribos prosiguen con sólo un día de tregua, el 13 de julio, para enterrarlo. Huelde fue el primer pueblo en quedar totalmente destruido. El 18 de julio ya no quedaba nada de su caserío.

31 de diciembre de 1987:

Se sella la presa y empieza a embalsarse el agua del Esla y el Yuso sobre el valle, completamente.


Y es que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid podemos culpar a la Junta de Castilla y León hasta de las crecidas del Guadalquivir, o el maremoto de Sumatra.

Anónimo dijo...

Para que el pobre Kurtz se aclare de lo que pasó en Riaño:

REPORTAJE DIARIO EL PAIS 21 DE JUNIO 2007
Regreso a Riaño
JULIO LLAMAZARES
La imagen dio la vuelta al mundo. La figura de un hombre con madreñas enfrentándose él solo con un palo a un grupo de guardias civiles, mientras una mujer le intenta sujetar agarrándole del brazo y un perro mira asustado la escena, se convirtió en la imagen de unos sucesos, los que acompañaron a la demolición del pueblo de Riaño, que conmovieron a toda Europa hace ahora 20 años. De hecho, muchas televisiones europeas emitieron esas imágenes en sus informativos, al revés que la española, que las censuró y guardó, se supone que por orden del Gobierno.
El protagonista de aquella escena vive todavía en León, pero ya no quiere hablar de ella. Convaleciente de una enfermedad, Vicente Alonso se excusa educadamente alegando un desinterés por la vida que quizá comenzó aquellos días. Añade, además, las críticas que sufrió por su actitud -"incluso por parte de personas de Riaño"- como causa de su desapego por una historia que, no obstante, le marcó toda su vida. Vicente, como su hermana, ya fallecida (la mujer que le agarra del brazo), y como muchos otros riañeses, vivió toda su vida con la espada de Damocles de un pantano cuyas primeras obras comenzaron mediados los sesenta y que no se concluyó hasta 20 años después, ya en plena democracia y con el Partido Socialista en el Gobierno. Vicente y su hermana Paz se trasladaron a vivir a un pueblo próximo a León del que un hermano suyo era y sigue siendo el párroco, y los demás se dispersaron por toda España, incluso alguno por el extranjero. Comenzaban así un destierro que otros muchos ya habían sufrido antes, y que sólo un riañés, Simón Pardo, evitó. Se voló la cabeza con la escopeta la mañana en que iban a derribar su casa.
La historia del pantano de Riaño, de cuya conclusión se cumplen este verano los 20 años, fue una de las más accidentadas de todas las de los pantanos españoles. Había comenzado en 1963, cuando el Ministerio de Obras Públicas aprobó su construcción, aunque su origen databa ya de finales del siglo XIX, cuando se diseñaron la mayoría de los embalses de este país. El gran caudal hidrológico de la cuenca alta del Esla, junto con las características del valle de Riaño, un auténtico circo montañoso que permitía ser cerrado fácilmente, fueron las causas de que ese embalse se convirtiera en una prioridad de la política hidráulica nacional, aunque ello supusiera sepultar bajo las aguas uno de los mejores valles de León y la capital de la montaña oriental leonesa. Cabecera de un partido judicial y con más de 3.000 personas censadas en su término (a las que habría que sumar las de los municipios vecinos de Pedrosa del Rey y de Burón, también afectados por el embalse), Riaño era el equivalente, en la provincia de León, a lo que para Asturias y Cantabria significan Cangas de Onís y Potes, lo cual no fue inconveniente para que la Administración franquista siguiera adelante con el proyecto, dando comienzo a las obras en 1966 con un presupuesto inicial de 300 millones de pesetas de la época. Esta cifra no incluía el dinero para las expropiaciones, que superaban los 1.600 millones (225.000 pesetas por cada tierra de regadío y 100.000 por las de monte, más 24.000 pesetas por familia y 2.000 por cada miembro del núcleo familiar; al menos así consta en el expediente). El objetivo que se buscaba era, por una parte, producir 300 kilovatios a la hora de energía eléctrica y, por otra, regar 100.000 hectáreas del páramo leonés y de las zonas limítrofes de las vecinas provincias de Palencia y Valladolid. El embalse tendría, una vez lleno, una capacidad total de 680 hectómetros cúbicos, superior a la de los dos mayores embalses de León ya construidos (el del río Luna) o en trance de terminarse en aquel momento (el del Porma) juntos.
Las obras prosiguieron a buen ritmo sin que al principio ocurriera nada extraño en torno a ellas. Muchos vecinos de Riaño y de los otros pueblos afectados: Anciles, Huelde, Pedrosa, Salio, La Puerta, Escaro, Vegacerneja y Burón, y, sólo parcialmente -en cuanto a sus fincas-, Horcadas, Carande y Liegos -"la montaña la destrozaron entera con el pantano, tendrían que habernos indemnizados a todos", dice Matías, un ganadero de Carande-, comenzaron su particular éxodo mientras que otros decidieron quedarse hasta el final. Fue esta resolución la que, pasado el tiempo, daría lugar a los incidentes que acompañaron al cierre de la presa, ya que, tras terminarse ésta en 1976, esto es, al año siguiente de morir Franco, el proyecto quedó parado por la indefinición política que se vivía en aquel momento, al principio, y por el temor de los distintos Gobiernos de la UCD a que les acusaran de ser los continuadores de la obra del dictador, después. Así las cosas, los riañeses que seguían en el valle comenzaron a alimentar la esperanza de que la presa ya no se cerraría y que podrían seguir viviendo en sus pueblos, esperanza que truncó el Partido Socialista, que, apenas llegó al poder, desempolvó un proyecto que, por franquista, había criticado mientras se hacía. El jarro de agua fría cayó, pues, sobre los riañeses cuando más confiados estaban -"¿quién se iba a imaginar que los que iban a cerrar la presa iban a ser precisamente los socialistas?", recuerda ahora uno de ellos-, y fue el origen de los acontecimientos que a partir de entonces se sucedieron. Oposición, manifestaciones, recursos y más recursos, incluso algún sabotaje a las obras o a la maquinaria llevaron a Riaño al primer plano de la actualidad nacional, actualidad que acaparó durante varios días cuando, el 7 de julio de 1987, 80 guardias civiles, apoyados por helicópteros y fuerzas antidisturbios, entraron a caballo en el valle y en el pueblo, comenzando la demolición de éste. Una demolición que dio pie a escenas propias de otros lugares -"fue como en Palestina", recuerda uno de los que lo vivieron- y que continuó después por los otros pueblos, a pesar de la oposición de algunas personas, como el citado Vicente Alonso, o como los numerosos jóvenes que se subieron a los tejados, en un desesperado intento por impedir la demolición de los edificios.
Hoy, 20 años después de todo aquello, la mayoría se sigue emocionando al hablar de ello. Es el caso de Virginia, oriunda de Burón y maestra actualmente en un pueblo de Madrid, que dice que "fue peor que la guerra; no se lo perdonaré jamás", o del mismo Huberto Alonso, el alcalde de Riaño cuando las demoliciones (llevaba apenas una semana elegido), al que todos los españoles pudieron ver esposado y conducido por guardias al calabozo, y que, desde su domicilio hoy en la capital de España, afirma que prefiere no recordar ya aquellos días -"fue muy duro, es mejor no recordarlo", afirma-. De hecho, ha habido muchos paisanos suyos que nunca han vuelto a pisar la zona, y otros, cuando lo hacen, apenas se detienen, conmovidos por la visión del valle en el que nacieron convertido en un lago de montaña. Un lago, por su extensión, mayor que muchos de los de Suiza.
En el nuevo Riaño -el pueblo que construyeron, tratando de suplir al destruido, parte de los antiguos vecinos sobre lo alto de la colina bajo la que se asentaba el viejo-, las opiniones son más diversas. Trasluciendo que todavía continúa viva la enorme división que se produjo entre los habitantes de los pueblos afectados en los meses anteriores al cierre de la presa (mientras unos se oponían frontalmente, otros buscaban únicamente sacar compensaciones supletorias del Gobierno), los que se quedaron en la comarca recuerdan aquellos días con mayor pragmatismo que los que se marcharon. "La historia fue como fue. ¿De qué sirve darle vueltas?", afirma la dueña del bar Guille, Maruja, en la calle principal, quien añade, convencida: "Echan más de menos el viejo Riaño los que se fueron que los que nos hemos quedado aquí. Yo sigo viendo las mismas montañas, no he perdido mis raíces". En medio, gentes como la riañesa de adopción Carmen Sopeña, una pintora asturiana que pasó desde niña en Riaño todas sus vacaciones, y que en los incidentes de la demolición perdió la visión de un ojo (fue de las que se enfrentaron a los guardias), o como la propia familia de Huberto Alonso, han optado por una vía intermedia: la de buscarse un nuevo Riaño en alguno de los pueblos de la zona (de los que sobrevivieron al gran embalse). "A mí, el nuevo Riaño no me gusta", dice Carmen, expresando lo que mucha gente piensa.
El nuevo Riaño, en efecto, aparte de las secuelas de aquellos días que aún manifiesta, es un pueblo sin personalidad. Alzado en lo alto de la colina y sujeto a todas las inclemencias meteorológicas, que aquí son muchas, es una mezcla de urbanización costera y de pueblo del Oeste, con una calle central llena de bares, y hoteles, y edificios que parecen sacados de una promoción turística. Salvo en verano y en vacaciones, la mayoría de aquéllos están cerrados, lo que le da un aspecto de pueblo semifantasma. Aun así, en él luchan por vivir unas 300 personas (de las 2.000 que llegó a tener el Riaño antiguo), entre ellos algunos ganaderos cuyas naves están lejos del pueblo. Luis Ignacio González, el alcalde, se empeña, como todos, en que el Riaño nuevo salga adelante: "Hay niños, parejas jóvenes? No es lo que desearíamos, pero tampoco está tan mal como algunos dicen". Opinión que refrendan los comerciantes, que, aun quejándose de su situación -"esto está muerto", se lamentan los dueños del hostal Abedul, entre otros muchos-, albergan la esperanza de que Riaño remonte el vuelo. "Nuestra esperanza es la estación de esquí de San Glorio", apostillan los dos alcaldes de los ayuntamientos más afectados por el embalse: el ya citado de Riaño y Porfirio Díez, de Burón.
El de Burón, aunque parecido, es un caso algo distinto. Destruido sólo a medias y con los restos de las casas demolidas aún visibles, convive con el embalse, cuyas aguas le llegan, cuando está lleno, justo hasta el borde. Aún queda una caracola [casas prefabricadas] de las 20 que la Administración prestó a la gente mientras reedificaba sus casas en la parte alta del pueblo, y todavía hay gente que habita algunas de las antiguas, que, aunque expropiadas, permanecen aún en pie en la parte más próxima al embalse. El pueblo está vivo de milagro -"hubo un concejo en el que se decidió si continuábamos aquí o nos íbamos", afirma Pedro Luis Álvarez, el presidente actual del pueblo e hijo del que lo era en aquellos días-, pero, como Riaño, lucha por sobrevivir e incluso ha crecido algo con la vuelta de algunos de los que se fueron. Pero su supervivencia, como la de todos los pueblos de la comarca, está siendo muy difícil; no sólo por el embalse, que dificulta las comunicaciones, sino porque la ganadería, su actividad principal antes de aquél y después, está en franca decadencia. Sobre todo desde que, hace algunos años, un brote de brucelosis diezmara la cabaña y el censo de ganaderos. "Del muro para arriba tocan a muerto. Llevan tocando ya muchos años", dice Germán, uno de los que resisten, frente a la única caracola que aún queda en pie como testigo mudo -junto a las piedras de sillería, numeradas y tiradas por el suelo frente a ella, de lo que fue el palacio de los Allende, que esperan a que lo reconstruyan- de lo que sucedió en el pueblo.
Entre tanto, en Riaño y fuera de allí, la gente se pregunta si mereció la pena tanto sacrificio. Aunque los responsables del cierre de la presa sigan diciendo que sí y que volverían a hacerlo si el tiempo volviera atrás (el ministro de Obras Públicas de entonces, el riojano Sáenz de Cosculluela, por ejemplo), lo cierto es que, 20 años después del cierre, el pantano apenas riega una pequeña parte de las hectáreas previstas en el proyecto y todavía faltan por realizar la mayoría de los canales y demás obras de infraestructura. Lo que, entre otras consecuencias, ha provocado que los presuntos beneficiados del regadío, los campesinos del sur de la provincia leonesa, hayan dejado ya el campo, principalmente los jóvenes. "La gente esperó y esperó, y al final se acabó marchando", se queja el dueño de un bar de Villamuñío, en el páramo de los Payuelos, quien se lamenta, incluso, de haber ido a León a manifestarse pidiendo el cierre de Riaño. "Si nos hubiera dado un ataque de apendicitis a todos aquel día...", dice. Cerca del bar, Jesús Calvo, el párroco del pueblo y antiguo presidente de la principal asociación de regantes de las varias que lucharon por el cierre de Riaño, se queja también de esa situación. Rodeado de fotos de Franco y de Tejero (don Jesús se confiesa falangista, amén de cura), se lamenta del gran retraso de las obras e incluso dice sentirse utilizado por los políticos de aquella época: "La Diputación de León nos pagaba todo: los carteles, los autobuses para las manifestaciones, todo... Y mira cómo nos lo pagaron".
La afirmación del cura y de la gente de Villamuñío, que es la misma en toda la comarca, refuerza la sospecha que algunos ya tenían cuando se cerró el pantano de que el objetivo principal de éste no era regar, sino la producción de energía eléctrica. "Lo que hicieron fue enfrentar a los regantes del sur con los de Riaño, como hacen siempre, para poder cerrar el pantano. Y luego, claro, los olvidaron", dice Fulgencio Fernández, periodista de La Crónica de León, que ha seguido de cerca todo el proceso. Y añade: "El pantano de Riaño fue la contraprestación que Iberduero exigió al Gobierno para cerrar la central nuclear de Lemóniz". Verdad o no, lo cierto es que lo único que de verdad funciona, 20 años después de haber cerrado la presa, son las centrales eléctricas que alimenta el río Esla directamente o a través del Duero y una pequeña parte del territorio que presuntamente iba a ser regado, más en Palencia y Valladolid -a través de los trasvases a los ríos Cea y Carrión- que en la propia provincia leonesa. Lo cual puede ser hasta un acto de justicia. En la provincia de Palencia se da la curiosidad de que entre los beneficiados por el regadío están los propios riañeses que, cuando comenzó la obra, se mudaron a vivir a un pueblo de colonización edificado sobre el lecho de una laguna desecada de la que tomó su nombre, La Nava, y en el que tuvieron, entre otras cosas, que aprender a cultivar la tierra (en la montaña eran ganaderos) y a interpretar de nuevo el paisaje (habituados al de aquélla, el de la gran llanura les aturdía), como sus predecesores, procedentes también de otros embalses y que, cuando llegaron al nuevo pueblo, vivían en barracones que la antigua laguna inundaba cada poco, hasta el punto de que, cuando llovía mucho, tenían que dormir con una mano fuera de la cama, por si el agua subía más de la cuenta. "¡Y ahora, encima se quejan en León de que reguemos con el agua de Riaño, porque dicen que es de ellos!", sonríe Carlos, agricultor, que abandonó La Puerta con su familia cuando tenía apenas 16 años y la presa de Riaño comenzaba a construirse.
Cerca de allí, en la Tierra de Campos leonesa, todavía pueden verse pintadas descoloridas que continúan pidiendo desde los muros el cierre de la presa de Riaño con un mensaje anacrónico leído a día de hoy: "Agua o muerte".
¿Valió la pena?
Miguel A. Valladares Álvarez.
Revista Comarcal "Montaña de Riaño"

Coronel Kurtz dijo...

Gracias anónimo por tu amables palabras, en especial por llamarme "pobre" e "ignorante".Sin duda son vocablos típicos de cierta forma castellana de tratar a los demás que ha fomentado -para desgracia en nuestra querida España- el separatismo y el anti-españolismo.
La Junta tien un alto grado de responsabilidad en Riaño:
1º. Nunca hha hecho nada, ni para cerrarlo, ni para aliviar su presencia.
2º.Nunca se ha ocupado de los habitantes de Riaño y la Montaña Oriental Leonesa. Ha mantenido la zona como un desierto industrial y turístico en vez de priorizarla como objetivo a reconstruir.
3º. La presa de Riaño sólo ha servido en los últimos 30 años para regar y proveer de energía territorio castellano (Palencia y Valladolid).El territorio leonés ha sido el convidado de piedra de la explotación del agua de Riaño.
4º. Fue la Industria y el sector cerealístico castellanos, especialmente el de Valladolid, el que impulsó la destrucción del Valle de Riaño y se valió de su influencia con el régimen franquista para lograrlo. En León se podía pedir agua, pero nadie pedía un embalse en Riaño.
5º.No valió la pena anegar Riaño y los políticos de entonces, algunos de ellos en la Junta hoy en día, cometieron un salvaje atentado contra la población y la naturaleza de Riaño.

7 dijo...

Señor kurtz, le he llamado ignorante y pobre (la ignorancia es una forma de pobreza, la carencia de conocimientos) porque soy benévolo y bien pensado y he atribuido sus palabras a la ignorancia, porque si no, si sus palabras fueran fruto de la mala fe hubiese dicho que es usted un difamador, calumniador y mentiroso contumaz. ¿cómo quiere que juzgue su atribución del embalse de Riaño a la acción de la Junta? la Junta no mando hacer el pantano, y desde luego tampoco mandó cerrar la presa. ¿Como quiere que juzgue las palabras de que la Junta a "asesinado" a Riaño y se "regocija" de lo que ha hecho?

Desde luego si decir de alguien que es pobre e ignorante (con fundados motivos) es prueba de carácter castellano (mira que es usted racista), su carácter es castellanísimo, porque lo que yo he dicho de usted no es ni la millonésima parte de lo que usted ha dicho de la Junta.

No voy a permitir que gente como usted envenene las conciencias de la gente con mentiras. Me opondré siempre a la pedagogía del odio.

Sobre el resto:
1- No creo que la Junta tenga competencia para cerrar el pantano.

2- Se ha ocupado, aunque usted no lo vea. ¿Esque la Junta no presta ningún servicio en la zona? ¿es que no hay centros de Salud, escuelas....?

El desarrollo industrial de una zona no creo que lo pueda imponer el gobierno regional. Por razones orográficas las comunicaciones siempre van a ser difíciles en esa zona y eso es un inconveniente para el desarrollo industrial. Además no creo que en las inmediaciones de un parque natural siente nada bien un polo industrial. Más bien habría que pensar en alternativas como el turismo, y en este caso la feria ha elegido muy bien el punto de celebración.

3- Es de risa lo que dice. ¿como puede mantener que la presa sólo provee de energía a territorio castellano? ¿Puede explicar cómo se logra eso?

Lo del agua me parece que es competencia del gobierno central, la gestión hidrográfica de la cuenca no está transferida. pida cuentas a nuestro paisano Zapatero. También es falso de que con el agua del pantano no se riegue nada en León. De todas maneras es usted inconsecuente cuando por un lado pide la clausura del pantano y por otro se queja de que el agua no se usa para regar tierras leonesas.

4 Pruebe su afirmación, o lo tendré por otra nueva calumnia. ¿Es que no se acuerda de las manifestaciones a favor de la presa de Riaño organizadas por agricultores leoneses?

5- Todo es discutible. Digame quienes son esos políticos que están en la Junta. Lo de atentado a la naturaleza también es discutible, pues con la energía eléctrica de Riaño se ha evitado la emisión a la atmósfera de millones de toneladas de anhídrido carbónico, y se ha regulado mejor el curso de los ríos. El bien y el mal no es algo absoluto, excepto para gente maniquea como usted.

Anónimo dijo...

Soy Pedro0+.
Pero hasta cuando tendremos que aguantar a estos castellanos que joden lo de los demás y encima nos dice que no tenemos derecho ni a rechistar, con razón llaman a la capital castellana fachadolid. Mira los pueblos tienen derecho a decidir su futuro y a LEÓN se le ha NEGADO desde el principio, así que señor castellano, lo que tiene que hacer usted es pedir democracia de una vez, para esta tierra y déjese de defender a la Junta que parece usted un político, periodista, u otra alimaña parecida, comprada con el dinero de todos para hacer daño exclusivamente a la región leonesa.
¡¡¡¡DEMOCRACIA Y LIBERTAD PARA LEÓN!!!.

Coronel Kurtz dijo...

A ver anónimo:Habrá que darle pues las gracias por insultar (racista,ignorante, etc) y por defender una presa que según usted, es una maravilla.
Me parece ya el colmo del cinismo que diga que con la presa se han evitado la emisión de miles (pero que digo miles, de millones) de toneladas de CO2 a la atmósfera. Siguiendo su razonamiento le propongo que construyan una presa en donde ahora están los viñedos de Ribera del Duero, para evitar la contaminación. Y si los vallisoletanos, burgaleses y zamoranos se quejan, dígales que es por su bien, que son unos paletos y que están evitando la polución.

7 dijo...

Pedro0+, si la verdad le jode es su problema. Rechiste todo lo que quiera que yo ni le he quitado, ni le quito, más bien parece que es usted el que quiere que yo no pueda expresarme, así que aplíquese el cuento de facha.

Que yo sepa hay democracia, aunque usted quizás no se ha dado cuenta. quizá le gusten más las democracias populares o las orgánicas.

Sobre lo de los derechos de los pueblos, digo yo que si es un derecho no será una obligación. pero usted se ve que no distingue conceptos tan elementales.

Y a León que yo sepa no se le negó nunca nada, otra cosa es que usted pretenda que su posición que representa a cuatro gatos en realidad representa a la sociedad leonesa. Los representantes LEGITIMOS y elegidos DEMOCRATICAMNETE han aprobado por UNANIMIDAD el anterior y el actual estatuto de autonomía en el Congreso de los diputados.

Yo defiendo lo que me sale de la p., y usted no me va a silenciar porque no le guste lo que digo, y por supuesto defiendo lo que yo creo que es lo mejor para la Región leonesa, que afortunadamente no tiene nada que ver con lo usted piensa.

Así que a mentir a otro lado, y a llorar al Muro de las lamentaciones.

7 dijo...

Señor kurtz, yo no he defendido la presa, ni he dejado de defenderla, simplemente le he querido hacer ver que la cosas no es o blancas o negras, y en todo caso el mal esta hecho, y habrá que buscarle ventajas. Y no es insultar calificar a alguien con los adjetivos que se desprenden de su comportamiento, y usted ha demostrado ignorancia y racismo. En cambio si es insultar por ejemplo llamar asesinos a la Junta sin venir a cuento. Por menos de eso han empapelado dos veces a Losantos.
Para decir lo que es bueno para los demás ya está usted. Pero que yo sepa los pantanos no se construyen donde uno quiere, sino donde uno puede.

7 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raices Leonesas dijo...

Ya Sabéis como siempre León es el peor parado en estos actos parece raro señores que todavía no lo sepáis. Donde están los políticos Leoneses y las banderas de León. Porque el anuncio de Castilla y León es vida lo hacia café Quijano que supuestamente es de León. Gracias a Dios que hace mucho tiempo que no le veo.

En fin señores son muchos los porqués y todavía se atreven a decir que los ciudadanos de Riaño están mas contentos con el pueblo nuevo que con el viejo, No digas mentiras eso sois vosotros porque habéis creado un pueblo turístico con beneficios para castilla y para la montaña Leonesa.

En fin perdonar este mitin. Pero me tenía que desahogar.

Anónimo dijo...

Calculo del ahorro en emisiones:

"cada kilovatio/hora de electricidad que ahorremos, se evita la emisión de un kilogramo de CO2 en aquella planta de quema carbón o petróleo que produce electricidad"

La central hidroeléctrica de Riaño lleva funcionando desde 1991, y produce de media una energía de 140 GWh.

Ya puedes hacer el calculo.

Anónimo dijo...

Los 140 GWh son al año.

Anónimo dijo...

1 GWh = 1.000 megavatios hora = 1.000.000 kilovatios hora

Anónimo dijo...

A ver lamparilla, perdón pedrín. La presa está hecha, y de la misma forma se puede deshacer. Los beneficios no son para León, y sin embargo si está hubicada en León, con lo cual son los leoneses en general y riaño en particular quienes deben de decidir su futuro.
Yo aquí al único que veo que insulta eres tú, que por lo visto tu ego de pacotilla te hace estar por encima de los demás. Supongo que para entrar en trance tienes que meterte en blosg de leonesistas y sentir el "fustigamiento" en tus carnes. Propio, sin duda alguna, de masoquismo ruín castellano. Algún día te calentaran los morros por faltoso, ya sabes, a los "cocos" los conocemos todos

Anónimo dijo...

Señor último anónimo, no espero ni de usted ni de nadie que escriba en esta página un ápice de ecuanimidad, pero si relee el hilo verá que yo no he insultado a nadie, más bien he sido insultado. Y en su caso además del insulto añade la amenaza. Me gustaría conocerle en persona a ver si es tan valiente.

Anónimo dijo...

Lamparilla, no me jodas. Pero si he quedado contigo tropecientas mil veces y no has ido. Además cobarde.

Anónimo dijo...

Me preocupa ver como ciertos sectores leonesistas se estan batasunizando. Ver como varios intervinientes en esta página tratan de insultar a otro llamandole castellano, en un mal calco de como los batasunos tratan de insultar a otros vascos que no comparten sus ideas llamandoles españoles me a parecido de lo más lamentable. ¿os imaginais que alguien intentara insultar a otro llamandole leonés? Como dice uno de los que escribe son claramente insultos racistas, y si en vez de ser insultos anticastellanos fueran insultos antisemitas este blog sería ya historia

Taliesin dijo...

Realmente no tiene justificación el insulto ni la "pedagogía del odio" a la que por aquí se ha hecho refrerencia, pero encuentro sumamente interesado, y muchísimo más grave, el atribuir "batasunización" a la reivindicación autonómica leonesa. Anónimo de 7/31/2008 08:31:00 AM, te has pasado varios pueblos.

R.Chao dijo...

Siempre he permitido la inserción de comentarios sin restricciones, pero la verdad es que gracias a estas intervenciones me lo estoy replanteando, y es posible que, a mi pesar, acabe sometiendo los comentarios a revisión antes de que salgan publicados.

A los que os pasáis habitualmente por aquí ya os he avisado de los trolls que pululan, dejando mensajes con ánimo polemista. Si caéis en la trampa de responder, veréis que en realidad se abre una espiral a la que es difícil poner fin. Os lo diré una vez más: no son gente razonable con ganas de debatir: son sólo TROLLS anónimos, y la única medida adecuada es ignorarlos y pasar de ellos. Cuando se les responde o, peor aún, se les insulta, les estáis alimentando. No les deis ese placer y dejad que se mueran de hambre. Que abran su propio blog, convenientemente identificados, y que digan lo que quieran dejando en paz los blogs de los demás. Porque es curioso que siempre piden respeto para ellos, cuando son los primeros en entrar a tocar las pelotas.
Saludos.

Coronel Kurtz dijo...

Tienes razón, Ricardo.
Hay que seguir luchando democráticamente por un País Leonés autónomo , bien gestionado y con servicios de calidad dentro de nuestra nación, España.
Ésta gente que no quiere y seguramente no puede darse a conocer son el pasado.
Los leonesistas tenmos que mirar hacia delante.

Anónimo dijo...

Soy pedro0+
Ricardo, creo que deberías plantearte muy en serio formar un partido político,te veo como el lider capaz de aglutinar voluntades y además pareces honesto.Respecto al troll decir sólo que ese ¿señor/a?, no puede ser leonés de ningún modo, así que será mejor ignorarle, porque creo que tienes razón sólo es un moscardón sin lógica alguna

Troll de guardia dijo...

He visto la última entrada de este Blog en el Reader, donde lo tengo puesto entre los blogs de humor, y aunque a mí nadie me ha dado vela en este entierro, como soy un Troll no voy a pasar la ocasión sin dejar mi opinión.

Veo a un pardillo llamado 7 que es acusado de haber osado proferir los gravísimos insultos, que a mí me parecen más bien mojigatos y monjiles, de "pobre" e "ignorante" a uno de los palanganeros habituales de Chao. Este cándido 7 debe de ignorar que este blog es un avispero del leonesismo más asilvestrado, donde el anfitrión R. Chao pretende que todos los intervinientes pongan comentarios del estilo de los que pone su cla: "magnífico artículo", "te felicito", "estupenda entrada"...., y con su venia los montaraces leonesistas puedan insultar al discrepante llamandole cosas tan surrealistas como "castellano". Para ello el señor Chao da ejemplo con insultos que el cree ingeniosos del tipo "tocapelotas", "cosmopaleto"...
Ver para creer.

Señor Chao, no amague tanto, y empiece a moderar los comentarios, que sin duda va a tener mucho trabajo con la catarata de insultos que voy a recibir.

Lamparilla dijo...

El experto insultador Chao, que en esta entrada habla de "acto político repugnante", populacho, adlateres y "políticos y sus lacayos" parece que ha enmudecido.

El que llama tocapelotas a otros porque le afean su blog con sus críticas, no ha tenido mejor idea que ir a tocar las pelotas a un acto organizado por la Junta.

Pero es que ya puestos a insultar no ha tenido empacho en modificar el anuncio de turismo de la Junta, conservando el escudo y dirección de la Junta y poniendo "Castilla y León es muerte". No debe de saber que la Junta de puede demandar por hacer uso indebido de sus símbolos. No hace ni un día que UNICEF exigió a otro bloguero insultador que retirara su logotipo de un cartel en que pedía a los catalanes apadrinar niños extremeños.

Por sus palabras les conoceréis.

Coronel Kurtz dijo...

Disculpas aceptadas, 7.Lo mismo digo.

Anónimo dijo...

Soy pedro0+
Me gustaría saber donde puedo adquirir ropa pegatinas o merchandising de caráter leonés y un poco diferente a lo que se venden en las tiendas de turistas

Coronel Kurtz dijo...

En las sedes de UPL, Conceyu Xoven, UPS y PREPAL.No es nada caro y es diferente.

Anónimo dijo...

En tema de camisetas también tienes esta página:
http://genarin.com/camisetasdeleon.htm
saludos

zipi

Anónimo dijo...

Para troll-s, los del canal 4 de castiga a Leon, que hablando del camino de Santiago mozarabe - el de la Ruta de la Plata- dice que los extremeños pasan por Salamanca, Zamora y llegan a Astorga ¡¡¡ para conocer CASTILLA !!! Estos periodistas y media SI que son TROLL-S.

Un leones de Salamanca.

Anónimo dijo...

El cierre de Riaño fue el primer beneficio politico que pidio la junta en boca del presidente de turno, un padre glorios esta mala comunidad, un castellano sea del partido que sea, y el gobierno se lo concedio, despues ponle flores y fechas..pero esa es la verdad.
Por cierto ¿ leon es de España ?, yo creo que si, pero no se nota.
no pierdas el tiempo en contestar agorero.

Anónimo dijo...

victimismo leones ?
estoy harto de ese corrillo.
pero a lo mejor tienen razon y habria que plantearse dejar de ser victimas y convertirnos en verdugos.

Anónimo dijo...

Bueno, me cansé de leer hacia la mitad xD, la cuestión tal y como yo la veo, es que no pueden ir los políticos de siempre "a hacerse la foto y dar su mitin a un lugar como Riaño en "el día del turismo en Castilla y León", hablar del sacrificio y de la solidaridad, y decir que los riañeses ya se han acostumbrado a la nueva situación, que Riaño es un grandísimo atractivo turístico, hablar de todo lo que han invertido según ellos en la comarca (claro que han invertido pero habría que compararlo con lo que se invierte en otras zonas de la comunidad, y ahí está lo triste y lo de siempre), que manden 3000 personas en buses con comida de catering para que no hagan gasto en el pueblo" y que se vayan de rositas, eso no se puede permitir, y por eso nos manifestamos.

Y que no vuelvan, porque habrá más, mucho más.

Carba

Anónimo dijo...

Nadie se acuerda que el Sr. que por aquellos años mandaba en esta comunidad (Castilla y León),era el Sr. José Mª Aznar.Que asolaron Riaño y nos obligaban a pasar entre sus ruinas para desplazarnos a León, tomar una vertiginosa pista de cemento entre camiones y máquinas de obra,que daba pánico salvar,desde las ruinas de Riaño hasta los túneles de la carretera por una loma arriba.Siempre te quedaba la "opcción"de rodear,desde Boca de Huérgano-Guardo- Cistierna,aumentando así màs de 50 kl. tu recorrido,siendo también Guardo el lugar más cercano para repostar gasolina y hacer las compras.Asolaron Riaño y no tuvieron la deferencia de proveer a los habitantes de la zona de los servicios básicos.Recuerdo cuando las autoridades de Boca de Huergano pidieron audiencia con Aznar en Valladolid para dar solución a las carencias de la zona ¡¡¡UNA GASOLINERA!!!¡¡¡CARRETERA!!!,y contaron que le encontraron rodeado de asesores,para dar el salto a la moncloa.Hicieron también denuncia en Interviú y la revista les respondió con un artículo.¿¿¿¿Porqué nadie se acuerda que en aquellos tiempos era el Sr. Aznar quien gobernaba esta comunidad????

Anónimo dijo...

No cuentes películas, porque aznar cababa de ganar las eleciones, y no hacía ni tres meses que había sido investido presidente de la comunidad, así que mal podía estar preparandose para el paso a ser lider del partido. La decisión del cierre la tomo el gobierno central, y mandaba Felipe González desde hacía un porrón de años. La decisión del cierre se tomo gobernando también el PSOE en la Junta, al PP le interesaba oponerse para desgastar al PSOE. Esto es como muchas cosas, no se discute, sino que se constata, y ahí están las hemerotecas de la época.

Anónimo dijo...

Efecitivamente era el sr Aznar el
que gobernaba. El trabajo sucio estaba hecho y el lo rubrico con una sonrisa de oreja a oreja

Related Posts with Thumbnails