FACULTAD DE MEDICINA PARA LEÓN (O PONFERRADA)

26 de mayo de 2008

Este es el tercer artículo seguido que me dedico al "copia-pega" en lugar de a los de "elaboración propia", así que os pido disculpas. En cualquier caso, creo que el asunto se lo merece: hoy en el Diario de León viene una Tribuna firmada por el Dr. Fernández Samos, cirujano vascular del Hospital de León, en la que desglosa una serie de datos que arroja nueva luz sobre el tema de la Facultad de Medicina para la Provincia. A pesar de que, en una muestra más de fariseísmo por su parte, cuenta con la oposición frontal y formal de la Junta, ¡Facultad de Medicina, ya! (Muchas gracias al Leñador por avisar de esta Tribuna)

León y «su» medicina

RAFAEL FERNÁNDEZ-SAMOS

LA MEDICINA es un tema de candente actualidad en León, coincidiendo en poco tiempo una huelga de la CESM, con el reconocimiento de la situación de déficit sanitario de nuestra provincia y con la posibilidad de una Facultad de Medicina. En la Consejería de Sanidad hubo preocupación y extrañeza porque fuera en los Hospitales de León y del Bierzo donde más seguimiento tuvo la huelga. Dejando aparte razones sindicales, sobran los motivos, sin victimismos. En León, provincia extensa y dispersa, vive una quinta parte de la población total de la autonomía. Los leoneses mayores de 65 años, que son los que demandan más servicios asistenciales y con procesos más complejos, son casi el 25% del total provincial, la tasa más alta de toda la comunidad en términos absolutos y relativos; pero León es la que menos médicos colegiados tiene por 1.000 habitantes.

Nuestra provincia está dividida en dos grandes áreas sanitarias. Sólo del Complejo Asistencial de León depende una población similar a la de toda la provincia de Salamanca o de Burgos y muy superior a la que depende de cada uno de los dos grandes hospitales de Valladolid «capital» (Clínico Universitario y Río Hortega). En especialidades de referencia, nuestro hospital atiende a una población superior al medio millón de habitantes. La población del área de influencia del Hospital del Bierzo es similar a la de las provincias de Ávila, Palencia, Segovia o Zamora y muy superior a la de Soria.

Pues bien, los dos hospitales públicos con la tasa más baja de personal facultativo por cada mil habitantes de toda la Autonomía son el de León y el del Bierzo. Los datos son similares respecto a personal sanitario «no facultativo», de personal «no sanitario» o de personal directivo. Esto provoca un desfase negativo de efectivos de plantilla estimado de cerca de quinientas personas, sólo en nuestro complejo asistencial, entre los que se encontrarían más de cien médicos y más de doscientos sanitarios no facultativos.

Los hospitales de la comunidad con mejores cifras en los datos expuestos son: el complejo asistencial de Burgos, el complejo asistencial de Salamanca y por encima de todos, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Aunque la Junta realiza en estos momentos un esfuerzo inversor en nuestra provincia, hay que reconocer esta situación de inferioridad. Es justo reclamar y defender nuevas dotaciones y especialidades para León, absolutamente imprescindibles.

León cuenta con excelente personal sanitario, tanto en atención primaria como en especializada, de eso pueden estar seguros todos los leoneses. El nuevo gerente de Especializada se felicitó por los buenos resultados obtenidos en una encuesta independiente que valoraba la satisfacción de los usuarios sobre la calidad percibida en los servicios del Hospital de León.

Por la profesionalidad y dedicación de todos los trabajadores se notan menos las carencias. Por eso, el Hospital de León es el más eficiente (relación entre los resultados obtenidos y los recursos destinados) de la comunidad autónoma. También es de sobra conocido que nuestra provincia es la que más conciertos mantiene con la sanidad privada y donde más pacientes permanecen en listas de espera. Y el Gerente Regional del Sacyl ha reconocido diferencias importantes en determinados conceptos retributivos, por los que médicos de León cobran menos que otros de la comunidad. ¿Razones? Hace diez años se prometía con documento escrito la consideración de Universitario a nuestro Hospital de León. Promesa renovada con las transferencias autonómicas y hace unas semanas de nuevo confirmada. Por no ser hospital universitario, están limitadas las ayudas a médicos de León que se encuentran en la excelencia investigadora nacional e internacional, y más que podrían estarlo si esas promesas ya fueran realidad.

La decisión sobre la Facultad de Medicina requiere una profunda reflexión y análisis de los datos actuales y de futuro. No parece lo mejor iniciar una carrera para ver quién es el primero que se apunta el tanto político, quién es más leonesista o quién es más fiel -aunque sea de León- a las instrucciones emanadas de Valladolid.

Un alumno que inicie sus estudios en el 2008, será Médico Especialista en el año 2020. Esa es la realidad: las decisiones que se tomen ahora tendrán su efecto dentro de unos doce años, que es lo que se tarda en formar un especialista es España. Pero hay datos que merecen comentario.

El presidente de la conferencia de aecanos ha declarado «paradójico e injusto» que el veinte por ciento de los alumnos que cursan Medicina en nuestro país sean estudiantes extranjeros que acceden sin pasar el examen de selectividad, a pesar de un «numerus clausus» muy estricto para los españoles.

De las actuales facultades salen unos 4.500 licenciados por año. Pero se ofertan 6.500 plazas para formación especializada (MIR), a las que también concursan muchos médicos extranjeros, y aún quedan muchas plazas sin cubrir, sobre todo en la especialidad de Medicina Familiar, lo que ha provocado que se enciendan las alarmas por la crisis que puede surgir en el primer nivel asistencial.
Necesitamos especialistas que no tenemos. A esa demanda, también están acudiendo médicos especialistas extranjeros, a los que se debería exigir, como mínimo, el rigor curricular y formativo que se exige a un médico español para homologar su título, pues a la larga se acabará resintiendo la calidad de nuestra sanidad.

A esto se une que un número creciente de médicos españoles emigren, reclamados por su buena formación, o que otros se dediquen a la sanidad privada. A partir del 2015 no se llegarán a cubrir las miles de bajas por jubilación de profesionales.

¿Cuántos médicos estarán jubilados en el 2020? ¿Cómo habrá crecido la población y cómo estará de envejecida en esa fecha? ¿Qué especialidades serán las más necesarias o demandadas? ¿En qué nivel se encontrará la Sanidad Pública Española dentro de una década? Grupos de trabajo intentan ofrecer respuestas y previsiones reales, y avanzan que para 2030 se estimaría un déficit entre 15.000 y 30.000 especialistas.

Incluso, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha publicado recientemente su propio estudio, que señala que se deberían formar doscientos alumnos más de Medicina cada año en nuestra comunidad, para cubrir la necesidades futuras de médicos en nuestro ámbito.

Si es cierto que para los próximos años harían falta más profesionales, la solución pasa por aumentar las limitadas capacidades de las actuales Facultades de Medicina, crear otras nuevas, abrir más la mano para la llegada de médicos foráneos, o fidelizar a nuestros profesionales con mejores condiciones laborales y económicas.

Se impone racionalidad, pero también agilidad. Otras autonomías ya se han puesto a trabajar con la creación y proyecto de nuevas facultades: Madrid, Cataluña, Andalucía, Murcia, La Rioja, Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha, etcétera, algunas de titularidad privada.

En este sentido, León cuenta con el mejor escenario de los posibles a nivel nacional para crear una facultad de Medicina: una universidad pública y joven, donde se imparten estudios biosanitarios de vanguardia (Veterinaria, Biología, Ciencias Ambientales y del Deporte, Nutrición, Biotecnología o Enfermería); fundaciones, unidades y grupos de investigación reconocidos a nivel nacional e internacional; Escuela de Ciencias de la Salud que podría albergar instalaciones y aulas junto a un Hospital, con medios y profesionales preparados y con ilusión para impartir una excelente formación moderna a alumnos de pregrado.

En esta «encrucijada», la sociedad, sus representantes, la universidad y la medicina leonesa deberían tomar partido. Unidos en un frente común, no por separado.

En primer lugar, solicitando que nuestra provincia sea dotada y considerada con la importancia que merece para satisfacer, justamente, las necesidades sanitarias, tanto en atención primaria como especializada.

En segundo lugar, para colocar y mantener a los hospitales de la provincia, entre los mejores de la Autonomía, corrigiendo las cifras pesimistas y negativas, y reconociendo y premiando su nivel asistencial, científico e investigador.

Y en tercer lugar, si los datos lo corroboran, movilizándose para contar con Facultad de Medicina de titularidad pública. Si no queremos que nuestros futuros médicos, alumnos que quieren estudiar Medicina, y ya no pueden hacerlo en Salamanca o en Valladolid, tengan que ir a Madrid, La Rioja o Castilla-La Mancha, por ejemplo, que es donde terminarán ubicándose, démosles la oportunidad de formarse en nuestra comunidad y de formarse en León, antes que en otros sitios, donde por cierto nos llevan ventaja en proyectos de gran envergadura empresarial, sanitaria y universitaria.

Hay que reconocer la capacidad y el prestigio de nuestra Universidad y de nuestra Sanidad, hay que dar oportunidades de trabajar a nuevos docentes e investigadores, hay que atraer fondos e inversiones económicas y hay que rejuvenecer e ilusionar a nuestra sociedad.

Que no tengamos que arrepentirnos mañana, como ha pasado muchas veces, de no haber luchado todos juntos, y de una vez por todas, por lo que nos merecemos hoy. Por «nuestra» Medicina y no por la que nos quieran «recetar» desde fuera. La suerte está echada.

9 comentarios:

Lisardo dijo...

Muy interesante el artículo, lo leí en el Diario de León ayer.

Anónimo dijo...

En este artículo se mezclan demasiadas cosas. Por una parte está la dotación sanitaria y de médicos necesaria para la población de la provincia, que parece insuficiente, y por otra la conveniencia o no de tener una Facultad de Medicina, que es razonable, pero que es al fin y al cabo una decisión política. Se han propuesto varias nuevas Facultades de Medicina en toda España, y el Gobierno parece que sólo está por autorizar tres nuevas en Cataluña. Los actuales estudiantes de medicina se han manifestado, y creo que íncluso han hecho huelga en contra de la creación de nuevas facultades, porque temen que su futuro laboral se precarice o incluso peligre como paso hace 15 años que dabas una patada y salían mil médicos (la mitad de ellos en paro). La decisión de crear o no una facultad está en último término en manos de un leonés (Zapatero), veremos si vuelve a defraudar una vez más las demandas de su provincia. Lo del subtítulo de pedir una facultad, si no es para León, almenos para Ponferrada me parece de un localismo que raya en el aldeanismo, ¿De verdad crees que saldrían los médicos igual de formados en Ponferrada que en Salamanca u Oviedo? ¿De verdad crees que se justificaria una facultad de medicina en Ponferrada?.

Anónimo dijo...

Aldeanismo? Es sospechoso que cada vez que sale una reinvindicación de la zona leonesa sea sobre lo que sea se utilicen expresiones como provincialismo, aldeanismo, que si paletos por aquí o por allá. Ignoro si tu eres castellano, leonés o gibraltareño pero que sepas que Ponferrada roza ya los 80 000 habitantes y no veo la razón por la cual no podría tener una facultad de medicina. Si los alumnos leoneses o zamoranos se tienen que desplazar a Oviedo o Pucela para estudiar medicina no veo yo la razón por la cual no se podrían desplazar de otras provincias a Ponferrada, hay pisos de alquiler, universidad...
Yo creo que os jode porque la reinvindicaciones leonesas van siempre impregnadas de un regionalismo muy lógico por otra parte. Aunque a algunos les pese León no es soria ni Segovia ni guadalajara. León es una región histórica y tarde o temprano volverá al lugar que se merece. Mientras tanto seguiremos intentando que los vecinos castellanos no consigan su objetivo de mantenernos en la miseria y de aplastar nuestra identidad con una seudoregión descafeinada que se acaban de inventar para más gloria de Pucela, que es la única que se beneficia de este bodrio.

Facultad de medicina? Si.

Anónimo dijo...

Bueno, si no es aldeanismo, haz el favor de decirme el nombre de ciudades de 80000 habitantes con facultad de medicina. ¿Quién crees que va a ir a esa facultad además de los de la provincia de León si es que van? ¿Por qué los gallegos van a ir a Ponferrada y no a Santiago, o los asturianos van a preferir Ponferrada a Oviedo, o los Zamaranos vamos a dejar de ir a Salamanca como hemos ido toda la vida para ir a Ponferrada? No sólo es aldeanismo, es además paletismo e irracionalidad.

Anónimo dijo...

A veces pienso que el leonesismo está reñido con la inteligencia, como si fueran dos cualidades incompatibles.
Hagamos un ejercicio de discernimiento: Actualmente hay 28 facultades de medicina en España para una población de 45 millones de habitantes, es decir una por 1,6 millones de habitantes, si suponemos una distribución homogénea. Se han pedido hasta 11 nuevas facultades de medicina, que en el improbable caso de salir todas adelante supondría una facultad por 1.150.000 habitantes.
Ninguna de las provincias limítrofes aportaría posiblemente estudiantes a una futura facultad de medicina en León, pues en Galicia y Asturias tienen universidades propias de prestigio, y los estudiantes de Zamora van a Salamanca y los de Palencia a Valladolid. La provincia de León tenía 498.223 habitantes en 2006, lo cual parece muy alejado de la media de entre 1,1 - 1,6 millones de habitantes por facultad. En estas cosas el que pega primero pega dos veces, y si en Salamanca tienen facultad por ejemplo a pesar de ser una provincia menos poblada, no nos queda más que aguantarnos. Hay cientos de nuevas titulaciones de las que se podían pedir para León unas cuantas, posiblemente con mucha más posibilidad de éxito, y en caso de obtenerlas seriamos los primeros y pegaríamos dos veces. Ese sí es un esfuerzo que merece la pena, y no gastar precisas energías en objetivos imposibles.

Anónimo dijo...

Yo opino que como dice el primer anónimo al ser una decisión política, se puede tener en consideración, aunque no se justifique quizás por las cifras como plantea en último anónimo. Lo importante si se hace, es hacerlo bien y dar la calidad necesaria. No olvidemos que hoy la parte fundamental de la formación médica, la de la práctica clínica y los conocimientos prácticos y especializados, se hace fuera de la facultad, durante la residencia, y León desde hace mucho tiempo forma especialistas médicos en sus hospitales. Para poder dar la calidad necesaria podría empezarse por impartir sólo las asignaturas preclínicas (los tres primeros años de la carrera), lo que exige poca infraestructura y poca inversión, y estos alumnos de primer ciclo que acaben la formación de la carrera en otra universidad de las existentes (Oviedo, Valladolid o Salamanca), y en una segunda parte si se ve que hay demanda y recursos suficientes para una formación de calidad, implantar ya la carrera de medicina completa.
De todas maneras, quizás ya sea suficiente con dos facultades de medicina para una comunidad de 2,5 millones de habitantes, aunque por otra parte también es verdad que en el 2015 se prevee carencia de médicos por jubilación masiva. Quizás fuera suficiente con relajar el numerus clausus de las facultades ya existentes, que es tan estricto como para pedir por encima del 8 en la nota de selectividad. Estas mismas facultades en el pasado formaban hasta 10 veces más de alumnos por año.

Anónimo dijo...

Yo opino que como dice el primer anónimo al ser una decisión política, se puede tener en consideración, aunque no se justifique quizás por las cifras como plantea en último anónimo. Lo importante si se hace, es hacerlo bien y dar la calidad necesaria. No olvidemos que hoy la parte fundamental de la formación médica, la de la práctica clínica y los conocimientos prácticos y especializados, se hace fuera de la facultad, durante la residencia, y León desde hace mucho tiempo forma especialistas médicos en sus hospitales. Para poder dar la calidad necesaria podría empezarse por impartir sólo las asignaturas preclínicas (los tres primeros años de la carrera), lo que exige poca infraestructura y poca inversión, y estos alumnos de primer ciclo que acaben la formación de la carrera en otra universidad de las existentes (Oviedo, Valladolid o Salamanca), y en una segunda parte si se ve que hay demanda y recursos suficientes para una formación de calidad, implantar ya la carrera de medicina completa.
De todas maneras, quizás ya sea suficiente con dos facultades de medicina para una comunidad de 2,5 millones de habitantes, aunque por otra parte también es verdad que en el 2015 se prevee carencia de médicos por jubilación masiva. Quizás fuera suficiente con relajar el numerus clausus de las facultades ya existentes, que es tan estricto como para pedir por encima del 8 en la nota de selectividad. Estas mismas facultades en el pasado formaban hasta 10 veces más de alumnos por año.

Anónimo dijo...

Pues yo quería saber como localizar al Dr. Arce. Cirujano de digestivo que estaba en el hospital del Bierzo y ya no esta. ¿alguien puede informarme?

Anónimo dijo...

la hipotetica facultad de ponferrada se llenaria sin ningun tipo de problema , es mas se pelearia por las plazas en ella como en otra cualquiera puesto que tengo amigos leoneses estudiando medicina en hungria y costa rica por que no les dio la nota en ninguna facultad de españa¡ y asi ha montones , en la facultad de oviedo , con una nota de corte de 8,70 en septiembre habia una lista de espera de 1000 estudiantes , en medicina la gente estudia donde entra¡¡

Related Posts with Thumbnails