LA REGIÓN LEONESA PIERDE 2.875 HABITANTES MIENTRAS CASTILLA GANA 8.272

29 de diciembre de 2007

Ante noticias como ésta aparecida en www.leonoticias.com sólo cabe indignarse. Al final va a tener razón el columnista zamorano Braulio Llamero: algún día se conformará una comunidad de las tres provincias leonesas y no precisamente por la labor de los leonesistas, sino por datos sociales y económicos como estos. El cuadro es una reelaboración mía. Gracias a Daniel Marcos por alertar sobre la existencia de este estudio.

(Ical 28/12/2007). La población de Castilla y León alcanzó la cifra de 2.528.417 personas a 1 de enero de 2007, lo que supone un incremento de 5.397 habitantes respecto a los mismos datos del año anterior, es decir, el 0,21 por ciento, según los datos del padrón municipal que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística, lo que sitúa a la comunidad por debajo del crecimiento nacional (1,10 por ciento). Por sexos, se divide prácticamente por partes iguales entre hombres (1.251.082) y mujeres (1.277.335).

Además, fue la tercera Comunidad con menor aumento sólo superada por Galicia (0,18 por ciento) y por Asturias, donde se redujo la población el 0,19 por ciento.

Por provincias, León (-1,17 por ciento), Salamanca (-0,51) y Zamora (-0,13) arrojaron un saldo negativo en cuanto al número de habitantes respecto a los datos del ejercicio anterior. En concreto, la provincia leonesa vio reducida su población en 836 personas, hasta registrar un total de 497.387. Por su parte, Salamanca perdió 1.784 habitantes y se quedó con 351.326 y Zamora, otros 255 y descendió hasta los 197.237.

Por el contrario, Segovia experimentó el mayor incremento (1,74 por ciento) y fue la única provincia de la Comunidad en la que se superó el uno por ciento de crecimiento. Hasta el 1 de enero de este año creció en 2.724 habitantes y se colocó con 159.322 personas censadas.

El resto de provincias registraron aumentos inferiores. Así, en Palencia la población creció en 128 personas (0,07 por ciento) y llegó a los 173.281 habitantes; en Soria, en 90 (0,10 por ciento), con 93.593 habitantes; en Valladolid, en 2.141 (0,46 por ciento), con 521.661; en Ávila, en 820 (0,49 por ciento), hasta los 168.638, y en Burgos, con 2.098 empadronados más y un total de 365.972 personas.

Capitales de provincia

Aunque los datos son similares, en las capitales de provincia, el descenso afectó con mayor intensidad a León y Salamanca, pero no a Zamora, donde se contabilizaron tres empadronados más, hasta los 66.138. La ciudad de León perdió 1.926 personas y se situó en los 135.059 habitantes, lo que supone un retroceso del 1,41 por ciento. Por su lado, Salamanca disminuyó su población en 3.833 personas, el 2,4 por ciento, y se quedó en 155.921 personas.

Sin embargo, la ciudad de Valladolid se une a este grupo y aunque en el computo total de la provincia creció, su capital registró un descenso de 3.379 personas, el 1,06 por ciento menos que el ejercicio anterior, con lo que su población empadronada es de 316.564.

Por su parte, la capital palentina ganó 23 vecinos, el 0,03 por ciento, y llegó hasta los 82.286, seguida de Burgos que atrajo a 399 personas, el 0,23 por ciento más, con una población total de 174.075; Soria que obtuvo 201 habitantes más, el 0,53 por ciento, con un total de 387.205; Ávila que acogió a 522 ciudadanos más, lo que supone el 0,98 por ciento más, con una población de 53.794, y Segovia que aumentó su número de habitantes en 571, con el mayor aumento de la Comunidad, el 1,03 por ciento, y un total de 56.047 personas.

HOMENAJE A CAYETANO ÁLVAREZ BARDÓN

19 de diciembre de 2007

Este sábado 22 de diciembre tendrá lugar un homenaje al escritor Cayetano A. Bardón, "Caitano", ya que se cumplen cien años de la publicación de su conocida obra "Cuentos en Dialecto Leonés". Será en la Casa de Cultura de Carrizo a partir de las 20 horas, y contará con dramatizaciones de sus textos, música tradicional, el pase de un documental sobre el leonés, etc. Yo por allí andaré.


MÚSICA LEONESA EN ESTADO PURO CON ELRIN.COM

Os copio este interesante e-mail que me han hecho llegar desde la organización del evento.

Backliners, Golfos Apandadores y Los Platillos Volantes, entre otros, calentarán motores en un concierto que tendrá lugar el 20 de diciembre en Studio 54 en una fiesta donde SÓLO se pinchará música leonesa.

elrin.com homenajea a la música leonesa de todos los tiempos en su 8º aniversario.

Pajares y Zapico, fundadores del grupo DEICIDAS, recrearán su repertorio en una actuación única que contará con músicos que tocaron en una de las grandes bandas de los 80


Mañana jueves 20 de Diciembre, como ya viene siendo tradicional, se celebra el 8º Aniversario de la Asociación Cultural elrin punto com, en la sala a Studio 54 de León. La asociación, que con cuartel general en el ciberespacio (www.elrin.com) es punto de encuentro de artistas, músicos y aficionados en general.

La celebración del aniversario, se centra en la música, en concreto en recuperar a uno de los grupos míticos de León, aunque sea por una sola noche, como ya hicieran en aniversarios pasados "Ópera Prima" (el grupo seminal del que surgirían los Flechazos) y "Fundición Odessa". Esta vez se trata nada más y nada menos que de Los Deicidas, uno de los grupos pioneros del Rock en León, y que llevaron en los 80 su propuesta musical innovadora por toda España.

En la memoria ausente del pop leonés, Los Deicidas ocuparían un lugar destacado en el top ten, necesarios para entender aquella década doble que al principio capitanearon Los Cardíacos y que terminó pilotada por Los Flechazos. Pongamos que eran los imprecisos 80 cuando José Luis Pajares y Felipe Zapico saltaron al ruedo con la intención de provocar y cantar, epatar y convertirse en unos Siniestro Total a la leonesa (no había muchas más referencias) y, definitivamente, ocupar un espacio más allá del pop: el de unos casi punks adaptables al colectivo. Es decir, que habían llegado para ser más que un desahogo adolescente y tenían ya consciencia de que subirse a un escenario no era sólo una noche de juerga y, que detrás de esa apariencia de “nos da todo igual”, seguro que se metían sus horas de ensayo para concretar sus aberraciones pop o sus himnos postpunk. También, por admiraciones confesadas, esta banda de dos cabezas parecía la de unos devotos del rock añejo setentero que no quería perderse las corrientes de los años que les tocaba vivir.

Los Deicidas tenían tal facilidad para crear singles que, si hubieran nacido en una ciudad más grande, o simplemente con algo de autoestima, otro gallo discográfico les hubiera cantado. Porque ellos, con cuatro conciertos iniciáticos, alguna maqueta artesanal y sus noches en el CCAN, auténtico santuario alternativo de entonces y de siempre, consiguieron que la gente coreara a la voz de ya: Dora, Dora, Dora, deja a los estudiantes, Dora, Dora, Dora, vuelve a ser la de antes… Y la primera maravilla de pop-rock vigoroso que se despacharon con aquello de: Ya no puedes escapar a mi poder de seducción... Y lo de hippies, hippies, hippies, escuchando a Deep Purple en cuclillas. O Cuatreros, canción que sobrevivió al grupo durante años en el hit parade del Húmedo y del Layla.

Los músicos que acompañarán el regreso de los Deicidas, serán: el cantautor Nacho Álvarez, imprescindible de la escena local, con dos trabajos de estudio a sus espaldas, el combo de funk rock Koimatsu, el trepidante rock de los Golfos Apandadores, el sonido setentero de DeVerssions con la televisiva Ruth Marcos a la voz solista, la onda sixtie de Los Platillos Volantes y el Rock contundente de los Backliners, que darán pie a Eléctrica, la banda donde Pajares da actualmente rienda suelta a su vena creativa musical.

A esta celebración se ha unido la iniciativa de otro melómano local, Francisco González, que se suma al aniversario con un proyecto titulado "Siete diseños redondos 7" consistente en 7 series de diseños de 7 artistas locales, entre los que se encuentran Manuel Sierra, Vicente García, el Colectivo ALSE, Fernando Ampudia, Ernesto Rodera, Francisco González y Oscar de la Huerga. Los trabajos serán proyectados en las pantallas del Studio 54, tras la presentación, todas las series serán expuestas Peluquería Galería, (calle Conde Luna, perpendicular a la calle Ancha). El autor de la iniciativa, conocido como "Paco Chapas" llevará la exposición de manera itinerante por diferentes locales de la ciudad.

Además, otro de los "imprescindibles" del mundillo cultural local, José Sevillano, será el encargado de pinchar una selección de música exclusivamente de grupos de León, eso si, de todas las épocas. Le acompañará en el cometido Alicia Elektra.

El Festival cuenta con entrada gratuita y aforo limitado, además se regalarán chapas del 8º aniversario de elrin.com y varios regalos que la marca Jägermeister (patrocinador del evento) sorteará entre los asistentes. Los conciertos empezarán a las 22:30h con puntualidad británica.

+ info: http://www.elrin.com

NOVEDADES EN "LOS TELARES"

17 de diciembre de 2007

He subido tres cosinas a mi página de "Los Telares" que tal vez sean interesantes para algunos: la partitura original del "Himno a León" (cedida por una persona que prefiere mantenerse en el anonimato), y el artículo sobre Cayetano Álvarez Bardón y el centenario de la publicación de "Cuentos en Dialecto Leonés" publicado en el "Filandón" del Diario de León de ayer. Advierto que ambos son imágenes que "pesan" bastante, y que tardarán bastante en ser descargados. La tercera cosa es una sorpresa: el que quiera verla, que se pase por la página y eche una ojeada a la columna de "Novedades".

HISTORIA DE LA RECUPERACIÓN MODERNA DEL LEONÉS

Taliesin ha recuperado en su blog "El Reino Olvidado" un artículo de Xuan Canas Echeve en el que se resume de manera magistral cuál ha sido el recorrido de la moderna recuperación del leonés. Algunos de los episodios narrados los viví como espectador próximo a los hechos, por lo que puedo certificar su veracidad. El artículo está en leonés, pero no creo que ello sea un obstáculo para la gente interesada en el contenido. Lo inserto en este Cuaderno de Notas por su evidente interés cultural.

Una serie de catastróficas desdichas (Brevísima historia de la recuperación moderna del llionés)

XUAN CANAS ECHEVE.

Los nicios del interés modernu pol llionés empezoron en Llión y Zamora de forma mui tebia a finales de la década de los setenta de la pasada centuria al calor de la Transición y en plenu procesu autonómicu. Los recién creaos partíos llionesistas, dalgunas asociaciones y personas aisladas afirmoron, ye cierto qu´ensin muitu aquel, que nas tierras del antiguu reinu de Llión inda pervivía´l vieyu llionés defendendo d´un xeitu testimonial este “sistema llingüísticu” (en palabras de Frías Conde) como parte del patrimoniu cultural llionés, pero ensin facer más nada que sumar esta cuestión a la lista de peculiaridades llionesas como un argumentu más a los méritos de Llión p´acceder al estatus d´autonomía, que finalmente nun se consiguíu.

La reivindicación del llionés féxose nesa época siempre dende´l castellanu, ensin una coñocencia mínima de la realidá del idioma y ensin voluntá de falar o d´escribir nél, ye dicir, poniendo de facto en vía muerta a la llingua que se pretendía recuperar y asumiendo ensin escesivos problemas la castellanía cultural de las tierras llionesas. Un exemplu craru d´esta postura fondamente castellanista no idiomático tenémoslu no Partido Regionalista del País Leonés, que defendía´l llionés ensin emprealu anque considerándolu parte de la nuesa cultura, pero que suscribíu´l “Manifiestu de los 2300” en contra de la normalización plena de la llingua catalana, nuna decidida y non pidida collaboración cona ofensiva castellanista contra la cultura de Cataluña.

Nesa dómina n´Asturies la nuesa llingua aniciaba una fase de ciertu puxu cono movimientu lliterariu coñocíu como Resurdimientu, con muitos y espléndidos fruitos, creóuse amás l´Academia de la Llingua Asturiana, llogróuse un ciertu estatus llegal pal idioma, entre outras realizaciones. N´Aragón cuayóu´l procesu de recuperación del aragonés, más tarde chamáu Renaxedura, qu´entamara a finales de los sesenta d´una maneira más modesta que´Asturies pero con resultaos que, vistos dende Llión, parecen enormes si tenemos en cuenta que´l aragonés vivía daquella una situación mui asemeyada a la del llionés. Nese momentu históricu que foi tan importante y relativamente bien aproveitáu p´alitar los idiomas d´Aragón y d´Asturies, la encruciyada na qu´estaba´l llionés podía tener tiráu a andar por tres carreiros (a lo postreiro casi tres décadas despuéis, lo qu´está pasando cono llionés ye que s´está avanzando por esas tres vías a la vez):

1.- Abellugar los restos del romance astur-llionés que quedaban no vieyu reinu baxo´l paraguas de la Llingua Asturiana na modalidá estándar n´usu actualmente que tien yá un altu gráu d´ellaboración, alternativa triada por ciertu por autores como´l palaciegu Roberto González-Quevedo, Héctor García Gil de Llión, el bercianu Abel Pardo, entre outros, qu´escriben o escribieron n´asturianu normativu.

2.- Outra posibilidá sería la del cultivu de las modalidades concretas y vivas del llionés, opción siguida por varios autores cepedanos o pol pequeñu feixe d´autores noroccidentales.

3.- Una tercer opción podía ser la creación d´un paraestándar (más o menos lligáu y dependiente del asturianu) basáu nas falas llionesas más occidentales que son las más caracterizadas, con más puxu y teniendo en cuenta que ye nesas zonas onde esiste una cierta conciencia llingüística.

Lo que se fexo, especialmente durante la década de los ochenta del pasáu siegru, foi descartar las tres opciones posibles y crear un despropósitu qu´esplica en parte la debilidá y descréditu del actual movimientu de recuperación del llionés y los sous escasos y esporádicos llogros. L´entamu del disparate foi la ACADEMIA DA LLENGUA LLEUNESA (en realidá una asociación ya qu´una academia desixe una serie de requisitos llegales que lóxicamente este grupín nun cumpría). El modestu llabor d´esta “Academia” nun pasóu de cartas a los periódicos (dalgunas nun presuntu llionés con traducción al castellanu, lo que yera d´agradecer pa poder entender “aquello”), la edición d´unas fueyas informativas y pouco más. El modelu de llionés defendíu por esta asociación foi un enorme desastre qu´amostróu una nula coñocencia de las regras gramaticales de la llingua y que consistía nun amestáu d´elementos léxicos de procedencia diversa sumaos ensin orde y ensin el más mínimu rigor onde podíamos toupar castellanu y gallegu rexonal de Llión y Zamora, neoloxismos imposibles, palabras inventadas, vulgarismos, arcaísmos del llionés medieval..., todo ello afilvanáu con una morfo-sintaxis inventada que nada tien que ver cona del llionés modernu. A este albuertu faltaba-y un remate, qu´inda dura, como foi el d´inventar un xentiliciu (“lleunés”), y un topónimu (“Lleóun”, que los más inorantes camudoron en “Lleún”), que tuvon ciertu ésitu entre dalgunos sectores y asina aparecieron entidades como la “Asociación Etnográfica Lleunesa”, “Patentes Lleunesas” y outros grupos, que tampouco fexoron nada en llionés. Al parecer naide tuvo la preocupación de pescudar a los falantes d´edá (dalgunos tovía pronuncian “Lión” y “lionés”), d´estudiar los manuales onde se describe la nuesa llingua o de lleer a los escasos autores qu´escibieron en llionés. Ún de los promotores del inventu refrexóu las suas peculiares ideas llingüísticas nun llibru “Esto es el País Leonés” (Barcelona, 1988) onde nel apartáu adicáu a la nuesa llingua (vamos a deixar pa prau´l restu de capítulos) afonda ensin complexos no despropósitu ya apuntáu, dando datos, informaciones y argumentos que nun son ciertos. Este autor diz, por esbillar unos poucos exmplos, que la “l.le vaqueira” ye propia, amás del noroccidente llionés, de la zona de Senabria (mentira), y que la variedá local del nuesu idioma eillí ye un cousa chamada “tse-valeiro” (falsu, la fala local ye eillí “pachuocu”, “pachuecu” o “machuecu”); afirma que la variedá astur-llionesa que se fala na Tierra de Miranda ye´l “borrasao” (inciertu, ye´l mirandés); reproduz unas supuestas traducciones fragmentarias del Nuevu Testamentu al llionés no siegru XIX que son pura invención. Nun vamos siguir ya qu´en cada párrafu del llibru afallamos un desatinu tres outru. Tampocu fai falta insistir nel enorme dañu feitu al llionés y a las suas posibilidades de recuperación, ya de por si poucas, y el desconciertu de muita xente interesada no tema que coyeron como guía de referencia este llibru. Inda güei, en xuliu de 2005, este “lleunés” ye invocáu polos detractores de la normalización y normativización del idioma como exemplu de disparate, y razón nun-ys falta por más que duelga reconocelo. Nos noventa sectores lligaos al PREPAL volvieron outra vez a intentar la creación d´una Academia Llionesa, que lóxicamente quedóu en nada.

De los años ochenta ye tamién l´asociación TSUME LLEUNÉS (sic), que tien un nome imposible en llionés que vai acordias cono nulu nivel de competencia llingüistica de los sous promotores, todos perfectos castellanu-falantes, puéis l´actividá d´este garrapiellu en defensa del idioma féxose dafeitu en castellanu.

Más rigor amostróu LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL DIALECTO LEONÉS ORDOÑO II, con unos planteamientos que podría suscribir güei cualquier amante del nuesu idioma, a saber: creación d´una unidá alministrativa pa la protección del llionés; creación d´una Academia de la Llingua Llionesa, coordinada cona Asturiana, pa ocupase del idioma; fomentu de la investigación y de la enseñanza del llionés na Universidá de Llión; realización d´un estudiu sobre la situación real del llionés pa ellaborar mididas concretas de recuperación; fomentu d´actividades culturales que favorecieran la difusión del llionés; publicación d´una revista de divulgación del llionés, a espayar especialmente nos centros escolares; ellaboración d´una gramática y diccionariu llioneses. Propuestas interesantísimas que sicasí nun chegoron a desarrollase. Gracias a la iniciativa del promotor de l´asociación, don Antonio García Álvarez, celebróronse unas xornadas sobre´l llionés que foron abondo decepcionantes puéis dalgunos de los qu´intervinieron nellas, que provenían del ámbitu académicu, certificoron la muerte del llionés, o, no meyor de los casos, la sua incapacidá pa espresar pensamientos abstractos, argumentu que se repite siempre al tratar de la promoción de llinguas minoritarias y minorizadas. La falta d´apoyos y d´interés polas meritorias propuestas del sr. Álvarez, amatoron esta posibilidá a la qu´habría que criticar la sua concepción dialectal del idioma y la falta d´usu d´éste, requisitu imprescindible pa la sua pervivencia.

Entraos yá nos noventa de la pasada centuria hai que mentar una iniciativa diferiente que nacíu conos meyores agüerios y con unos entamos serios como foi la publicación semanal LA NUESTRA TIERRA, onde´l llionés tuvo por primer vez un ventanu onde s´asomar al mundu en situación de relativa normalidá. Neste semanariu onde´l llionés siempre tenía presencia en forma de columnas d´opinión, editoriales, cartas de los llectores o artículos, al parecer houbo un rápidu cambiu de timón por parte de los sectores más nacionalistas de CONCEYU XOVEN, la mocedá del partíu Unión del Pueblo Leonés, que modificoron d´un xeitu mui notable la llínia editorial radicalizando posturas, conteníos y mensaxes. Desaparecieron tamién dalgunos nomes relevantes de la primer y más interesante etapa de la publicación lo que se notóu pa peor. La utilización del llionés no periódicu nesa nueva dómina, especialmente por parte de dalgunos columnistas, foi mui decepcionante ya que´l dominiu de la llingua por parte d´éstos yera poucu y roucu (de todos xeitos muito meyor que lo feito polos “lleunesistas”), y el conteníu d´esos artículos o columnas en llionés partidista, intrescendente y disparatáu, poniendo n´evidencia la escasa preparación cultural de los sous autores y la sua falta d´estilu y de capacidá pa escribir. La probeza del llionés empreáu, con numarosos y graves errores, foi abonda hasta´l puntu de que muitos collaboradores limitóronse a utilizar palabras mui rebuscadas o a distorsionar los usos semánticos tradicionales de determinaos vocablos (velehí l´exemplu de la palabra “xebrar”), apartándose, eso sí, de las estructuras sintácticas del llionés sustituidas muitas veces polas del castellanu. Esta situación constatóu´l carácter instrumental del idioma pa Conceyu Xoven, organización más interesada en crear un nacionalismu llionés qu´en da-y vida de verdá a la cultura de la patria qu´ellos dicen defender, anque si ye verdá qu´hai personas vinculadas a esa organización con un buen nivel d´usu de la llingua. El peligru de las actitudes de Conceyu está en que la sociedá llionesa comienza a identificar al idioma con una formación política concreta, cuando la realidá ye que´l llionés forma parte del patrimoniu cultural del conxuntu de la xente llionesa y zamorana. Outra penosa actitú de Conceyu no terrén idiomático está nel afán de diferencialismu desproporcionáu que lleva a esta organización a usar un modelu de llionés escritu onde se busca siempre que´l resultáu final seya lo más llonxano posible del castellau, hasta facer del llionés n´ocasiones dalgo de difícil comprensión pa los non iniciaos; por outru llau, hai tamién un envís desesperáu de diferención respective del asturianu escritu, especialmente de las suas regras ortográficas ya qu´ensin deixar d´usar éstas introducen muitas modificaciones arbitrarias y non xustificadas nin esplicadas nin necesarias nesta ortografía de referencia pa quien pretendemos, meyor o peor, escribir nas variedades llionesas de la llingua.
La conclusión apresurada que se puede facer de la situación brevemente reseñada ye qu´en Llión y Zamora, a pesar de la milagrosa anque ruina perviviencia del llionés no siegru XXI, nun cuntamos con una lliteratura llionesa nesta llingua; nun hai una publicación de referencia en llionés onde pueda dase salida a las inquietudes lliterarias de falantes y neo-falantes; tampouco hai concursos llitetarios con continuidá; nun hai avances significativos na presencia del llionés na enseñanza, nin na d´adultos nin na de los nenos, a pesar del interés de muitas personas por achegase a la sua coñocencia; la toponimia tradicional llionesa nun se respeta, anque en muitos llugares sigue n´usu; el llionés nun tien nin el más mínimu estatus llegal en nenguna comarca....

Outra miente, nun todo son fracasos y tristura, dalgunos llogros hai na recuperación del llionés gracias al trabayu d´asociaciones, dalgunas ya desaparecidas, como FACENDERA POLA LLINGUA, de Llión, LA CALEYA, d´Astorga, FURMIENTU, de Zamora, ASOCIACIÓN SAN MIGUEL DE L.LACIANA, de Vil.lablinu, y de personas concretas como Xosepe Vega, Héctor García, Emilio Gancedo o Diego José González, con un trabayu a veces humilde y prudente, pero imprescindible, seriu, dignu de lloya y emponderanza, pero sobre todu con un esfoutu craru d´emprear la llingua como meyor receta pa la sua recuperación y difusión. Si´l llionés tien dalguna posibilidá de sobrevivir por mínima y precaria qu´esta seya ye por aciu del llabor feitu o por facer de la xente y entidades referidas. Tiempu habrá de falar d´ellos.

Post tenebras speramus lucem.

Knol: Google crea su propia Wikipedia

15 de diciembre de 2007

Creo que podría considerarse una de las noticias de Internet más importantes del año que agoniza. Leo en Google.dirson.com que Google ya tiene en fase de pruebas un proyecto llamado "Knol", "palabro" que significa "unidad de conocimiento", y que pretende convertirse en una nueva y mejorada Wikipedia. "Un knol sobre un tema determinado significa la primera cosa que querrá leer alguien que busque sobre este tema la primera vez", dicen los autores en el blog oficial de Google; allí podemos leer (en inglés) algunas de las características de esta nueva herramienta, aunque es de suponer que todavía tardará en estar disponible al público.

En primer lugar, llama la atención el hecho de que los artículos no estarán editados por gente anónima, lo que en mi opinión es el mayor problema de la Wikipedia. En su lugar, las entradas serán creadas, en principio, por autoridades en la materia, que firmarán con su nombre real, con lo que Google se asegurará una mayor credibilidad y calidad de los contenidos. En sus propias palabras, "la idea clave detrás del proyecto knol es poner el acento en los autores". Y añaden:
"Todas las responsabilidades editoriales y el control descansarán en los autores(..) Cualquiera será libre de escribir. Para muchos temas probablemente habrá competencia de knols sobre el mismo asunto. La competencia de ideas es una buena cosa (...) La gente podrá enviar comentarios, preguntas, correcciones, contenidos adicionales, etc."
Además, parece ser que Knol irá integrado en el motor de búsqueda de Google, por lo que si buscamos una determinada palabra, en primer lugar aparecería el artículo knol que tenga que ver con el tema.

Está claro que este proyecto constituye un ataque directo a la Wikipedia, aunque todavía queda mucho camino por andar. En mi opinión, es una nueva jugada maestra de Google, ya que por mi propia experiencia personal, en muchas ocasiones, cuando busco un término en Google lo que estoy esperando es que venga definido en el breve texto que acompaña a cada página web en los resultados de la búsqueda. Tal cosa rara vez se consigue, y casi siempre se hace necesario visitar la propia página, abandonando los resultados encontrados por Google.

De momento, a Knol sólo se puede acceder por invitación previa, pero los responsable aseguran que, una vez concluida la fase de pruebas, "la participación en los knols será completamente abierta". Existirá la posibilidad de cobrar por participar, vía los anuncios de Ad Words que se incluirán en el knol. Aquí os dejo una imagen de cómo va a ser más o menos la apariencia de esta nueva herramienta (pulsad para ampliar):

¿Quién vencerá en la batalla que se avecina: Google o Wikipedia? Una vez más, los usuarios de Internet tenemos la palabra.

PUNTO DE LECTURA (V): "El Señor de los Anillos"

10 de diciembre de 2007

En estas fechas me encuentro releyendo El Señor de los Anillos, que sin duda es mi libro favorito. Es la 13ª vez que lo leo en español (en inglés sólo me atreví el año pasado), y cada vez le cojo más gusto.

Curiosamente, la primera vez que lo leí fue cuando tenía 17 años y estaba interno en los Agustinos. El libro me llamó la atención por su volumen (1.100 páginas) y por eso lo saqué de la pequeña biblioteca del Internado. Por cierto, y perdonadme el excurso, pero una de las cosas de las que más orgulloso estoy de haber hecho este curso en el Internado es haber desmantelado una sala de televisión y haberla convertido en una nueva diminuta biblioteca. En lo que llevamos de curso, ya son tres los internos que han leído esta obra, pero hay que reconocer que estaban animados por el éxito de las películas.

Volviendo al libro en sí, la verdad es que esa primera vez no me enteré de mucho, pero me encantó la maestría literaria de Tolkien. Tardé bastante más en leer "El Hobbit", que constituye la "precuela" de "El Señor de los Anillos", y que está escrita bastantes años antes que éste último en un estilo totalmente diferente (no en vano "El Hobbit" comenzó como un cuento que Tolkien iba creando para deleite de sus hijos). Y todavía tardé más en leer "El Silmarillion", que es un compendio de la mitología de la Tierra Media escrito como si fuera una especie de Biblia (recordemos que Tolkien era católico en Inglaterra, lo que no es un asunto baladí).

Cuando ya había leído el libro un par de veces o tres, escribí el siguiente artículo para la recién nacida revista "Aljama", que era (y es) el órgano de comunicación de la asociación cultural de Puente Castro del mismo nombre. Como veréis, en aquella época todavía no existía el proyecto de las películas, y ni siquiera había rumores en ese sentido.

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS
Nos encontramos ante la obra más magistral y difundida de J.R.R. Tolkien (1892-1973). Su enorme volumen puede asustar a primera vista hasta a los más veteranos lectores (1100 páginas), pero realmente son las mejores páginas de literatura fantástica que he leído hasta ahora.


En este libro, Tolkien se muestra como un autor literario de primera magnitud, y no sólo por su estilo florido y cuidado, o por sus maravillosas y realistas descripciones de viajes, personajes y paisajes, sino también por los trasfondos filosóficos (y casi metafísicos) que se pueden encontrar a poco que se ahonde en el argumento: la eterna lucha entre el Bien y el Mal, la corrupción intrínseca que conlleva el poder, y, sobre todo, la omnipresente preocupación por el Destino. De todas maneras, no quiero dar la impresión de que éste es un libro filosófico: todo lo contrario. “El Señor de los Anillos” (1954-55) es una obra de esparcimiento y de disfrute que embriaga los sentidos del lector, obligándole a sumergirse plenamente en su lectura. Y es que si hay que destacar una virtud en este libro es su capacidad de introducir al lector dentro de la historia y del mundo que Tolkien nos muestra ( la Tierra Media). Savater afirma que esta novela es “el capricho literario más logrado de los últimos cincuenta años”, aunque parece frívolo calificar de capricho a una obra literaria que llevó al autor más de cuatro décadas de trabajo.


El Señor de los Anillos” es una continuación de “El Hobbit”, aunque puede ser leído de manera independiente. Estos dos libros y “El Silmarillion” componen un mundo y una mitología únicos, creando un universo en el que nada está dejado al azar.

La obra que nos ocupa se divide en tres partes: “La Comunidad del Anillo”, que nos narra el redescubrimiento de un Anillo fabricado eras atrás por Sauron (encarnación del Mal) para esclavizar a los Pueblos Libres (Hombres, Elfos, Enanos y Hobbits). Representantes de estas razas se reúnen en concilio y deciden que hay que arrojar el Anillo en el Monte del Destino: la casi imposible misión le es encomendada a Frodo, un hobbit, y le dan ocho acompañantes para hacer frente a los nueve Nazgûl servidores de Sauron. En “Las dos Torres” comienzan las guerras entre Hombres y Orcos. Frodo y Sam, su sirviente, se separan del resto de la Comunidad del Anillo para llevar a cabo la misión en solitario.


En “El Retorno del Rey” se descubre que uno de los integrantes de la Comunidad es descendiente directo de los grandes reyes de Oesternesse; toma el mando de los ejércitos de los Hombres e intenta recuperar el reino de Gondor de las manos de los Orcos. Entretanto, Frodo y Sam se internan en el país del maléfico Sauron, intentando desesperadamente cumplir la misión que les ha sido encomendada. Es preferible que el desenlace lo descubra el lector por sí mismo, dado lo inesperado y apoteósico del mismo. Éste es, a grandísimos rasgos, el argumento de “El Señor de los Anillos”, aunque, como bien saben los que han leído esta deliciosa obra, es imposible plasmar en un resumen todas las historias que se cruzan y entremezclan, todos los inolvidables personajes, los conmovedores paisajes, las épicas batallas y luchas…


Esta novela se ha convertido en una obra de culto, y su influencia en la literatura posterior es tan grande, que resulta imposible imaginarse la literatura fantástica de la segunda mitad del siglo XX sin ella. En la actualidad, se está dando una cierta proliferación de trilogías y libros que intentan imitar infructuosamente a “El Señor de los Anillos”, pero las comparaciones son totalmente odiosas: la obra de Tolkien sigue brillando con luz propia y merecida en el primer lugar de la literatura fantástica, y es previsible que ahí siga durante mucho tiempo.


Es de destacar que se hizo una versión cinematográfica, llevada a cabo por R. Bakshi (1978). Más recientemente se publicó un juego de rol basado en este libro (“El Señor de los Anillos: Juego de Rol en la Tierra Media”), y se considera que ha sido el más vendido en España. El año pasado ha salido al mercado un juego de cartas coleccionables con el mismo título, y hay que reseñar la excelente calidad que alcanzan algunas ilustraciones. En el mercado se pueden encontrar multitud de pósters, camisetas, colgantes, pegatinas, etc. con temas sacados del Señor de los Anillos. Ningún amante de la fantasía y de la imaginación puede perderse un libro tan maravilloso e increíble como éste.


CAZANDO LEONES

7 de diciembre de 2007

Como ya os he dicho, me he matriculado del trabajo de investigación para continuar el Doctorado, por lo que estos días de puente los estoy aprovechando para investigar en el Archivo de la Catedral de León. Entre los privilegios rodados de Fernando II estoy encontrando muchos leones, algunos de los cuales son soberbios, aunque la mayoría hoy nos pueden parecer "poco favorecidos".

Poco a poco, con mi cámara voy completando una especie de colección particular de leones medievales. Ya tengo los de San Isidoro, la Catedral de Salamanca y el Archivo Diocesano de Salamanca (donde se encuentra, en mi opinión, el ejemplar más hermoso). Todavía me faltan los de la Catedral de Zamora, y todos los de Asturias y Galicia, así como multitud de archivos más pequeños, pero tiempo al tiempo.


Related Posts with Thumbnails